Promocione sus productos o servicios con nosotros
Agosto de 2019 Página 1 de 2

Experiencia en la Fundación Valle del Lili con la técnica de reemplazo total de cadera AMIS

Por Alfredo Sánchez Vergel, MD

El abordaje anterior directo de la cadera (AMIS) es una nueva forma de implantar la prótesis, al utilizar un manejo diferente a los usados tradicionalmente.

La cirugía de reemplazo total de cadera fue considerada en el año 2007 por la revista Lancet, (volumen 370, edición 9597, P1508-1519, octubre 27 de 2007) como la cirugía del siglo por el impacto que tiene en la recuperación en la calidad de vida los pacientes que sufren de artrosis de cadera.

Este procedimiento quirúrgico, cuyos orígenes se remontan a los años 60, consiste en cambiar la cabeza del fémur por un vástago femoral y el acetábulo, que es la cavidad con la cual se articula la cabeza del fémur por un elemento, conocido como copa acetabular.

La prótesis total de cadera se puede juntar al hueso básicamente de dos formas: al utilizar un cemento, el cual es un polímero similar al que se usa en odontología que se interdigita en el hueso y en la prótesis, fijándolo firmemente. La otra opción es sin cemento, esto quiere decir que la unión de la prótesis al hueso, se logra gracias al crecimiento del hueso en la superficie rugosa del implante. El tipo de fijación que se utiliza depende de la calidad del hueso del paciente y de las preferencias del cirujano.

Los avances en los conocimientos en biomecánica, biomateriales, metalurgia, medicina, etc, han permitido que los reemplazos totales de cadera hayan logrado una sobrevida mayor de 10 años en el 95 % de los casos.

Otro aspecto importante para el buen funcionamiento y la duración de la prótesis de cadera es la superficie que une el vástago femoral y la copa acetabular, es decir, la cabeza de la prótesis y el inserto acetabular, conocidas como los pares de fricción. Estos pueden ser de diferentes tamaños y materiales como cerámica, metal o polietileno, y la elección de uno u otro es una decisión que toma el cirujano, según las características del paciente y sus propias preferencias.

La articulación de la cadera ayuda a mantener el equilibrio y soporta el peso del cuerpo en todos sus movimientos. El extremo superior del hueso de la pierna (fémur) tiene una cabeza redondeada (cabeza femoral) que encaja en una cavidad (acetábulo) en la pelvis para formar la articulación de la cadera.

Durante la cirugía de prótesis total de cadera, la parte dañada de la cadera se elimina y se reemplaza con implantes, llamados componentes. El cirujano selecciona los componentes que son mejores para el paciente, dependiendo de su edad, nivel de actividad y tipo de cuerpo. Ver gráfica 1.

Gráfica 1

Gráfica 1. Prótesis total de cadera.

Impacto de los reemplazos de cadera y AMIS

Los avances en los conocimientos en biomecánica, biomateriales, metalurgia, medicina, etc, han permitido que los reemplazos totales de cadera hayan logrado una sobrevida mayor de 10 años en el 95 % de los casos. También que los pacientes y cirujanos, según los últimos reportes en la literatura (Lancet, volumen 393, edición 10172, P647-654, febrero 16 de 2019), confíen en que un reemplazo total de cadera dure al menos 25 años en el 58 % de los casos.

El aumento evidente en la sobrevida de los reemplazos de cadera ha hecho que una cirugía inicialmente ideada para pacientes mayores, sea utilizada con mayor frecuencia en pacientes más jóvenes, lo cual supone un reto adicional para los cirujanos.

En la Fundación Valle del Lili, en Cali, Colombia, no solo estamos operando pacientes más jóvenes sino que también los pacientes mayores son cada vez más activos y tienen más expectativas sobre el resultado de la cirugía. Además, no solo quieren mejorar el dolor producido por la artrosis de cadera sino también retornar cuanto antes a la actividad física previa y tener el menor tiempo posible de incapacidad laboral.

Existe evidencia en la literatura que demuestra cómo al usar este abordaje la atrofia de los músculos alrededor de la cadera, examinada con resonancia magnética, es menor que la que se observa con el uso de los abordajes ‘tradicionales.

Pensando en la satisfacción de los pacientes, se ha organizado un equipo humano para el cuidado interdisciplinario, integrado por fisiatras, fisioterapeutas, anestesiólogos y cirujano de reemplazo articular, para lograr una cirugía menos invasiva con poco dolor y sangrado, y un retorno más rápido a la actividad física. Parte integral de este esquema de cuidado, es el uso de una nueva forma de implantar la prótesis, al utilizar un abordaje diferente a los usados tradicionalmente, conocido como el abordaje anterior directo de la cadera (AAD) o AMIS.

El abordaje tipo AMIS, cuya sigla en inglés es Anterior Minimally Invasive Surgery, es un verdadero abordaje mínimamente invasivo porque permite implantar la prótesis de cadera de forma segura, sin necesidad de romper ningún músculo, por un plano internervioso e intermuscular, lo que facilita la rehabilitación rápida del paciente, le evita la cojera, y le disminuye el dolor y el riesgo de luxación.


Palabras relacionadas:
adopción de la tecnología AMIS en Colombia, adopción de la tecnología AMIS en la Fundación Valle del Lili, avances en procedimientos quirúrgicos en Colombia, innovación en procedimientos quirúrgicos en Colombia, ¿qué es el abordaje tipo AMIS?, ¿prótesis de cadera en Colombia, qué tan bueno es?, ¿el reemplazo total de cadera tiene un requisito de edad?, ¿cuál es el procedimiento quirúrgico en el reemplazo total de cadera?, aspectos que determinan la duración de la prótesis de cadera.

Acerca del autor

Por Alfredo Sánchez Vergel, MD

Por Alfredo Sánchez Vergel, MD

Ortopedista de la Fundación Valle del Lili, en Cali, Colombia. Especialista en Cirugía de Cadera y Reemplazos Articulares, reconocido con el diploma de honor ‘Daniel Borrero Duran’ por la Sociedad Colombiana de Cirugía Ortopédica (SCCOT), en 2017.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Anestesia, urgencias y cuidado intensivo