Promocione sus productos o servicios con nosotros
Julio de 2004 Página 2 de 3

Evaluación de las cardiopatías congénitas con TAC multicortes

Gilkeson, R.C.

Debido a la importancia de optimizar la intensificación vascular de las estructuras debidas, se emplean bolos programados automáticamente. Es importante la discusión del caso con el médico tratante, porque la comprensión de los aspectos anatómicos determina la colocación del dispositivo de programación de los bolos: si el problema es coartación de la aorta, el dispositivo de trazado de bolo se coloca en la aorta ascendente; si el problema es estenosis de la arteria pulmonar, el trazador de bolo se coloca en el ventrículo derecho o en la arteria pulmonar proximal. El puerto de ECG se utiliza solamente en circunstancias muy específicas, por las altas dosis de radiación necesarias con esta técnica. En pacientes mayores con sospecha de anomalías coronarias, se puede utilizar el puerto de ECG con dosis moduladas. En niños menores, el tamaño pequeño de las coronarias y las altas frecuencias cardiacas limitan el uso del puerto cardiaco.

Actualmente tomamos todas las imágenes de TC de cardiopatías congénitas con nuestro escáner MxIDT 16-cortes (Philips Medical Systems, Cleveland, USA), aunque en nuestra experiencia inicial utilizamos primero el MX8000 4-cortes. En nuestros pacientes pediátricos tomamos de rutina imágenes en cortes de 1mm de espesor.

Con el escáner de 4-cortes el espesor era de 2mm con superposición de 50% en la reconstrucción, lo que resultaba en una disposición de imágenes de 1mm. Con el MxIDT 16-cortes la obtención es de 1mm con superposición de 50% en la reconstrucción, lo que da una disposición de imágenes de 0,5 mm. En lactantes, se inyecta manualmente un bolo de contraste con un volumen de contraste de 2cc/kg. Todas las imágenes se revisan en modos axial y MIP en una estación de trabajo MX View. Nuestros médicos remitentes particularmente quieren la información anatómica con volumen, y a menudo revisamos con ellos sus pacientes en la estación de trabajo. En ciertos casos, en los que se sospechan anomalías de las vías aéreas, se pueden llevar a cabo imágenes endoscópicas virtuales.

En la evaluación de cardiopatías congénitas, se nos pide que evaluemos áreas anatómicas específicas. Como se describió previamente, éstas corresponden a interrogantes anatómicos que resultan de la limitada información que arroja el ecocardiograma. Para propósitos de esta discusión, éstas se organizarán como: anomalías aórticas, de las arterias pulmonares y de las arterias coronarias.

Anomalías aórticas congénitas
En la evaluación de las anomalías aórticas congénitas, el examen de TC más frecuentemente solicitado es el de evaluación de la coartación aórtica. Aunque la RMN ha sido el método tradicional de toma de imágenes y proporciona excelente información anatómica y hemodinámica [6], el TC multicortes se ha convertido en el método de toma de imágenes de elección para muchos pacientes por su velocidad. Esta técnica ofrece visualización óptima de las colaterales aórticas (Figura 1a) y la técnica de angioscopia virtual le añaden perspectiva (Figura 1b).

La cobertura anatómica integral del TC multicortes permite la visualización total de la aorta, lo que suele ser importante en anomalías congénitas complejas como el síndrome de Williams (Figura 2).

Anomalías de la arteria pulmonar
Aunque la arteria pulmonar principal se puede examinar fácilmente mediante ecocardiografía, las arterias pulmonares periféricas no se observan bien. La TC muestra claramente cualquier estenosis pulmonar periférica y con frecuencia puede evitar la necesidad de la invasiva angiografía por cateterismo (Figura 3).

Las anomalías complejas de la arteria pulmonar principal y de la aorta se pueden visualizar fácilmente con TC multicortes, y estas imágenes se utilizan de rutina como mapas de ruta para futuras intervenciones quirúrgicas (Figura 4).

Anomalías de la vena pulmonar
Con frecuencia, las anomalías congénitas de las venas sistémicas y pulmonares son difíciles de visualizar con ecocardiografía. Nos solicitan hacer estas evaluaciones cuando hay agrandamiento inexplicable del ventrículo derecho, ya que una causa importante de agrandamiento de la cámara derecha es el retorno anómalo por las venas pulmonares (Figura 5).

Con una programación adecuada del bolo de contraste, estas anomalías venosas se visualizan fácilmente con el TC multicortes. Las anomalías de las venas pulmonares y sistémicas con frecuencia pueden causar un cuadro ecocardiográfico confuso y pueden ser bien demostradas con el TC multicortes (Figura 6 , 7 ).

Anomalías de la arteria coronaria
Con la notoria mejoría en la velocidad de toma de imágenes posible con el TC multicortes, hemos visualizado un número creciente de anomalías de la arteria coronaria en nuestra población pediátrica.

Aunque es una condición relativamente rara, la enfermedad de Kawasaki puede afectar las arterias coronarias, ocasionando dilatación y aneurismas de la arteria coronaria. Hemos podido tomar imágenes no invasivas en esta población, y hacerlo en algunos casos sin el puerto de ECG (Figura 8). En casos seleccionados, utilizamos el puerto ECG para evaluar posibles anomalías congénitas de las arterias coronarias (Figura 9).

x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Imágenes diagnósticas y Medicina nuclear