Promocione sus productos o servicios con nosotros
Washington, Estados Unidos - Noviembre de 2017

Enfoque de respuesta para vías aéreas difíciles combate angioedema asociado a inhibidores de la ACE

El programa se activa cuando una situación de intubación se presenta, en especial cuando se trata de controlar el angioedema inducido por el inhibidor ACE.

El programa que se ejecuta en el Hospital Jonhs Hopkins, en Baltimore, Estados Unidos, se activa cuando una situación de intubación se presenta y el equipo de respuesta de la vía aérea difícil (DART, por su sigla en inglés) actúa, en especial cuando se trata de controlar el angioedema inducido por el inhibidor de la enzima convertidora de angiotensina (ACE, por sus sigla en inglés).

La creciente popularidad de los medicamentos se refleja en un aumento correspondiente en el angioedema asociado a inhibidores de la ACE, una afección rara pero en potencia mortal que requiere reconocimiento y diferenciación rápida de la anafilaxia para un tratamiento adecuado. Las poblaciones con alto riesgo de angioedema inducido por inhibidores de la ACE incluyen personas de piel oscura, mujeres y pacientes con antecedentes de trasplante cardíaco o renal. Así lo indica la nota de la página web Anesthesiology News.

Conocer las etapas del angioedema es importante para que el tratamiento sea apropiado y oportuno. El grupo multidisciplinario de médicos DART puede gestionar de manera rápida y eficaz situaciones desafiantes. “Si la intubación necesita realizarse en estos pacientes, se recomienda una intubación de fibra óptica nasal despierta, preferible en la sala de operaciones, si es factible. El equipo de médicos clínicos del programa DART reúne diferentes conjuntos de habilidades que pueden ser fundamentales para manejar vías respiratorias difíciles”, señaló Julie Wyrobek, becaria cardiotorácica del Hospital Brigham y Women's en Boston, quien completó su capacitación de residencia en el Johns Hopkins de Baltimore.

Para caracterizar la presentación y la intervención de casos graves de angioedema asociado a inhibidores de la ACE, la doctora Wyrobek y sus colegas realizaron un análisis retrospectivo de la base de datos DART de 2008 a 2015. De los 45 pacientes con angioedema administrados por DART durante este período de tiempo, se encontró que 18 tenían angioedema inducido por inhibidores de la ACE. Los investigadores recogieron datos para pacientes, incluidos datos demográficos, presentación, ubicación, factores de riesgo, tiempo de respuesta e intervenciones.

La mayoría de las personas acudieron al servicio de urgencias con sus primeros síntomas y el tiempo medio de respuesta DART fue de 5,17 minutos. De los 18 pacientes que desencadenaron activación DART, 14 fueron intubados y tres fueron monitoreados en la UCI con evaluación endoscópica nasal en serie y no requirieron intubación. De los que requirieron intubación, el 60 % fueron llevados a la sala de operaciones, tres fueron intubados en la UCI, dos en la unidad de piso y uno en el departamento de emergencia.

Según Wyrobek, el primer método de intubación más exitoso fue a través de una intubación de fibra óptica nasal despierta. Ningún paciente requirió una vía aérea quirúrgica ni perdieron las vías respiratorias, resalta Anesthesiology News.

“Cerca del 80 % de los pacientes tenían angioedema en estadio III o más. Cuanto más grave es la vía aérea, más probable es que la persona sea llevada a la sala de operaciones para ser intubada”

Expresó Julie Wyrobek.

En palabras de Wyrobek, a diferencia de la anafilaxis, el angioedema presenta una imagen ligeramente diferente. El angioedema ocurre sobre todo durante una serie de horas en lugar de segundos o minutos, estos pacientes con frecuencia tienen hinchazón focal en lugar de hinchazón difusa, también suelen ser hemodinámicamente estables. Pueden quejarse de dificultad para respirar, pero en términos generales no necesitan oxígeno suplementario. La distinción más importante, sin embargo, es que el tratamiento para la anafilaxia no tiene ningún papel en el curso temporal o la evolución de un paciente con angioedema.

En la institución el programa DART está compuesto por anestesiólogos asistentes y residentes, otorrinolaringólogos, cirujanos traumatólogos, médicos de urgencias y personal designado para llevar el carrito DART, que consiste en un equipo para vías respiratorias de emergencia. “Este equipo multidisciplinario está disponible las 24 horas, los 7 días de la semana, para identificar, estratificar el riesgo y movilizar recursos para los pacientes con una vía aérea sospechosa de difícil”, puntualizó Wyrobek.


Palabras relacionadas:
Tratamiento de la angioedema, vías respiratorias de difícil intubación, manejo de vía aérea difícil, pacientes en situación de intubación, efectos de los inhibidores de la enzima conversora de la angiotensina.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Medicina interna y subespecialidades

Documentos relacionados