Promocione sus productos o servicios con nosotros
Chicago, Illinois, Estados Unidos - Noviembre de 2017

Colaboración interdisciplinaria favorece campo de la radiología y proyecta la medicina de precisión

Especialidades como la oncología y disciplinas como las imágenes cuantitativas se asocian con la radiología para el desarrollo de nuevas técnicas de atención.

Especialidades como la oncología y disciplinas como las imágenes cuantitativas desempeñan un papel clave en la medicina personalizada, al asociarse con la radiología para el desarrollo de nuevas técnicas que beneficien la atención del paciente.

A medida que la medicina de precisión mueve a los usuarios hacia terapias y tratamientos específicos, estas alianzas cobran relevancia en procesos médicos vitales. Para el director del Programa de Imágenes Moleculares, en el Centro para la Investigación del Cáncer del Instituto Nacional del Cáncer en Washington, Estados Unidos, Peter Choyke, la asociación más obvia es con la oncología. Así lo señala una noticia de la Sociedad Radiológica de América del Norte (RSNA, por su sigla en inglés).

“Por ejemplo, los nuevos medicamentos de inmunoterapia dirigidos solo funcionan el 20 % de las veces, y no está claro qué personas responderán”, dijo Choyke. Esta es la razón por la cual se necesitan mejores métodos para seleccionar a los pacientes que responderán a terapias particulares. También para aquellos que sí responden, pues con ellos se deben tomar decisiones sobre la duración o la agresividad de la respuesta a una terapia específica.

“Las imágenes podrían desempeñar un papel importante en la selección de los pacientes que serían buenos candidatos para la terapia específica contra el cáncer, y en el seguimiento de la intensidad de la respuesta después de estos tratamientos”, comentó el director del Programa de Imágenes Moleculares, quien es además miembro del comité de imagen molecular de la RSNA.

La convergencia de la radiología, la patología y la genómica también desempeñará un papel clave en el futuro de la medicina de precisión, en particular en la atención del cáncer. En palabras de Choyke, patólogos y radiólogos deben lidiar con problemas relacionados con la densidad de información y la necesidad de comprimir cantidades de la misma.

Puede ser un cáncer de próstata de dos centímetros y la descripción completa será un puntaje de Gleason y nada más. Pero si se toma una imagen de resonancia magnética y la patología, y luego se determinan las áreas específicas en la patología que se correlacionan con malos resultados, y después se establecen las mutaciones genómicas dentro de esas regiones se podrá predecir a través de las imágenes qué pacientes tienen probabilidades de tener peores resultados”

Peter Choyke, director del Programa de Imágenes Moleculares.

En el cáncer de próstata, por ejemplo, los investigadores trabajan para correlacionar las láminas con la patología digital, no solo la clasificación de Gleason, sino también el análisis de la característica de la patología digital que se puede correlacionar con áreas específicas que se han seleccionado para la prueba genómica.

“Esto es importante porque un médico sabrá de inmediato si un paciente tiene un alto riesgo de tener un tumor agresivo. Pero también es primordial porque el especialista puede dirigir una biopsia con aguja en esa área, apuntar al tejido con mayor precisión y hacer genómica en la parte más agresiva del tumor”, comentó Choyke.

La noticia de la RSNA señala que existe una necesidad de desarrollo rápido de biomarcadores de imágenes cuantitativas para el diagnóstico y el pronóstico de los tumores, para crear una mejor estratificación del riesgo y ayudar a los médicos a tomar decisiones de tratamiento personalizadas.

En la actualidad, las imágenes cuantitativas se enfrentan a un desafío clave: la falta de estandarización. Con ese fin, la alianza de biomarcadores cuantitativos de imágenes de RSNA y la red de imágenes cuantitativas del Instituto Nacional de Cáncer trabajan para acelerar ese progreso, mediante el desarrollo de un estándar de atención para las prácticas con las láminas que también contribuirían a los ensayos clínicos.

Según Daniel Sullivan, miembro fundador de la alianza de biomarcadores cuantitativos de imágenes de RSNA, la adquisición de imágenes clínicas debe estandarizarse para reducir la variabilidad en la práctica y los ensayos clínicos. Dicha cuantificación es importante para reducir la variabilidad y aumentar la precisión, en particular cuando se compara con la interpretación de los resultados de forma cualitativa.

“Para que los resultados cuantitativos, objetivos y estandarizados sean aceptados y esperados en la práctica clínica, los datos de los ensayos clínicos deben demostrar que tales resultados objetivos conducen a una mejor toma de decisiones clínicas y mejores resultados”, dijo Sullivan, profesor emérito en el Departamento de Radiología del Centro Médico de la Universidad de Duke, en Carolina del Norte, Estados Unidos.


Palabras relacionadas:
Medicina de precisión y terapia dirigida, imágenes diagnósticas, estudios por imágenes para el cáncer, radiología oncológica, tratamientos personalizados para el cáncer, Sociedad de Radiología de América del Norte.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Imágenes diagnósticas y Medicina nuclear

Documentos relacionados