Promocione sus productos o servicios con nosotros
Abril de 2016 Página 2 de 2

Factores pronósticos de la ventilación mecánica

Ing. Javier Camacho

Ventilación no invasiva

La ventilación mecánica no invasiva (VMNI) se define como un soporte ventilatorio externo administrado sin necesidad de intubación, por lo tanto busca los mismos efectos que la ventilación mecánica invasiva (VMI). Esta técnica se ha convertido en un método de elección para tratar múltiples enfermedades, su utilización ha tenido un crecimiento exponencial en la terapia de la insuficiencia respiratoria aguda y crónica [7]. Se pronostica que los fabricantes ampliarán mucho más la oferta tecnológica en el sector salud para Latinoamérica, de hecho compañías como Smiths Medical, Philips Respironics, Inc., Maquet GmbH & Co. KG, Covidien PLC y Dräger Medical GmbH ya trabajan en ello. Por lo tanto, se estima un aumento considerable de VMNI en las instituciones de salud, siendo esto una oportunidad favorable para este mercado [4].

“La incorporación en los ventiladores de diferentes parámetros de liberación medidos de manera precisa y continua generan una expectativa interesante para las investigaciones en el tema y mejora el éxito en el proceso de desconexión de los pacientes. Compañías como Hamilton Medical (Suiza) han incorporado mediciones tales como la presión esofágica, el volumen de CO2 espirado, el producto tiempo presión, las mediciones de la mecánica respiratoria en todos los modos ventilatorios y sin requerimiento de pausas o maniobras especiales, lo que le ha permitido comercializar el primer modo ventilatorio de lazo cerrado completo (Intellivent ASV)”, afirma León Darío Jiménez, gerente comercial de Emco.

Riesgos por controlar

Aumento de pacientes con neumonía

La neumonía asociada a los ventiladores es la infección más común en las unidades de cuidado intensivo y lidera la mortalidad relacionada con infecciones, atribuida entre 30 y 50 %; de hecho, la frecuencia de casos mortales ha superado el 70% en algunos casos [7] (Villamil, Vargas y Oliveros, 2009). A su vez, alarga la hospitalización de los pacientes y triplica los costos por cada uno de ellos [8]. Es importante considerar las recomendaciones más apropiadas para su diagnóstico y control, entre otras, el uso de VM protectora “profiláctica” con volúmenes corrientes de 6-8 ml/kg (peso ideal) y con una presión positiva al final de la espiración inicial de 8 cm titulada de acuerdo con el comportamiento de la oxigenación de cada paciente [9].

Desconexiones del ventilador

La morbilidad y mortalidad relacionadas con la desconexión accidental de los VM ha sido un tema complejo que por años han analizado, a través de casos de estudio clínicos y por reportes realizados, instituciones como la Joint Commission [10] y el ECRI Institute. Y es que una desconexión parcial o total del ventilador puede generar, entre otros, anoxia, daño cerebral y hasta la muerte del paciente. A pesar de que los VM incorporan diferentes técnicas para alarmar al personal clínico, tales como la baja presión o bajo volumen minuto, las cuales se activan cuando ocurre una desconexión de mangueras o accesorios, ECRI ha investigado casos de eventos adversos serios en los cuales los niveles de alarma o las configuraciones de estas no son las apropiadas y por lo tanto el personal médico no las escucha o, en el peor de los casos, son ignoradas [11]. Latinoamérica tiene el reto de armonizar el trabajo multidisciplinario de los profesionales del sector salud, quienes deberán desarrollar y documentar nuevas políticas que permitan propiciar buenas prácticas con el uso adecuado de los VM, asegurar una conexión apropiada de los accesorios y una configuración de las alarmas según la necesidad del paciente.

Entrenamiento al personal asistencial

ECRI estima que el 70% de los accidentes y fallas con la tecnología médica ocurren a causa de errores del usuario, por ejemplo una mala configuración del VM puede conducir a una lesión pulmonar inducida por el equipo o incluso a la muerte del paciente. Estrategias de protección pulmonar (por ejemplo el uso de volumen tidal bajo), son características y modos de ventilación avanzados que están disponibles para ofrecer una ventilación más segura. Sin embargo, estas técnicas suelen ser desconocidas o subutilizadas a causa de la falta de educación continua y de entrenamientos adecuados, por lo tanto la no comprensión de la complejidad tecnológica por parte del personal asistencial acarrea confusiones que generan eventos adversos [12]. El desafío para las instituciones de salud y los proveedores será, por lo tanto, generar estrategias conjuntas que permitan entrenar con calidad a todos los usuarios de VM, propiciando así el uso eficiente y seguro de esta tecnología.

 

Artículo proveniente del suplemento Colombia de la edición impresa Abril-Mayo de 2016 de El Hospital con el código EH0416VENCOL

Fin.

Palabras relacionadas:
Terapias respiratorias, respiración mecánica, respiradores mecánicos, ventilación para pacientes, avances en respiración mecánica, estrategias de respiración mecánica, estrategias de tratamiento respiratorio para pacientes, avances tecnológicos de respiración mecánica

Acerca del autor

Ing. Javier Camacho

Ing. Javier Camacho

Ingeniero biomédico y Magister en Gestión de innovación tecnológica.
x
Fernando Giraldo Zuluaga
25 de marzo de 2020 a las 13:40

Gracias al Ing. Javier Camacho, por socializar esta información, la cual cobra especial relevancia ahora que estamos en esta situación de Pandemia, divido al COVID - 19; Un equipo multidisciplinario de profesionales estamos trabajando, buscando alternativas para minimizar el impacto en la sociedad. Attn. Ing. Electricista Universidad del Valle Instructor, SENA - Saloma , CALI.

Manuel Garrido
10 de junio de 2016 a las 13:04

Gracias, artìculos como estos nos ayudan mucho, yo me dedico a la venta de equipos de ventilación.

Juliana
18 de abril de 2016 a las 10:53

Excelente que las personas que no somos del sector médico podamos tener acceso a información de interés que nos acerca a situaciones y conceptos relevantes de forma tan clara ¡Muy buen artículo!

Gabriel
14 de abril de 2016 a las 17:28

Felicito al autor por su artículo. Aunque no soy parte de la comunidad científica de las ciencias de la salud, ni soy ingeniero biomédico, como sociólogo valoro el interés del artículo para el público en general, su claridad, y rigor expositivo. Su mayor mérito en mi opinión es que ofrece ideas para anticipar los riesgos que la tecnología VM puede ayudar a moderar y que para los hospitales y otros centros de atención les permitirá modernizarse y anticiparse a las nuevas demandas por este tipo de tecnologías.

JAVIER
03 de mayo de 2016 a las 16:24

Valoro inmensamente sus comentarios, el punto de vista de otros profesionales es importante para enriquecer el panorama de estos temas, en especial de aquellos como usted que han sido formadores, saludos.

Notas complementarias

Sección patrocinada por

Otras noticias de Anestesia, urgencias y cuidado intensivo

Documentos relacionados