Promocione sus productos o servicios con nosotros
Noviembre de 2017 Página 2 de 3

El laboratorio clínico en Colombia frente a los avances tecnológicos

Dra. Stella Páez de Bolívar

El avance tecnológico pone a los bacteriólogos frente a un nuevo paradigma que se constituye en el rompimiento de obsoletos esquemas, ajustado al siglo XXI.

Desde esta perspectiva, la entrada de estas pruebas al Laboratorio Clínico dispara las alertas a las entidades académicas de preparación de los profesionales de la bacteriología, para que en sus currículos se fortalezcan las ciencias básicas que son soporte indispensable para estos desarrollos. Al igual que los profesionales que no las aprendieron en su estadía en la universidad, tienen la facilidad de ponerse al día en estos conocimientos desde la educación permanente, considerada como una necesidad obligada en todas las profesiones, y debido al avance vertiginoso de la ciencia en la actualidad..

Otro ejemplo real de la importancia y el aporte de estas pruebas se refiere a la determinación del “cromosoma Filadelfia”, originado por una translocación del cromosoma 9 y 22 que origina una fusión entre los genes BCR y ABL (fusión BCR-ABL), presente en aproximadamente el 95 % de los casos de leucemia mieloide crónica y el 25-30 % de los casos de leucemia linfoblástica aguda en el adulto. Mediante técnicas de diagnóstico molecular es posible detectar la fusión BCR-ABL que indica la presencia del “cromosoma Filadelfia”. Además, a través de técnicas de RPC-TR es posible monitorear la enfermedad cuantificando los transcritos de la fusión BCR-ABL normalizados con la expresión del gen ABL” (Cross y cols., 2015).

Citometría de flujo

Se debe tener en cuenta, además las bondades de la citometría de flujo, que aporta al avance en la determinación de marcadores de las leucemias como un ejemplo particular y otros beneficios que contribuyen a mejorar la calidad de vida de los individuos.

La utilidad de la citometría de flujo se fundamenta en que, en relación con otras metodologías, aporta una gran sensibilidad, objetividad, rapidez y versatilidad analítica al estudio de la célula, lo que permite su aplicación en áreas diversas como la detección y cuantificación de células tumorales, la monitorización de diferentes procedimientos terapéuticos, la cuantificación de ácidos nucleicos, el análisis de cromosomas, la detección y cuantificación de antígenos, el estudio del contenido proteico, de la producción celular de radicales de oxígeno, del potencial de membrana, de las mitocondrias, el análisis de los cambios intracitoplasmáticos de determinados iones, la separación física de células y cromosomas, entre otros.

Es así, que la citometría de flujo ha venido a proporcionar una información objetiva que complementa la obtenida con otras técnicas diagnósticas en áreas tan diferentes de la Medicina como la Inmunología, la Reumatología, la Genética Médica, la Bioquímica Clínica, la Fisiología, la Anatomía Patológica, la Oncología, la Microbiología o la propia Medicina Interna.

Pruebas POCT

De igual manera, los acelerados avances tecnológicos y la incorporación de micro-tecnología en instrumentos de reducido tamaño, han hecho posible el acercamiento de algunas pruebas de Laboratorio al paciente, en el denominado modelo de Laboratorio POCT (Point of Care - Pruebas en el lugar de asistencia al paciente), el cual proporciona resultados fiables y de alta calidad.

Las pruebas POCT pueden realizarse en un gran abanico de ubicaciones que van desde los sitios de atención primaria, a las unidades de cuidados críticos, y hasta el propio domicilio del paciente. Sin embargo, los profesionales del laboratorio clínico y encargados del procesamiento de estos exámenes, deben tener un conocimiento amplio de los principios que los controlan: físicos, bioquímicos, biomoleculares, genómicos, etc., y esta formación en Colombia solo la tienen los bacteriólogos.

En general, se plantea la necesidad de realizar este tipo de exámenes cuando sean necesarios para mejorar la asistencia a los pacientes, tanto en el ámbito de asistencia primaria como en las consultas domiciliarias y externas en el ámbito hospitalario, mejorando la gestión de las tomas de muestras, y evitando segundas visitas innecesarias, desplazamientos costosos, pérdida de horas laborales, etc.

Su alto valor predictivo, sensibilidad y especificidad de los métodos, los han convertido en las herramientas de elección por parte de los profesionales de la salud, aportando beneficios, al paciente, a las instituciones y al sistema de salud, y aunados al conocimiento del Laboratorio Clínico y la bacteriología, una herramienta más completa y precisa, que redunda en la reducción de tiempo de respuesta, de hospitalización y finalmente costos, además del efecto más importante: la satisfacción del paciente.

Las pruebas POCT ya son reconocidas como pruebas de diagnóstico preliminar y para su implementación se deben tener en cuenta varias recomendaciones como: aplicar el uso racional de las nuevas tecnologías y siempre la Garantía de Calidad del proceso, lo cual incluye las fases preanalítica, analítica y pos analítica. También, recurrir a la inspección, vigilancia y control, lo cual se traduce en la necesidad de contar con la supervisión, dirección y control de un profesional de la Bacteriología.

Al respecto hay una serie de situaciones a tener en cuenta como: control de calidad, especialmente en cadena de frio, almacenamiento, fechas de vencimiento; posibles errores analíticos, carencia de respaldo científico y lo más importante, exigir un profesional que responda por el resultado.

Además, requieren de normas de bioseguridad (manejo de muestras, especialmente sangre) y particularmente la transferencia de resultados, los cuales deben ser sistematizados complementando la Historia Clínica, que aporten a posteriores estudios.

Ahora surge la pregunta, ¿cuándo se deben aplicar?, y las respuestas son:


Palabras relacionadas:
Avances tecnológicos de laboratorios clínicos en Colombia, paradigmas de laboratorios clínicos, tendencias en laboratorios clínicos, capacitación bacteriólogos, diagnóstico molecular, citometría de flujo, pruebas clínicas en el punto de atención, normas de bioseguridad en la atención, actualidad de laboratorios clínicos en Colombia, Colegio Nacional de Bacteriología.

Acerca del autor

Dra. Stella Páez de Bolívar

Dra. Stella Páez de Bolívar

Bacterióloga de la Universidad Colegio Mayor de Cundinamarca, con estudios en Salud Ocupacional, Gestión Pública, Indicadores de Gestión y Gerencia en Salud, de la ESAP y de la Pontificia Universidad Javeriana. Partícipe de leyes que regulan la Bacteriología en Colombia. Miembro de la mesa sectorial de salud del SENA y Presidenta del Colegio Nacional de Bacteriología de Colombia (CNB).
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Laboratorio, patología y banco de sangre

Documentos relacionados