Promocione sus productos o servicios con nosotros
Houston, Texas, Estados Unidos - Julio de 2017

Destacan modelamiento ex vivo de microambiente de metástasis ósea para la terapia anti-metastásica

El cultivo de matriz de hueso (BICA proporciona el entendimiento de los mecanismos implicados en la colonización ósea y la posible eficacia de nuevos avances terapéuticos.


Investigadores de One Baylor en Houston, Estados Unidos, construyeron un modelo de metástasis óseo ex vivo, denominado cultivo de matriz de hueso (BICA, por sus siglas en inglés), desarrollado mediante la fragmentación de hueso de ratón inoculados en la arteria iliaca con células neoplásicas de cáncer de mama, creando un microambiente metastásico ex vivo.

El BICA proporciona el entendimiento de los mecanismos implicados en la colonización ósea y la posible eficacia de nuevos avances terapéuticos (1). En la práctica clínica, los tumores primarios de mama por lo general son removidos quirúrgicamente tan pronto se ha realizado el diagnóstico, dejando al paciente libre de tumor. Sin embargo, del 20 % al 40 % de los sobrevivientes, cursan con metástasis generalmente en años posteriores a la realización del procedimiento (2,3).

La metástasis se convierte en el enemigo número uno, por encima del tumor primario. Sin embargo, esto no se correlaciona directamente con el tipo de tratamiento empleado, debido a que las decisiones terapéuticas son tomadas con base en las características anatomopatologicas del tumor primario. El problema radica en que las metástasis son bastante diferentes a su origen, esto se debe a la selección Darwiniana que ocurre en el microambiente del lugar metastásico. Es decir, el microambiente en los órganos distantes juega un rol crítico en la selección y/o adaptación de células cancerígenas.

El descubrimiento por parte de los investigadores estadounidenses radica en que las células neoplásicas en BICA mantienen características de micrometástasis óseas in vivo con respecto al nicho microambiental, conservando así, su perfil de expresión génica, cinética de crecimiento metastático y respuestas terapéuticas.

De esta forma, encontraron que el fármaco danusertib (inhibidor de la familia Aurora quinasa) inhibe preferiblemente las micrometástasis óseas y por el contrario, ciertos inhibidores de la histona metiltransferasa estimulan la proliferación metastásica de las células neoplásicas, específicamente en el hueso.

Por lo tanto, BICA se puede utilizar para investigar los mecanismos implicados en la colonización ósea y para probar en poco tiempo la eficacia de los medicamentos en las micrometástasis óseas.

Referencias:

1. Wang H, Tian L, Goldstein A, Liu J, Lo H, Sheng K, et al. anti-metastasis therapies. Nat Commun [Internet]. 2017;8:1–13. Available from: http://dx.doi.org/10.1038/ncomms15045
2. Aguirre-Ghiso, J. A. Models mechanisms and clinical evidence for cancer dormancy. Nat. Rev. Cancer 7, 834–846 (2007)
3. Pantel, K., Alix-Panabieres, C. & Riethdorf, S. Cancer micrometastases. Nat. Rev. Clin. Oncol. 6, 339–351 (2009)


Palabras relacionadas:
Metástasis, cáncer de mama, inhibidores de quinasas. Modelamiento en vivo de microambiente metastásico. Tratamiento de metástasis
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Laboratorio, patología y banco de sangre