Promocione sus productos o servicios con nosotros
Marzo de 2017 Página 2 de 3

¿Cómo evitar problemas causados por bacterias en analizadores clínicos?

Lab Water Business Field

En entornos como laboratorios hay poco margen para la ineficacia o la duda respecto a la fiabilidad de los resultados de los análisis clínicos realizados en el laboratorio.

Protección contra las bacterias con una combinación de tecnologías de purificación
En el ámbito de los laboratorios biomédicos, los sistemas de purificación de agua eficaces suelen utilizar una combinación de tecnologías de purificación. Este enfoque reduce con eficacia los niveles de todos los tipos de contaminantes (iones, compuestos orgánicos, bacterias, partículas, sílice) y asegura a la vez una calidad constante del agua dispensada al analizador.

Para abordar de manera específica la presencia y los efectos de las bacterias, se dispone de una serie de técnicas de purificación.*

Figura 2.

Figura 2. Ejemplo de diseño de un sistema de purificación de agua eficaz para usar con analizadores clínicos.

*En lo que respecta a este artículo comentaremos solo las técnicas de purificación que afectan de manera específica al control bacteriano. Sin embargo, tenga en cuenta que al elegir un sistema de purificación de agua para usar con un analizador clínico, se recomienda vivamente seleccionar un sistema que incorpore también en la cadena de purificación de agua tecnologías sólidas y fiables como la ósmosis inversa (RO) y la electrodesionización (EDI) (véase el esquema de sistema de purificación de agua anterior).

 Lámparas ultravioleta germicidas

Una potente tecnología de purificación es el tratamiento con luz ultravioleta (UV). Se utilizan lámparas UV germicidas a 254 nm para inactivar las bacterias en el agua purificada y por tanto evitar la formación de biopelícula. El tratamiento con UV altera la estructura del ADN bacteriano, evitando el crecimiento de los microorganismos.[4-5 ] Para reducir al mínimo el riesgo de crecimiento bacteriano, el tratamiento con lámpara UV suele realizarse antes de guardar el agua y, en algunos casos, en el tanque de almacenamiento, así como durante la recirculación en el lazo de distribución del agua.

Figura 3. Evolución de los recuentos bacterianos. Foto: Cortesía

Figura 3. Evolución de los recuentos bacterianos con el tiempo en un sistema de purificación de agua sin tratamiento UV en comparación con un segundo sistema en el que se usa tratamiento UV.

La importancia de los tanques de almacenamiento

Un tanque moderno y de diseño inteligente para almacenamiento de agua puede también ayudar a reducir el crecimiento bacteriano y la degradación de la pureza del agua con el tiempo. Una elección rigurosa de materiales de calidad para los tanques de depósito, junto con un diseño cuidado y la protección apropiada frente a los contaminantes del aire, pueden asegurar una calidad constante del agua durante su almacenamiento.

Figura 4. Trío de tanques de almacenamiento de diseño inteligente. Foto: Cortesía

Figura 4. Trío de tanques de almacenamiento de diseño inteligente con capacidades de 30, 60 y 100 litros.

Las características de un tanque de almacenamiento bien diseñado son:

  • Cuerpo de plástico moldeado por soplado, que reduce las asperezas en la superficie, así como las oportunidades de que las bacterias se unan a las paredes del tanque de almacenamiento.
  • Fondo de forma cónica que permite un drenaje completo.
  • Paredes del tanque opacas para evitar la estimulación del crecimiento bacteriano por la luz solar y artificial.
  • Instalación de una lámpara UV para reducir el crecimiento bacteriano en el tanque de almacenamiento y para evitar la formación de biopelícula.

Disponibilidad de procedimientos de sanitización que proporcionan detalles sobre cómo limpiar el depósito; la sanitización regular ayuda a mantener una buena calidad del agua con el tiempo.

Figura 5. Una válvula de muestreo proporciona análisis fáciles y fiables. Foto: Cortesía

Figura 5. Una válvula de muestreo sanitario puede proporcionar análisis microbiológicos fáciles y fiables del agua de alimentación del analizador producida por el sistema de purificación del agua.

Resinas de intercambio iónico nuevas y recirculación automática
Dependiendo del tipo de análisis, el analizador clínico y el laboratorio, esta agua que se guarda transitoriamente en el depósito puede o bien utilizarse directamente para abastecer al analizador o bien purificarse más. La purificación añadida para alcanzar la calidad de agua de grado reactivo para laboratorio (CLRW) según las directrices del Clinical and Laboratory Standards Institute® (CLSI®) implica el uso de resinas de intercambio iónico (IEX) nuevas, que reducen la concentración de iones a un valor muy bajo. El uso de esas resinas de gran calidad, así como la recirculación intermitente, contribuyen a evitar el crecimiento bacteriano en las partículas de resina con el tiempo.

Filtración 0,22 µm
En la cadena de purificación de agua, puede utilizarse también filtración selectiva por membrana (0,22 µm) para el control bacteriano. Normalmente se coloca una membrana de filtración de 0,22 µm en la salida del sistema de purificación para asegurar un recuento bajo constante de bacterias (< 10 ufc/ml) en el agua liberada al analizador.


Palabras relacionadas:
Analizadores clínicos, problemas por bacterias en analizadores clínicos, análisis clínicos en el laboratorio, cuidados en un laboratorio, efectos de las bacterias en un laboratorio, tecnologías para protección de laboratorios

Acerca del autor

Lab Water Business Field

División del Área de negocios de Soluciones para Laboratorio, de Merck Millipore.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Laboratorio, patología y banco de sangre

Documentos relacionados