Promocione sus productos o servicios con nosotros
Agosto de 2005 Página 2 de 2

Desfibrilación, errores que se deben evitar

Wik midió la calidad de la RCP realizada por personal paramédico y de enfermería que trabaja en ambulancias, a pacientes con paro cardiaco, así como la adherencia a las guías. Encontró que la compresión del tórax no se suministró la mitad del tiempo y la mayoría de las compresiones fueron muy leves. Además, el análisis electrocardiográfico y la estimación de la desfibrilación tomaron muy poco tiempo del intervalo sin compresión torácica.

En su carta editorial, Sanders y Gordon recomiendan revisar las guías de RCP y del cuidado cardiovascular de urgencias, para hacerlas más comprensibles, fáciles de recordar, además de usar modelos realistas de capacitación.

Plantean que hay varias soluciones prácticas para ayudar a mejorar la pobre calidad de la RCP; una de ellas involucra dispositivos mecánicos que puedan suministrar la compresión del tórax con la profundidad y frecuencia requeridas. Estos dispositivos pueden generar mejores características hemodinámicas que la compresión manual. Otra solución es mejorar el monitoreo y la retroalimentación, que reduce el error humano durante la RCP manual, usando dispositivos que monitoricen el volumen tidal de CO2 al final, y desfibriladores inteligentes que puedan medir las características de la reanimación, y hacer una retroalimentación audible para alertar los errores, tales como la incorrecta compresión del tórax y la frecuencia ventilatoria.

Fin.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Medicina interna y subespecialidades

Documentos relacionados