Promocione sus productos o servicios con nosotros
Miami, Florida, Estados Unidos - Agosto de 2019

Consultora advierte sobre riesgos en el sistema de salud de México tras nuevo gobierno

Por Carolina Sáenz, periodista de El Hospital

En México, el sector público representa más del 80 % de las camas de hospital y cerca del 60 % de los ingresos de participantes establecidos.

Global Health Intelligence (GHI), firma de investigación de mercados en salud para América Latina, publicó un análisis en el que resalta el peligro de las políticas en salud del actual presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, para el país.  

En México, el sector público representa más del 80 % de las camas de hospital y cerca del 60 % de los ingresos de participantes establecidos, entre fabricantes de equipos médicos, de dispositivos médicos, de productos farmacéuticos o de insumos. 

Desde que asumió el cargo, en diciembre de 2018, Andrés Manuel López Obrador dejó claro que una de las prioridades es mejorar la eficiencia en el gasto público, lo que significa cambiar la forma en que el gobierno administra las compras en todos los sectores de la industria, incluidos los servicios de salud, señala la nota de GHI. 

“El sector público es un gran negocio en el que la adjudicación de licitaciones es un factor crucial para mantener los ingresos por ventas. Los fabricantes a menudo se asocian con distribuidores para aprovechar los contactos locales y ampliar el alcance. Y en un país donde los sobornos son un facilitador común de los negocios, no sorprende que las políticas anticorrupción del mandatario busquen reformar los procesos de compra”, indica el reporte.

"[...] en un país donde los sobornos son un facilitador común de los negocios, no sorprende que las políticas anticorrupción del mandatario busquen reformar los procesos de compra”,

indica el reporte.

Según GHI, en cuanto a las licitaciones públicas se presentarían cambios estructurales. En la actualidad, estas ya están en proceso de consolidación y gestión de forma centralizada, lo que reduciría el número global de licitaciones y aumentaría lo que está en juego para los participantes. “La teoría es que con un mayor volumen y nivel de intervención, los participantes se verán obligados a ofrecer precios más competitivos, lo que aminorará sus márgenes de utilidad”. 

Otro cambio implica que se convoque de forma directa a los fabricantes a participar en las licitaciones y poco a poco se saque del juego a los distribuidores. El objetivo es bajar los costos mediante la eliminación de los representantes y sus respectivos márgenes. El análisis afirma que el gobierno mexicano planea administrar la logística de forma directa, desde el almacenamiento hasta la distribución. 

Por último, se procurarían productos internacionales para bajar los costos. Por lo general, la participación en licitaciones públicas estaba reservada para empresas cuyo país de origen tuviera un tratado de libre comercio con México, lo que excluía a muchas empresas internacionales, en particular las asiáticas. Se espera que la apertura de las convocatorias para incluir empresas de todos los países ejerza una mayor presión a la baja en la fijación de precios, de acuerdo con el análisis de GHI. 

De hecho, la licitación consolidada para la administración de medicamentos, en el segundo semestre del ejercicio fiscal de 2019, ya muestra signos de ineficiencia. “Algunas inquietudes incluyen que ciertos precios máximos aceptables son más bajos que los de procesos anteriores, además que estarían abiertos a licitadores internacionales y, que las operaciones comerciales como pagos, términos y condiciones de venta son poco claras, variaciones que pueden desalentar a las empresas de participar y generar una escasez de productos en el mercado”, resaltan los analistas. 

En esta dirección, entre las partes que se verán afectadas figuran la manufactura con estándares de calidad comprobados y establecidos, los pacientes que dependen de ellos y los que solo tienen acceso al sector público, los médicos acostumbrados a usar productos con resultados demostrados, así como las compañías que los fabrican con alto contenido de propiedad intelectual y los proveedores que los distribuyen. 

La consultora prevé que el sistema de salud en general se volverá menos eficiente a medida que el gobierno intente convertirse en el único distribuidor de productos para los hospitales públicos. Esto perjudicará todavía más la capacidad del sistema para pasar a la atención basada en el valor. 

En lo que respecta a los productos, la carga impuesta en el ecosistema de servicios de salud irá en aumento a medida que los pacientes y los médicos que los atienden utilicen artículos de menor calidad, señala GHI. 

Dichos riesgos también representan una amenaza para la producción y la cadena de valor, es decir, para los fabricantes y distribuidores. Es por esto que se espera que el efecto combinado de estas políticas reduzca el mercado potencial de equipos médicos, dispositivos médicos, productos farmacéuticos e insumos por más del 50 %.


Palabras relacionadas:
Políticas públicas de salud en México, gasto del sector salud en México, gasto del sector público en México, licitaciones públicas en México, riesgos para el sector de la salud en México, sector salud en el mandato de López Obrador, nueva gestión del gasto en el sector salud mexicano, gasto público en el mandato de López Obrador.
x
KARIM NADER CHUJFI
16 de agosto de 2019 a las 11:55

Hola, Como Columnista de la Revista EL HOSPITAL, me permito hacer otra observación importante. Los países asiáticos por la larga experiencia en nuestra Empresa de Telemedicina, en general excepto con Japón y Corea del Sur, mantenemos a ellos un veto férreo en lo que respecta a tecnología biomédica. La razón?, ningún equipo ofrecido por los países restantes entrega certificados de la FDA donde se valide la eficiencia y calidad de los productos y mucho menos certificados de la Comunidad Económica Europea. El Gobierno mejicano esta pensando en equipos, nosotros los Médicos pensamos en el bienestar y seguridad de los pacientes. Los gobiernos de corte socialista poco piensan en este factor, como ya esta demostrado con creces en países como Venezuela. Mal mensaje el que envía el gobierno mejicano a las Empresas que cumplen TODOS los requisitos, antes de comercializarlos. Saludos.


Sección patrocinada por

Otras noticias de Salud pública

Documentos relacionados