Estaremos en mantenimiento el 24 de febrero desde las 4am hasta las 4pm. Lamentamos los inconvenientes.
Promocione sus productos o servicios con nosotros
Enero de 2018 Página 1 de 2

GE Healthcare: de proveedor de tecnología a dotador de soluciones

Carlos Bonilla, Editor de El Hospital, con la colaboración de Silvia Gamba

Entrevista a Luiz Verzegnassi, presidente y CEO para América Latina de GE Healthcare, sobre el papel del paciente en nuevos dispositivos y planes en la región.

En el marco de la última edición de RSNA, la asamblea científica y exposición comercial de la Sociedad Radiológica de América del Norte celebrada a finales del año pasado en Chicago, Estados Unidos, GE Healthcare introdujo un sistema de mamografía que permite al propio paciente ajustar los niveles de compresión de su mama mediante un control remoto, y una aplicación digital a través de la cual el técnico puede identificar en tiempo real la calidad de las imágenes de una mamografía y así evitar la repetición de los exámenes.

Además de novedosos, estos dos productos bien pueden ejemplificar el cambio de paradigma por el que atraviesa esta compañía, de cómo este importante proveedor de tecnología se está transformando en un dotador de soluciones.

En entrevista exclusiva para El Hospital, Luiz Verzegnassi, presidente y CEO para América Latina de GE Healthcare, explica que este nuevo paradigma consiste en escuchar los problemas del cliente para, de esa manera, desarrollar juntos soluciones.

“El éxito se debe al hecho de que estos productos fueron concebidos con el paciente en mente”, señala en relación a la respuesta del mercado. Y es que ellos refuerzan dos de los principales aspectos que permiten que la mamografía —un procedimiento fundamental a la hora de prevenir el cáncer de seno— sea una experiencia muchas veces traumática para las pacientes.

En una mamografía convencional se comprime la mama de una paciente para luego ser expuesta a rayos X, de lo cual resultan imágenes que permiten ver si hay alguna anomalía. La compresión es importante porque ayuda a que estas imágenes sean más nítidas, pero está lejos de ser placentera, e incluso puede resultar dolorosa.

El sistema desarrollado por GE busca mejorar esa experiencia a través del autocontrol. "Lo que hicimos fue empoderar al paciente en el punto más crítico del examen, que es la compresión de la mama. La paciente puede operar la compresión desde un control remoto. Al escoger el nivel que necesitan para el examen sienten que fue un buen examen solo porque tenían el poder”, asegura Verzegnassi.

Lo que hicimos fue empoderar al paciente en el punto más crítico del examen, que es la compresión de la mama. La paciente puede operar la compresión desde un control remoto. Al escoger el nivel que necesitan para el examen sienten que fue un buen examen solo porque tenían el poder”,

asegura Verzegnassi.

El directivo de GE agrega: “Es una tecnología disruptiva. El técnico solo está ahí para acompañar a la paciente durante el examen. La respuesta del mercado ha sido fantástica y globalmente ya tenemos 700 órdenes del equipo. Tiene un costo razonable y pronto llevaremos esta tecnología a Latinoamérica”.

Muchas veces, una posición inadecuada durante el examen puede ser el motivo para repetirlo, pues se compromete la calidad de las imágenes al punto que no son legibles para los radiólogos. De acuerdo con el vocero de GE Healthcare, la repetición de una mamografía puede generar ansiedad en la paciente, “la repetición conlleva a un costo económico y sobre todo psicológico para la paciente. Eso precisamente es lo que buscamos evitar con la aplicación de GE: ver las imágenes de manera inmediata y prevenir la repetición de exámenes”.

“En Brasil, por ejemplo, tenemos un gran cliente que realiza exámenes en áreas rurales y la tasa de repetición es del 60 %. Esto es muy malo porque las imágenes tienen que ser llevadas a áreas urbanas en donde están los radiólogos, quienes –la mayoría de veces– no pueden leer el examen y ordenan su repetición. Después de probar esta tecnología la tasa de repetición pasó del 60 % al 40 % y después al 5 %. Es fascinante pensar en toda la gente que estamos impactando”, asegura Verzegnassi.

Es decir, la aplicación mejora tanto la comodidad como la productividad de la mamografía, y se puede usar en hospitales o cualquier otra institución que realice este tipo de exámenes. El presidente y CEO para América Latina de GE Healthcare resalta que esto se logra poniendo en el centro al paciente y con el trabajo con todo tipo de herramientas digitales que caracteriza a su compañía; y cree que, como esta, otras aplicaciones se volverán cada vez más normales: “el futuro será brillante y vendrá muy rápido”.

Todo esto tiene que ver con la Industria 4.0. Al respecto, Verzegnassi esboza tres líneas de trabajo prioritarias: la máquina será cada vez más inteligente, siendo capaz de practicar y leer diagnósticos; el paso a lo digital, embebiendo a las máquinas con el software que cada cliente necesita; y el desarrollo de la inteligencia artificial en todas las áreas.


Palabras relacionadas:
Novedades en mamografía para Latinoamérica, noticias de GE Healthcare en Latinoamérica, equipos para mamografía de GE Healthcare, aplicaciones digitales para imágenes diagnósticas, novedades en equipos para mamografía, mercado de dispositivos médicos en Latinoamérica. industria 4.0 en salud, entrevista a Luiz Verzegnassi, industria de tecnología médica en América Latina.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Imágenes diagnósticas y Medicina nuclear

Documentos relacionados