Promocione sus productos o servicios con nosotros
Tennessee, Estados Unidos - Febrero de 2017

Equipos de trauma avanzan en la detección de imágenes de lesión cerebrovascular

Investigadores de la Universidad de Tennessee llevaron a cabo varios procedimientos de diagnóstico por imágenes en los que valoraron a 564 pacientes.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Tennessee Health Science Center, en Memphis, Estados Unidos, publicó un estudio que subraya el avance en la tecnología de diagnóstico por imágenes, reevaluando el cuidado de pacientes con lesiones en la cabeza.

Los investigadores valoraron a 564 pacientes diagnosticados con lesión cerebrovascular romo (BCVI, por su sigla en inglés) de los registros hospitalarios y el registro de trauma en el Centro Regional de Trauma Elvis Presley. En el proceso descubrieron que el porcentaje de pacientes con traumatismo cerrado diagnosticados con BCVI, un tipo de lesión severa a los vasos principales que suministran sangre al cerebro, se multiplicó por seis: del 0,33 % al 2 % desde el comienzo del trauma en 1985 hasta 2015.

La publicación en línea del Diario del Colegio Americano de Cirujanos, también describe que el porcentaje de estos pacientes que sufrieron un accidente cerebrovascular debido a estas lesiones disminuyó de 37 % a 5 % en el mismo período de 30 años y los que murieron de BCVI bajaron de 24 % a cero en ese tiempo.

“Este estudio muestra la importancia de la reevaluación y revaloración de cómo los médicos y los equipos de trauma cuidan de lesiones específicas, en este caso lesiones cerebrovasculares contundentes, porque los cambios en la tecnología y la conciencia al respecto de la lesión, así como su gestión, diagnóstico y tratamiento han evolucionado a lo largo de los años”, afirmó el autor principal del estudio Louis J. Magnotti, profesor asociado en el departamento de Ciencias de la Salud de la Universidad de Tennessee.

En el proceso, los investigadores evaluaron los resultados en tres eras separadas de 10 años sobre las cuales la edad promedio de las víctimas de trauma aumentó de 34 a 43 años. El grupo general con BCVI fue predominantemente masculino (65 %) con una edad promedio de 41 años y una puntuación media de severidad de lesión (ISS) de 27 (trauma mayor se define como una ISS de 15 o más).

Adicionalmente, el estudio señaló que los hombres constituían el 68 % de todos los pacientes con traumatismo cerrado durante el período de 30 años, lo que indica que las mujeres perjudicadas con la misma lesión pueden estar predispuestas a BCVI. También ellas fueron significativamente más propensas a ser víctimas de un accidente automovilístico, la causa más común de BCVI, afirmaron los autores.

La investigación identificó, en el periodo de tiempo estudiado, tres tendencias que han llevado a un aumento en el diagnóstico de BCVI: la aparición de centros regionales de trauma, los avances en la obtención de imágenes primero con angiografía de sustracción digital y, más recientemente, angiografía tomográfica computarizada, así como una mayor conciencia del riesgo de accidente cerebrovascular con lesiones de las arterias vertebrales y los métodos de cribado que se centran en estas lesiones.


Palabras relacionadas:
Equipos de diagnóstico de imágenes, accidentes cerebrovasculares, traumatismo cerebral, pruebas y procedimientos de diagnóstico neurológico
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Imágenes diagnósticas y Medicina nuclear

Documentos relacionados