Promocione sus productos o servicios con nosotros
Octubre de 2017 Página 1 de 3

Desarrollo de la medicina materno-fetal en Colombia desde la Clínica de Marly

Carlos Bonilla, Editor de El Hospital

Conozca más sobre nuevas aplicaciones en medicina materno-fetal en esta entrevista a la Dra. Ana María Chaparro, coordinadora de la UMMF de la Clínica de Marly.

En Colombia, 40 de cada 100 mujeres en embarazo tienen la posibilidad de presentar alguna condición que ponga en algún grado de riesgo su estado. Bajo esta premisa, la Unidad de Medicina Materno-fetal (UMMF) de la Clínica de Marly, en Bogotá, encamina sus esfuerzos en una atención completa y oportuna de las madres gestantes, con la fundación de esta área desde hace año y medio.

Las enfermedades cardiacas, inmunológicas, tiroideas o congénitas, el sobrepeso, la diabetes o hábitos de vida como el consumo de cigarrillo, de alcohol o de sustancias psicoactivas, son parte del abanico de posibilidades que afectan a una mujer en estado de gestación. En este caso, se deben realizar exámenes como: cuadro hemático, hemoclasificación, glicemia, parcial de orina, examen para rubéola, HIV, toxoplasmósis, citología cervicovaginal y ecografía transvaginal, entre otros. De llegarse a identificar alguna condición que ponga en riesgo el normal desarrollo de la gestación, se deberá intervenir para controlar la patología o modificarla, con el suministro de medicamentos aptos para el manejo de la enfermedad.

Adicionalmente, hay alteraciones propias del embarazo como: la hemorragia obstétrica o sangrado vaginal, la preeclampsia, las anomalías en el crecimiento intrauterino, la anemia, las alteraciones visuales y auditivas de la madre, dolor pélvico, las infecciones de distinta índole, la diabetes gestacional, las anomalías congénitas del feto, la hidropesía fetal, la asfixia perinatal y el parto pretérmino, los cuales pueden ser manejados con un buen control prenatal.

A través del seguimiento periódico del estado de salud de la madre y del bebé por medio de exámenes médicos específicos para cada etapa del embarazo, ecografías obstétricas y monitoreos fetales que se deben realizar durante el primer, segundo y tercer trimestre de gestación, se detectan los signos de alarma para estos casos, de acuerdo con el doctor Fernando Gómez Corredor, Jefe del Servicio Ginecoobstetricia de la Clínica de Marly.

Esta institución médica, con más de 100 años de trayectoria a nivel nacional, cuenta desde el año 2015 con una UMMF que coordina su trabajo con la Unidad de Recién Nacidos, lo que permite a la institución el manejo integral del binomio madre e hijo. La UMMF ofrece atención integral a la paciente en embarazo que incluye: servicio de urgencias, diagnóstico prenatal y seguimiento de múltiples patologías y de pacientes catalogadas con embarazo de alto riesgo de manera intrahospitalaria y ambulatoria, plan integral de manejo de complicaciones gestacionales y de pacientes catalogadas con embarazo de alto riesgo de manera intrahospitalaria y ambulatoria, así como ecografías de control y atención hospitalaria de parto y/o cesárea.

También brinda exámenes especializados como el Doppler obstétrico, un estudio ampliamente utilizado para diagnosticar y controlar diferentes patologías que pueden poner en riesgo el curso normal del embarazo; el Ecocardiograma fetal, que permite la valoración detallada del corazón fetal para diagnosticar de manera temprana patologías a este nivel y preparar el manejo post natal; la Neurosonografía fetal, que facilita la valoración detallada del sistema nervioso fetal, y la Amniocentesis, que consiste en la toma de líquido amniótico por medio de una punición abdominal para determinar el cariotipo fetal o realizar estudios de infección intrauterina.

Para conocer más sobre nuevas aplicaciones en medicina materno-fetal en la institución y en Colombia, El Hospital entrevistó a la Dra. Ana María Chaparro Camacho, ginecóloga obstetra y coordinadora de la Unidad de Medicina Materno-fetal de la Clínica de Marly.

EH: ¿De qué manera la tecnología ha ayudado a mejorar el seguimiento de la paciente catalogada de alto riesgo, de manera intrahospitalaria y ambulatoria?

Ha sido un avance fundamental para el seguimiento y control de nuestros dos pacientes: binomio madre e hijo. Por medio de la valoración ultrasonográfica podemos tamizar a nuestras pacientes y determinar que riesgos se pueden presentar a un corto, mediano o largo plazo, por ejemplo, el riesgo de desarrollar preeclampsia, restricción de crecimiento intrauterino o parto pretérmino. De esta manera, podemos identificar cuál paciente necesitará de un manejo específico y podremos estar más atentos a su evolución.

La implementación del Doppler en el manejo de las pacientes obstétricas nos ha permitido entender más la fisiopatología de las enfermedades que se desarrollan a causa de la disfunción placentaria (preeclampsia o restricción de crecimiento intrauterino) y basados en ese conocimiento se han podido generar guías de manejo que nos permiten determinar hasta qué momento podemos continuar el embarazo, siempre buscando el mejor desenlace materno y perinatal posible.


Palabras relacionadas:
Medicina materno-fetal, desarrollos en medicina materno-fetal en Colombia, avances en Clínica Marly de Bogotá, ginecoobstetricia en Colombia, preeclampsia en el embarazo, controles prenatales, diagnóstico prenatal en Colombia, Doppler obstétrico, cirugía fetal, ecografía ginecológica transvaginal, ecografía ginecológica transabdominal.
x
Francisco Javier
04 de noviembre de 2017 a las 08:19

Excelente artículo, felicitaciones Dra Ana María Camacho, los avances del personal científico y el desarrollo tecnológico en la atención materno-fetal buscando siempre la seguridad y bienestar, lo que conlleva a incrementos considerables en el presupuesto de las instituciones que son compensados con la satisfacción personal más no en lo economico, ya que instituciónes o gineco-obstetras no valoran su profesión o riesgos inherentes a la profesión, dando atenciones a costos irrisorios "tarifas ISS" por lo que la Calidad y la imagen de esta especialidad se ve cuestionada y criticada como ocurrió hace poco en programas televisivos sin ninguna investigación científica. Felicitaciones hay que continuar apoyando las instituciones que realizan esfuerzos para aumentar la calidad de sus áreas especializadas.


Sección patrocinada por

Otras noticias de Ginecoobstetricia y pediatría

Documentos relacionados