Promocione sus productos o servicios con nosotros
Febrero de 2019 Página 3 de 6

Comparación de producto en bombas de infusión ambulatoria

ECRI Institute

El anáisis, realizado por el ECRI Institute, cubre las bombas de infusión que el paciente lleva consigo cuando no requiere servicios hospitalarios.

Para administrar una infusión, una enfermera selecciona la ubicación o la aplicación clínica y después la entidad farmacológica correcta (el nombre, el volumen del reservorio, y la concentración o la cantidad total del fármaco en el diluyente). El clínico introduce luego los parámetros específicos del paciente requeridos, tales como la dosis inicial y el peso. La bomba muestra una advertencia si los parámetros programados dan lugar a una tasa que está por fuera de los límites predeterminados para el medicamento seleccionado. Para los “límites flexibles", la enfermera puede cambiar la dosis programada o hacer caso omiso de la advertencia e iniciar la bomba según lo programado. Para los “límites estrictos", la enfermera debe cambiar los ajustes para que la dosis esté dentro de los límites aceptables.

La mayoría de las bombas de infusión con un DERS cuentan con capacidades de límites tanto flexibles como estrictos, lo que le da a la institución la posibilidad de configurar la biblioteca de medicamentos de modo que cualquier entidad farmacológica determinada pueda tener solamente límites flexibles, límites estrictos, o límites flexibles anidados dentro de los límites estrictos. El nombre del medicamento y la concentración también se muestran durante la infusión.

Algunas bombas ambulatorias tienen una biblioteca de protocolos, que es esencialmente una versión simplificada de un DERS. En lugar de una biblioteca completa de medicamentos, estas bombas tienen un número muy pequeño de protocolos preestablecidos que incluyen todos los parámetros relevantes (medicamento, concentración, velocidad, etc.). Estos protocolos pueden ser almacenados en la bomba o en un dispositivo separado (p. ej., en un computador portátil) y cargados a la bomba antes de enviarla a la casa con el paciente.

Muchas bombas de infusión electrónicas son inalámbricas, lo que permite actualizar la biblioteca de medicamentos, análisis de los registros de la bomba de infusión e integración de la bomba por vía inalámbrica. La integración de la bomba de infusión es la conexión de servidores de la bomba con otros sistemas de información para garantizar que la programación de la bomba coincida con las órdenes del proveedor.

Existen dos formas de integración, es decir, autoprogramación y autodocumentación. La autoprogramación aumenta la seguridad de las infusiones al incorporar la biblioteca de medicamentos de la bomba y evitar los errores producidos por la entrada manual de datos. La autodocumentación ingresa automáticamente en la historia clínica de los pacientes la información exacta sobre la administración de la infusión, reduciendo así la carga de la documentación para los cuidadores y agilizando el flujo de trabajo. 

Problemas reportados

La terapia intravenosa ambulatoria tiene muchos riesgos, sobre todo debido a la ausencia de monitoreo de eventos adversos. Se ha reportado que las bombas elastoméricas varían significativamente en los tiempos de finalización de la infusión.

La medicación excesiva y la medicación insuficiente son motivos de preocupación asociados con las bombas ambulatorias porque con frecuencia el paciente no se encuentra bajo vigilancia clínica directa. Si se deben infundir medicamentos potentes, el mal funcionamiento o la acción inapropiada por parte del usuario pueden causar un suministro no previsto del medicamento que puede ocasionarle daño al paciente.

Algunas bombas disponen de mecanismos de bloqueo que permiten al farmaceuta o al clínico establecer el flujo de infusión correcto y luego bloquear la bomba para evitar la manipulación inadecuada por parte del paciente. La programación redundante (p. ej., un límite de dosis por hora para la ACP) puede ayudar a prevenir errores. Las bombas que controlan el flujo de infusión a través de un set u orificio no ajustable también evitan que el usuario cambie el flujo.

El flujo por gravedad, o flujo libre (una situación en la cual el líquido fluye hacia el paciente sin ser controlado por la bomba de infusión), solía ser un riesgo significativo de la terapia de infusión, pero la infusión excesiva debida a la gravedad se reporta rara vez ahora que el ECRI Institute y la Comisión Conjunta consideran que las bombas de infusión sin protección contra el flujo libre basada en múltiples alternativas (“set-based”) son inaceptables para su compra o alquiler. Sin embargo, el flujo por gravedad aún puede producirse si el operador abre manualmente la abrazadera o la válvula anti-flujo libre del set de infusión.


Palabras relacionadas:
EH0219ECRIBOMB, comparaciones de producto del ECRI Institute, características de una bomba de infusión ambulatoria, principios de operación de una bomba de infusión ambulatoria, bomba de presión negativa desechable, bombas elastoméricas, bombas de infusión ambulatoria electrónicas, ajustes de una bombas de infusión ambulatoria, problemas reportados sobre una bombas de infusión ambulatoria.
x
Notas complementarias

Sección patrocinada por

Otras noticias de Anestesia, urgencias y cuidado intensivo

Documentos relacionados