Promocione sus productos o servicios con nosotros
Abril de 2019 Página 3 de 5

Comparación de producto en ventiladores para transporte

El ECRI Institute creo esta comparación con el propósito de clarificar el objetivo y modo de uso de los ventiladores para transporte y brindar una asesoría.

Monitores y alarmas

Los ventiladores de transporte monitorean la presión de la vía aérea y cuentan con alarmas ajustables de alta y baja presión. Las presiones en la vía aérea normalmente se miden en un punto del circuito respiratorio proximal al paciente, lo cual produce mediciones más fiables que las que se realizan en otros puntos del circuito de respiración.

Las alarmas de alta presión pueden alertar sobre aumentos de la presión inspiratoria causados por disminuciones de la distensibilidad pulmonar, oclusión del circuito respiratorio o aumentos en la resistencia de la vía aérea (por ejemplo, como resultado de una acumulación de secreciones en la vía aérea). Las alarmas de baja presión pueden alertar sobre desconexión del circuito de respiración, fugas o falta de suministro de una respiración.

Muchos ventiladores de transporte tienen una válvula de alivio de alta presión ajustable que se abre cuando la presión en el circuito de respiración sobrepasa un límite de presión establecido por el usuario.

La mayoría de los ventiladores de transporte también tienen alarmas de pérdida de suministro de gas, falla eléctrica, y nivel de batería bajo.

Fuentes de alimentación

La mayoría de los ventiladores de transporte son alimentados por una o más baterías internas recargables o por una línea de corriente alterna (CA) (es decir, energía primaria o recarga de baterías). También se puede utilizar una batería externa recargable para alimentar algunos ventiladores de transporte. La duración de la batería disminuye con el aumento de la frecuencia respiratoria, el empeoramiento de la distensibilidad pulmonar y el uso de accesorios como concentradores de oxígeno.

Algunos ventiladores de transporte son accionados neumáticamente (es decir, no necesitan energía eléctrica). Estos dispositivos, que son accionados por gases médicos presurizados (oxígeno y/o aire), por lo general solo ofrecen capacidades de ventilación y funciones de alarma básicas.

Problemas reportados

Son inherentes al uso de ventiladores de transporte los problemas asociados tanto con el transporte general de los pacientes (p. ej., desconexión del circuito respiratorio, extubación accidental) como con el vehículo de transporte de emergencia (p. ej., movimientos inesperados durante las paradas súbitas, vibración). Otros problemas reportados se asocian a errores del usuario, mantenimiento deficiente, y al uso de circuitos respiratorios de mala calidad.

El suministro de un volumen corriente inadecuadamente alto o la oclusión de la rama espiratoria del circuito de respiración pueden dar lugar a presiones alveolares elevadas, que pueden causar un barotrauma pulmonar (daño pulmonar que se produce cuando los pulmones están expuestos a presiones excesivamente altas). Para proteger los pulmones, el ajuste de alta presión del ventilador y/o la válvula de alivio de presión deben ser ajustados a un nivel adecuado para evitar un exceso de presión en el circuito de respiración.

Los ventiladores deben ser inspeccionados por lo menos semestralmente, y el funcionamiento adecuado debe ser verificado antes de cada uso”.

Las condiciones ambientales extremas pueden afectar el desempeño del ventilador u ocasionar que quede inoperante de manera temporal o permanente. Los ventiladores de transporte a menudo están expuestos a un amplio rango de temperaturas y niveles de humedad relativa durante su uso; las condiciones de almacenamiento pueden dar lugar a rangos de temperatura y humedad relativa aún mayores. La mayoría de los ventiladores pueden funcionar bajo condiciones extremas; los fabricantes deben especificar las temperaturas y los niveles de humedad en los que se puede utilizar el ventilador.

En muchos casos, el paciente depende totalmente del ventilador para respirar; por lo tanto, el mantenimiento adecuado y el evitar los errores del operador y las fallas de la máquina son críticos. Algunos de los riesgos inevitables de la ventilación mecánica incluyen el barotrauma, disminución del gasto cardíaco, y efectos adversos en el intercambio gaseoso en los pulmones. Las lesiones del paciente por lo general se pueden evitar utilizando un ventilador bien diseñado que sea configurado y manejado correctamente. Además, los ventiladores deben ser inspeccionados por lo menos semestralmente, y el funcionamiento adecuado debe ser verificado antes de cada uso.

Consideraciones para la compra

Recomendaciones del ECRI Institute

En la tabla de comparación adjunta al reporte (ver www.ecri.org) se incluyen las recomendaciones del ECRI Institute para los requerimientos mínimos de desempeño para los ventiladores de transporte. Las recomendaciones se han dividido en dos categorías —básicas y ampliadas. Las ampliadas son para las instituciones que desean características adicionales (p. ej., CPAP, soporte de presión, modos de operación avanzados) para poder proporcionar estrategias de ventilación similares a las ofrecidas por un ventilador para la UCI durante el transporte inter o intrahospitalario.


Palabras relacionadas:
Ventiladores para transporte, proveedores de ventiladores o respiradores de traslado pediátrico-adulto para cuidados intensivos, cómo elegir el ventilador para UCI correcto, respiradores de traslado pediátrico-adulto, ventilador mecánico de traslado pediátrico-adulto, equipo para anestesiología, equipo para asistencia respiratoria de traslado pediátrico-adulto, ECRI Institute, funciones de un ventilador de traslado
x
Notas complementarias

Sección patrocinada por

Otras noticias de Anestesia, urgencias y cuidado intensivo

Documentos relacionados