Promocione sus productos o servicios con nosotros
Marzo de 2013 Página 1 de 4

Control y evaluación de costos de energía, agua y gases medicinales en instituciones asistenciales

Lúcio Flávio de Magalhães Brito, CCE

Modelos para el desarrollo de un sistema interno de gerenciamiento, control y distribución de gastos en energía eléctrica, agua y gases medicinales.

Controlar y sobre todo, conocer los gastos fijos y variables de energía eléctrica, agua y gases medicinales en un hospital es muy importante y cuando se hace, es señal de que el administrador tiene la intención de determinar sus costos para evaluar mejor los procedimientos de fijación de precios y realizar negociaciones comerciales que redunden en beneficio para la organización. Esta información está relacionada con el flujo de caja y principalmente, con el sostenimiento de la actividad primaria de estas instituciones.

En la actualidad, las organizaciones preocupadas con temas como la sostenibilidad y el medio ambiente, realizan el control de costos y prorrateos para soportar sus decisiones administrativas, lo que resulta de relevante importancia. En adelante, se presentarán algunos modelos que podrán asistir al administrador de tecnología en salud en el desarrollo y la implementación de un sistema interno de gerenciamiento, control y distribución de gastos en energía eléctrica, agua y gases medicinales, permitiendo un conocimiento más profundo del consumo y también de las formas de repartir la responsabilidad con los demás líderes de la organización, colocando en un plano objetivo la responsabilidad socio ambiental y trayendo, consecuentemente, mejor control y economía para toda la institución.

El modelo supone el desarrollo y aplicación de una metodología de prorrateo de gastos con fórmulas matemáticas simples, demostrando a los consumidores internos la importancia de conocer información fundamental y permitiendo implementar de mejor manera las acciones de control.

El trabajo comienza por el reconocimiento físico, en que se verifica la localización y el inventario de todos los elementos de consumo final (electricidad, gases medicinales y agua) en cada uno de los centros de costos.

Algunos ejemplos de elementos consumidores que requieren ser identificados incluyen las cargas resistivas, inductivas y capacitivas que, en manos de un buen servicio de ingeniería y datos operacionales, pueden aportar a la formulación de varias alternativas de prorrateo de energía eléctrica. A continuación, algunos artículos consumidores de energía:

  • Lámparas incandescentes y fluorescentes
  • Aires acondicionados
  • Neveras
  • Equipos médicos (algunos combinan más de una fuente de consumo además del eléctrico, como gases o aceites)
  • Equipos de informática
  • Duchas eléctricas
  • Equipos de laboratorio
  • Grifos eléctricos
  • Calentadores de agua
  • Televisores
  • Otros

Los gases medicinales son utilizados en procedimientos realizados directamente sobre el paciente y su aplicación ocurre mediante el uso de los siguientes equipos: respiradores, aparatos de anestesia, inhaladores, etc. Son distribuidos por las distintas áreas operativas a través de una red de tubos y válvulas de seccionamiento y estabilización de la presión, organizadas de tal forma que se obtenga de la red el mejor desempeño operacional

Datos como el índice de ocupación o producción de un determinado centro operativo, pueden ser útiles para el desarrollo de diversas teorías de prorrateo de gastos para cada hospital. Por lo mismo es igualmente importante conocer el proceso específico en que cada equipo está involucrado en la cadena productiva, como también sus principios de funcionamiento, lo que orientará hacia la mejor manera de cuantificar su consumo.

Entre los varios gases empleados en las IAS (Instituciones de Asistencia en Salud) mencionamos el oxígeno (O2), el óxido nitroso (N2O), el aire comprimido medicinal y los puntos de vacío clínico.

Otro aspecto importante y relativamente nutrido en términos del prorrateo, es el agua. Existen varias opciones pero la recomendación es medir el consumo en los puntos de mayor utilización como son: el servicio de nutrición y dietética (SND), la central de material y esterilización (CME), la lavandería (cuando existe), los centros de hemodiálisis, los generadores de agua caliente, etc.

La medición es sencilla y puede hacerse a través de la instalación de hidrómetros con un costo inferior a US $50.00. Este procedimiento ofrece mayor exactitud para los puntos de mayor consumo y facilita la decisión sobre los procesos de medición en los puntos de consumo restantes. Una manera de evaluar los puntos restantes consiste en considerar el número de ocupantes y el número y peso relativo de cada componente hidrosanitario (grifos, duchas, lavadoras, bebederos, excusados, etc.)

Acerca del autor

Lúcio Flávio de Magalhães Brito, CCE

Director de ingeniería de Medicorp, responsable por todas las actividades relacionadas con ingeniería clínica y hospitalaria.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Administración y TIC en salud

Documentos relacionados