Promocione sus productos o servicios con nosotros
Vancouver, Canadá - Abril de 2018

Estimulación epidural mejoraría la presión arterial después de una lesión de médula espinal

Especialistas realizaron un estudio para investigar si la estimulación epidural lumbosacra podría optimizarse para controlar las funciones cardiovasculares.

Investigadores de la Universidad de Columbia Británica en Vancouver, Canadá, realizaron un estudio experimental en un hombre de 30 años de edad con una lesión crónica motora completa en C5 para investigar si la estimulación epidural lumbosacra podría optimizarse para controlar las funciones cardiovasculares, en especial la presión arterial (PA).

En el estudio se llevaron a cabo una serie de pruebas para determinar los parámetros de incitación óptimos para aumentar la presión arterial en la posición sentada. En el día experimental principal, los investigadores evaluaron la PA latido a latido a través de fotopletismografía de dedo, función cardíaca mediante ecocardiografía transtorácica, flujo sanguíneo cerebral y acoplamiento neurovascular con Doppler transcraneal y electromiografía de tronco/miembro inferior.

Todos los procedimientos se evaluaron en un inicio en posición supina y luego en respuesta a una inclinación de cabeza de 60° con y sin estimulación epidural. Luego, el paciente aplicó diferentes programas hasta por 45 minutos cada día, transmitiendo impulsos eléctricos que imitaban las señales que emanaban del cerebro. El estudio fue publicado en la revista JAMA Neurology.

“Los problemas de movilidad o parálisis son las consecuencias más visibles de una lesión de la médula espinal, sin embargo como médico, sé que muchos de los pacientes sufren otras consecuencias invisibles. Muchos tienen presión arterial anormal y disfunciones en la vejiga y el intestino que pueden ser bastante devastadoras”, señaló el autor principal, el profesor Andrei Krassioukov.

Los problemas de movilidad o parálisis son las consecuencias más visibles de una lesión de la médula espinal, sin embargo como médico, sé que muchos de los pacientes sufren otras consecuencias invisibles. Muchos tienen presión arterial anormal y disfunciones en la vejiga y el intestino que pueden ser bastante devastadoras”

, señaló el autor principal, el profesor Andrei Krassioukov.

“Estos datos preliminares sugieren que la neuroprotección epidural puede proporcionar un complemento importante a los agentes farmacológicos que a menudo son de acción lenta con efectos adversos indeseables”, agregó.

Los resultados revelaron que la estimulación resolvió la hipotensión ortostática, una condición debilitante y prevalente en lesiones crónicas de la medula espinal, con el aumento de la PA en respuesta a la incitación bien controlada.

Además, el procedimiento evitó la disminución ortostática inducida en el flujo sanguíneo de la arteria cerebral media, la mejora del acoplamiento neurovascular y la resolución de los síntomas ortostáticos inducidos, incluidos aturdimiento, mareos y escasa concentración que se informaron por sí mismos sin estimulación.

El procedimiento también evitó la reducción del volumen telediastólico durante la inclinación, y preservó así el volumen sistólico y el gasto cardíaco. El paciente fue equipado con una unidad de estimulación de médula espinal epidural e implantado con el conjunto de electrodos en niveles vertebrales T11-L1, con la ubicación confirmada por medio de radiografía.


Palabras relacionadas:
Pacientes con lesiones crónicas de médula espinal, tratamiento para lesión de médula espinal, estimulación epidural, manejo de la presión arterial, manejo de la presión arterial en pacientes con lesión de médula espinal, nuevas técnicas en rehabilitación de pacientes
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Medicina interna y subespecialidades

Documentos relacionados