Promocione sus productos o servicios con nosotros
Octubre de 2011 Página 3 de 4

Estimulación cerebral profunda para el control de trastornos del movimiento refractarios

Equipo editorial de El Hospital, en colaboración con el doctor Jairo Espinoza

La batería del generador puede durar entre dos a cinco años, y tiene que reemplazarse junto con él, bajo anestesia general [1]. Halpern et al. encontraron que la vida de la batería de los sistemas bilaterales es significativamente más larga que la de los unilaterales, y también permite voltajes más altos, un uso más prolongado en el modo monopolar, y un mayor número de electrodos de contacto [8]. En época reciente se han introducido al mercado dispositivos accionados con baterías no recargables, que no requieren mantenimiento y pueden proporcionar el estímulo continuo al paciente por múltiples años. De igual forma, generadores compatibles con el ambiente de resonancia magnética.

La ECP mejora las características motoras de la enfermedad de Parkinson, que incluyen rigidez, temblor, bradiquinesia, disturbios en la marcha y fluctuaciones motoras [1], y la estimulación del generador se ajusta con facilidad, sin cirugía, cuando cambia el estado del paciente [6].

Aunque la mayoría de los pacientes aún necesitan tomar medicamentos después de someterse a ECP, muchos experimentan una reducción considerable de los síntomas y son capaces de disminuirlos mucho. La cantidad de reducción varía entre los pacientes, pero puede ser considerablemente menor en la mayoría de ellos. La reducción en la dosis de los medicamentos lleva a una mejora significativa en los efectos secundarios, como las disquinesias. En algunos casos la estimulación en sí puede suprimir las disquinesias sin una reducción del medicamento [6].

Castrioto et al. encontraron que la ECP, en conjunto con los medicamentos, mejora los síntomas motores de la enfermedad de Parkinson a largo plazo, al menos diez años, pero no detiene el avance de la afección con el tiempo [7].

Aunque la ECP es relativamente segura, conlleva riesgos, como toda cirugía. La mayoría de las complicaciones son menores y sin morbilidad a largo plazo. Doshi . evaluó la incidencia de complicaciones asociadas al hardware y la cirugía para la implantación del ECP, para una gama de enfermedades del movimiento, por un periodo entre 12 y 129 meses. El 15,6% de los pacientes desarrollaron complicaciones, erosión e infección (4,5%), confusión (3,9%), migración del electrodo (2,5%), crisis vagales (1,9%) y mal funcionamiento del generador (1,4%). La confusión es más frecuente en los pacientes mayores de 65 años, por lo que ellos y sus familiares deben aceptar esta morbilidad transitoria [10]. Sin embargo, con una buena preparación parece que las complicaciones serias son poco comunes y evitables [1].

La embolia venosa de aire es una potencial complicación durante los procedimientos neuroquirúrgicos, en particular en la posición sentada. Chang et al. encontraron que a pesar de que la incidencia en la ECP es baja, el pronto reconocimiento de sus síntomas (tos, desaturación de oxígeno e hipotensión), y su adecuado manejo es crítico para evitar complicaciones mayores [11].

Se requiere cuidado en el manejo de los pacientes que ya tienen implantado un ECP, ya que puede interferir con otros monitores y dispositivos terapéuticos, a veces con severas consecuencias

Ver Tabla 3. Dispositivos que pueden potencialmente interferir con un neuroestimulador [1]

A pesar de que el mecanismo de acción exacto de la ECP no es claro, ante el éxito en los pacientes con Parkinson sus aplicaciones se han expandido a otros desórdenes, tales como el temblor esencial, distonía, dolor crónico y enfermedades siquiátricas, cuyos síntomas no pueden ser controlados adecuadamente con medicamentos [1, 6].

El globo pálido interno ha sido el foco primario para la ECP, para tratar las distonías severas refractarias a la medicación. Sin embargo, algunos pacientes con distonía cervical primaria o segmentaria desarrollan bradiquinesia sutil en regiones previamente no distónicas del cuerpo durante esta estimulación. Ostrem et al. encontraron que la ECP en el núcleo subtalámico bilateral mejora en forma significativa la distonía, sin efectos colaterales de bradiquinesia, y puede ser una alternativa a la del globo pálido interno para tratar la distonía cervical [3].

Se están llevando a cabo estudios para evaluar la efectividad de la ECP en el manejo de la epilepsia refractaria al tratamiento [9].

En la depresión mayor resistente al tratamiento, Lozano et al. encontraron con ECP una tasa de respuesta de casi el 60%, con remisión en cerca de la tercera parte de los pacientes [4].

Acerca del autor

Equipo editorial de El Hospital, en colaboración con el doctor Jairo Espinoza

Equipo editorial de El Hospital, en colaboración con el doctor Jairo Espinoza

Neurocirujano, presidente de la Sociedad Latinoamericana de Neurocirugía Funcional y Estereotaxia (SLANFE); presidente del capítulo de estereotaxia y cirugía funcional de la FLANC; miembro directivo de la Sociedad Mundial de Neurocirugía Estereotáctica y Funcional (WSSFN); hace parte de la Clínica de Movimientos Anormales de la Clínica de Marly, Bogotá, Colombia; jefe de la Clínica de Movimientos Anormales y Dolor (CIMAD), Bogotá, Colombia.
x
GRALD(SP) EDGAR FERNANDO
27 de febrero de 2015 a las 11:11

Por favor necesito urgente hablar con el Dr. Jairo Espinoza Martínez. Mi esposa Susan del Rosario Yépez se encuentra muy delicada de salud y por recomendación del Dr. Silvano Dávila del Salto Neurocirujano de Quito Ecuador recomienda que mi esosa debe ser intervenida por el Dr. Espinoza, ya que ella desde 3 años tiene movimientos y esta calificada su enfermedad como DISTONIA. Mi correo es efnaranjoy@gmail.com y mis números telefónicos son del domicilio 2490332 y de mi celular 0997531343

aura rosa
30 de octubre de 2014 a las 18:05

a donde puedo llamarlo y la cirugía las hace por parte de la eps

María Eugenia
03 de marzo de 2018 a las 09:07

Desde El Salvador, desearía saber si hay algún correo donde pueda escribirle al Dr. Espinosa. Mi esposo tiene 55 años y padece desde hace 13 años y en nuestro país el ISSS apenas comienza las operaciones y son 1200 pacientes, mi esposo ya presenta movimientos involuntarios y otros síntomas que antes no tenía. Estoy desesperada, porque no tenemos recursos económicos para pagar particular $75,000 que vale la operación en El Salvador y en el ISSS solamente harán 5 operaciones en el año, pero para ser candidato es bien difícil si no se tiene influencias. Nos contó un neurólogo que el Dr. Jairo Espinosa vino a nuestro país a realizar algunas operaciones pero no nos dimos cuenta. ¿Cómo podríamos contactarlo? Nos han dicho que él es muy humano. Mi esposo está joven y desea trabajar y recuperarse, para volver al trabajo de la Iglesia (somos católicos), él es un gran esposo y padre. ¡Por favor ayúdennos!! Gracias por escucharme y atenderme.

Notas complementarias

Sección patrocinada por

Otras noticias de Cirugía

Documentos relacionados