Promocione sus productos o servicios con nosotros
Octubre de 2011 Página 4 de 4

Estimulación cerebral profunda para el control de trastornos del movimiento refractarios

Equipo editorial de El Hospital, en colaboración con el doctor Jairo Espinoza

Patel et al. reportaron el caso de un hombre al que se estaba tratando de síndrome de dolor crónico del lado izquierdo consecutivo a un accidente cerebrovascular, mediante el empleo de ECP de la sustancia gris periacueductal y periventricular ventrolateral. Aunque la ECP no proporcionó un alivio duradero del dolor, disminuyó la presión arterial, la cual con anterioridad había fluctuado en cifras elevadas consideradas como hipertensión, pese al tratamiento con cuatro fármacos antihipertensivos. La desactivación del estimulador producía un incremento de la presión arterial, en tanto que su activación volvía a reducir la presión arterial. La estimulación de esta zona puede producir una reducción considerable y sostenida de la presión arterial en un paciente con hipertensión resistente al tratamiento, lo que parece ser eficaz, pues se podría retirar todo medicamento antihipertensivo. Las respuestas de reducción del dolor fueron satisfactorias durante unos cuatro meses, pero este luego reapareció, lo cual no es infrecuente en los síndromes de dolor central que se tratan con medios quirúrgicos [5].

Se recomienda que los pacientes que pueden mejorar con la cirugía funcional, y en los que hay falla del manejo médico, no sean intervenidos de forma tardía; que no se considere esta como último recurso, ya que si el enfermo llega muy deteriorado al procedimiento, este puede estar contraindicado o no mejorarlo de forma importante. La ECP busca mejorar los síntomas y no curar la enfermedad. Como no daña el tejido cerebral sano ni destruye las células nerviosas, el procedimiento puede revertirse cuando se encuentren otras alternativas terapéuticas.

Nota de la Editora: Agradecemos a Lynda Pike, de Medtronic Latinoamérica, por informarnos sobre la experiencia del doctor Espinoza en ECP y facilitarnos su contacto.

Fin.

Acerca del autor

Equipo editorial de El Hospital, en colaboración con el doctor Jairo Espinoza

Equipo editorial de El Hospital, en colaboración con el doctor Jairo Espinoza

Neurocirujano, presidente de la Sociedad Latinoamericana de Neurocirugía Funcional y Estereotaxia (SLANFE); presidente del capítulo de estereotaxia y cirugía funcional de la FLANC; miembro directivo de la Sociedad Mundial de Neurocirugía Estereotáctica y Funcional (WSSFN); hace parte de la Clínica de Movimientos Anormales de la Clínica de Marly, Bogotá, Colombia; jefe de la Clínica de Movimientos Anormales y Dolor (CIMAD), Bogotá, Colombia.
x
GRALD(SP) EDGAR FERNANDO
27 de febrero de 2015 a las 11:11

Por favor necesito urgente hablar con el Dr. Jairo Espinoza Martínez. Mi esposa Susan del Rosario Yépez se encuentra muy delicada de salud y por recomendación del Dr. Silvano Dávila del Salto Neurocirujano de Quito Ecuador recomienda que mi esosa debe ser intervenida por el Dr. Espinoza, ya que ella desde 3 años tiene movimientos y esta calificada su enfermedad como DISTONIA. Mi correo es efnaranjoy@gmail.com y mis números telefónicos son del domicilio 2490332 y de mi celular 0997531343

aura rosa
30 de octubre de 2014 a las 18:05

a donde puedo llamarlo y la cirugía las hace por parte de la eps

María Eugenia
03 de marzo de 2018 a las 09:07

Desde El Salvador, desearía saber si hay algún correo donde pueda escribirle al Dr. Espinosa. Mi esposo tiene 55 años y padece desde hace 13 años y en nuestro país el ISSS apenas comienza las operaciones y son 1200 pacientes, mi esposo ya presenta movimientos involuntarios y otros síntomas que antes no tenía. Estoy desesperada, porque no tenemos recursos económicos para pagar particular $75,000 que vale la operación en El Salvador y en el ISSS solamente harán 5 operaciones en el año, pero para ser candidato es bien difícil si no se tiene influencias. Nos contó un neurólogo que el Dr. Jairo Espinosa vino a nuestro país a realizar algunas operaciones pero no nos dimos cuenta. ¿Cómo podríamos contactarlo? Nos han dicho que él es muy humano. Mi esposo está joven y desea trabajar y recuperarse, para volver al trabajo de la Iglesia (somos católicos), él es un gran esposo y padre. ¡Por favor ayúdennos!! Gracias por escucharme y atenderme.

Notas complementarias

Sección patrocinada por

Otras noticias de Cirugía

Documentos relacionados