Promocione sus productos o servicios con nosotros
Febrero de 2019 Página 5 de 6

Comparación de producto en bombas de infusión ambulatoria

ECRI Institute

El anáisis, realizado por el ECRI Institute, cubre las bombas de infusión que el paciente lleva consigo cuando no requiere servicios hospitalarios.

Las bombas de infusión ambulatoria deben ser utilizadas para administrar agentes parenterales desde jeringas, casetes, o bolsas plegables y deben ser lo suficientemente pequeñas como para que los pacientes puedan usarlas o llevarlas consigo cómodamente. Deben estar disponibles accesorios tales como correas, bolsas canguro o morrales para el transporte fácil y cómodo de las bombas. Las bombas deben funcionar por lo menos durante 72 horas sin que se desocupe el reservorio ni se agoten las baterías.

El ECRI Institute recomienda que las bombas tengan un rango de flujo de 0,5 a ≥100 mL/h en incrementos de 0,1 mL y que mantengan una precisión de flujo del 5%. Además de proporcionar un modo de infusión continua, es deseable que las bombas cuenten con otros modos de suministro (p. ej., intermitente, en bolo). El ECRI Institute recomienda que las bombas de infusión ambulatoria tengan un DERS con una biblioteca que cubra por lo menos 10 áreas de atención con al menos 100 entidades farmacológicas por cada área.

Las bombas de infusión ambulatoria que pueden administrar líquidos desde un reservorio externo deben ofrecer protección contra el embolismo aéreo mediante el uso de tubos o adaptadores Luer-lock integrados, filtros de aire distales, y detectores de aire en la línea. La unidad deberá ser capaz de detectar una oclusión proximal y suspender la infusión cuando la presión de salida sea ≥10 psi. El volumen del bolo liberado después de que la oclusión ha sido despejada debe ser ≤0,5 mL. La bomba debe estar diseñada para revertir a una velocidad KVO entre 1 y 5 mL/h (pero no mayor que la tasa de infusión programada) una vez que se suministre el volumen programado.

Las bombas de infusión electrónicas deben estar equipadas con protección contra flujo libre basada en múltiples alternativas. Deben contar con alarmas para todas las situaciones que podrían dar lugar a una interrupción de la infusión, incluyendo alta presión/oclusión, batería baja o agotada, obstrucción del lado del reservorio (para las unidades con reservorios externos), mal funcionamiento de la bomba, aire en la línea, y reservorio vacío o casi vacío.

Las alarmas pueden tener una configuración de silencio temporal, y es preferible que el volumen de la alarma sea ajustable, con ajustes que sean lo suficientemente fuertes para las alarmas críticas y lo suficientemente suaves para el uso en entornos sociales. Las bombas deben tener registros de datos que puedan almacenar por lo menos 200 eventos (o datos durante ≥24 horas), incluyendo el volumen administrado, la configuración de los programas, los códigos de error, las alarmas, y la tasa de infusión.

Las bombas de infusión para un solo paciente deben ser capaces de proporcionar una infusión continua; las bombas con capacidades de suministro en bolo o intermitente pueden ser útiles para algunas aplicaciones. Las bombas que tienen tasas de flujo ajustables y son resistentes a los fluidos son ventajosas. Además, las bombas electrónicas para un solo uso deben ser programables y deben ofrecer una protección contra el flujo libre basada en múltiples alternativas. Si se usan baterías, estas deben durar por lo menos tres días.

La compra de bombas de infusión inteligentes es más complicada. La adquisición de los sistemas de infusión implica la compra de una plataforma completa de suministro de medicamentos, que incluye bombas, software, e interfaces de comunicación. Además, si una institución planea utilizar capacidades de red inalámbrica en sus bombas de infusión, debe asegurarse de que la red del hospital esté equipada para proporcionar una comunicación inalámbrica fiable dondequiera que se encuentre una bomba. Finalmente, para experimentar los beneficios de seguridad de los DERS, se requiere un gran compromiso con la estandarización de los medicamentos y el desarrollo de una biblioteca de medicamentos.

Comprar una bomba inteligente implica establecer una relación a largo plazo con el proveedor de la bomba para la implementación inicial, las actualizaciones del producto y el soporte continuo. La barrera para cambiar de proveedores una vez que una institución ya ha implementado un modelo de bomba inteligente también es mucho mayor que con las bombas tradicionales: si una institución va a hacer el cambio, probablemente tendrá que realizar cambios en la biblioteca de medicamentos, lo cual puede tomar mucho tiempo. La institución también tendrá que considerar que las diferencias en el funcionamiento de los dispositivos implican que los usuarios deberán ser capacitados nuevamente, y las diferencias en las herramientas de editor de bibliotecas y análisis de registros pueden significar que es posible que se pierda parte de la experiencia que los administradores han desarrollado al trabajar con el sistema anterior. 


Palabras relacionadas:
EH0219ECRIBOMB, comparaciones de producto del ECRI Institute, características de una bomba de infusión ambulatoria, principios de operación de una bomba de infusión ambulatoria, bomba de presión negativa desechable, bombas elastoméricas, bombas de infusión ambulatoria electrónicas, ajustes de una bombas de infusión ambulatoria, problemas reportados sobre una bombas de infusión ambulatoria.
x
Notas complementarias

Sección patrocinada por

Otras noticias de Anestesia, urgencias y cuidado intensivo

Documentos relacionados