Promocione sus productos o servicios con nosotros
Mayo de 2020

Escasean bombas de infusión para pacientes críticos durante pandemia por COVID-19

Aunque no se habla mucho de las bombas de infusión, estos dispositivos médicos son indispensables para tratar a los pacientes complejos hospitalizados y en cuidados intensivos.

La escasez de dispositivos médicos por la pandemia no solo se limita a ventiladores y equipos de protección sino también a bombas de infusión, necesarias para el suministro de medicamentos.

El Instituto de Prácticas de Medicación Segura (ISMP), afiliado del Instituto ECRI, en las últimas semanas contactó a todos los principales fabricantes de bombas de infusión y hospitales para evaluar los suministros de equipos y medicamentos. Michael Cohen, presidente de ISMP afirmó “la gente está teniendo problemas para obtener suficientes bombas de infusión”. 

Al reconocer la creciente demanda de bombas de infusión, la FDA emitió una guía destinada a estimular el acceso a los dispositivos para los pacientes infectados con COVID-19 que "pueden requerir una infusión continua de medicamentos, nutrición y / u otros fluidos".

El objetivo de esto es dar mayor flexibilidad a las compañías de bombas de infusión para abordar las limitaciones de fabricación y la escasez de suministros relacionados con la emergencia de salud pública.

La preocupación de Susan Niemeier, directora de la oficina de enfermería del fabricante de bombas de infusión Ivenix, es que las bombas de infusión estarán menos disponibles a medida que aumenten las hospitalizaciones por coronavirus. En palabras de Niemeier, el sistema de atención médica debe tener un “panorama general” de lo que necesitan para atender el aumento en los pacientes con COVID-19, en especial aquellos en asistencia con ventilador que requieren además soporte intravenoso. “No se habla mucho de las bombas de infusión, pero son otro dispositivo médico necesario para tratar a estos pacientes complejos” agregó.

Si bien los hospitales están aún no manejan estos dispositivos de forma remota, ubican las bombas de infusión en los pasillos y usan tubos largos para ayudar a reducir la exposición del personal medico al virus. Los sets de extensión permiten dirigir los tubos por debajo de las puertas o a través de agujeros improvisados en las paredes. Por su parte B. Braun, uno de los mayores fabricantes de bombas de infusión, desarrolló una red de apoyo hacia los hospitales ubicando las bombas de infusión fuera de las habitaciones de los pacientes con las cajas complementarias para ayuda del personal de salud.

Por su parte, el ISMP sostuvo que el uso de las extensiones puede afectar el rendimiento de la bomba de infusión y los hospitales deben ponderar los riesgos frente a los beneficios de mantener las bombas fuera de las habitaciones de los pacientes con COVID-19, pues la longitud y el diámetro interno de los tubos de extensión largos pueden afectar los caudales y el tiempo que tardan los medicamentos y las soluciones en llegar al paciente.

Según el ISMP, esta decisión de colocar las bombas fuera de la habitación no es fácil. “al mismo tiempo, esta medida está funcionando en algunos hospitales que han decidido que el riesgo vale la pena”. Así lo concluyó el grupo al informar sobre las experiencias clínicas de los proveedores.

Palabras relacionadas:
Bombas de infusión para pacientes críticos; Escases de bombas de infusión en la pandemia; Bombas de infusión y ventiladores; Bombas de infusión en tiempos de COVID-19; Suministro de medicamentos con bombas de infusión; Alta demanda de bombas de infusión durante pandemia; Indispensables bombas de infusión en hospitales; Bombas de infusión B. Braun; Fabricantes de bombas de infusión.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de COVID-19 en la Industria de Salud

Documentos relacionados