Promocione sus productos o servicios con nosotros
Febrero de 2009 Página 1 de 2

El pulso tecnológico en cardiología

Luís Guzmán, MD

Los principales adelantos tecnológicos en cardiología se dan en imágenes, dispositivos implantables y técnicas quirurgicas novedosas y minimamente invasivas.

Para conocer acerca de los avances tecnológicos en el área de cardiología, El Hospital entrevistó al profesor Luis Guzmán, presidente, durante el 2008, de la Federación Argentina de Cardiología, jefe del Servicio de Cardiología del Hospital Córdoba y director en esta intitución de la carrera de posgrado de la especialización en cardiología de la Universidad Nacional de Córdoba, Argentina.

De acuerdo con el profesor Guzmán, los adelantos tecnológicos cardiovasculares se pueden dividir en dos grandes áreas, diagnóstica y terapéutica.

Avances diagnósticos
El desarrollo más importante se relaciona con las imágenes cardiovasculares. Partiendo del examen más básico, la ecocardiografía, ha surgido la ecocardiografia de tres y recientemente de cuatro dimensiones, a lo que se suma la visualización de aspectos tisulares con el ecocardiograma Doppler. Estos avances han permitido tener una visión fiel e integral de la estructura anatómica del corazón y hacer el diagnóstico de patologías cardiacas, tanto vasculares como congénitas, y de la enfermedad coronaria.

La introducción de la tomografía computarizada de alta velocidad, o multicorte, permite hoy la visualización de las arterias coronarias con tanta fidelidad como con el cateterismo cardiaco, y de una manera mínimamente invasiva, ya que solo requiere la administración de medio de contraste en una vena periférica. A pesar de la exposición a la radiación, hay una gran polémica acerca de si en un futuro muy próximo esta tecnología podría reemplazar a la cinecoronariografía convencional, afirma el profesor Guzmán.

En los últimos años se ha desarrollado e instalado rápidamente la resonancia magnética en la especialidad. Con ella se puede evaluar la viabilidad miocárdica, en las zonas inflamadas analizar los tejidos cardiacos, y visualizar arterias como las carótidas. Al respecto, destaca el profesor Guzmán, experimentalmente se está midiendo, con este método, el efecto de ciertos fármacos sobre las placas ateromatosas.

En las últimas dos décadas, las imágenes en medicina nuclear también han aportado a la cardiología, desde los antiguos estudios para el diagnóstico del infarto agudo del miocardio con tecnesio, hasta lo que se hace hoy con sustancias radioactivas muy modernas y específicas, como la adenosina o el fetamide, que agregan mayor fidelidad y seguridad al examen. Además, la cámara gamma y los estudios de tomografía computarizada por emisión de fotón único han progresado en lo que se refiere a la calidad de los equipos que se usan y las imágenes que producen.

El desarrollo de nuevos métodos diagnósticos plantea un dilema para el cardiólogo práctico, que es elegir adecuadamente el que se ajusta mejor a cada uno de sus pacientes. Por esta razón, las sociedades científicas, las entidades gubernamentales y demás, deben fijar las indicaciones de cada uno, para que puedan ser aprovechados de la mejor manera en lo que se refiere a la ecuación de costo-beneficio, afirma el profesor Guzmán.

Equipos diagnósticos complementarios a las imágenes
Los electrocardiógrafos han ido evolucionando, desde el antiguo galvanómetro de cuerda hasta los registros instantáneos, o apoyando el equipo en el pecho del paciente para una exploración de emergencia; es decir, han mejorado la manera como se hace el registro y son más fáciles de usar masivamente, tanto por el técnico como por el médico; además, ha aumentado el número de derivaciones que se toman, y se pueden imprimir todas ellas en una sola hoja automáticamente.

Para la toma del electrocardiograma y el Holter se usaban aparatos de gran tamaño e incómodos, que se colocaban detrás de los pacientes. Hoy la cinta tipo grabadora se ha reemplazado por un software, que permite obtener mayor información, y se ha reducido el tamaño y el peso de los equipos, por lo que son más cómodos.

Inicialmente, los presurómetros ambulatorios para el monitoreo de la presión arterial tenían un porcentaje de falla considerable, y por ello el estudio no se tenía en cuenta. Con los nuevos equipos los registros son tan confiables que permiten hasta el diagnóstico de los pacientes hipertensos de difícil evaluación.

En cuanto a las arritmias, hay dispositivos implantables para el diagnóstico de síndromes inexplicables, como aquellos que se colocan debajo de la piel del paciente, para que cuando se sientan mal o se vayan a desmayar, se active el sistema y registre lo que está pasando; es el sistema loop recorder.

x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Medicina interna y subespecialidades

Documentos relacionados