Promocione sus productos o servicios con nosotros
Detroit, MI, Estados Unidos - Noviembre de 2016

Cirugía robótica sin incisiones favorece tratamiento del cáncer orofaríngeo

Investigadores del Hospital Henry Ford, en Detroit, Estados Unidos, encontraron que por medio de una cirugía robótica sin incisiones, sola o combinada con quimioterapia o radiación, se le puede ofrecer a los pacientes con cáncer de orofaringe buenos resultados sin dolor y desfiguración significativa.

Las personas con cánceres en la base de la lengua, las amígdalas, el paladar blando y la faringe que se sometieron a cirugía robótica transoral (TORS, por su sigla en inglés) como primera línea de tratamiento, experimentaron una supervivencia media de tres años desde el momento del diagnóstico, según lo señala el estudio médico.

La cirugía robótica sin incisiones ofrece a los pacientes una opción para eliminar ciertos tumores de cabeza y cuello sin dejar cicatriz visible preservando al mismo tiempo facultades como el habla y la capacidad de comer. Con TORS, los cirujanos pueden acceder a los tumores dentro del espacio para-faríngeo, un área de forma piramidal que se encuentra cerca de la base del cráneo y conecta varios compartimientos profundos de la cabeza y el cuello. Se realiza a través de la boca usando los brazos operativos delgados del sistema de cirugía robótica da Vinci, lo que no requiere una incisión en la piel abierta.

La investigación realizada incluyó a 53 pacientes con cáncer orofaríngeo (83 % hombres, 77 % caucásicos, con una edad media de 60,8 años). Entre ellos, al 37 % se les practicó únicamente TORS, el 11,4% recibió radioterapia adicional y el 50 % fueron tratados con quimioterapia y radioterapia. La mayoría (63 %) pudieron recibir una dosis menor de radiación después de la cirugía robótica, lo que redujo el riesgo de los efectos secundarios de la radiación.

Los resultados preliminares revelan que pacientes con este tipo de cáncer, que son p16 negativo, un marcador para el virus del papiloma humano, tiene buenos resultados con TORS en combinación con radioterapia y/o quimioterapia.

“Para los pacientes no quirúrgicos, varios estudios han demostrado que cánceres de garganta positivos p16 o VPH relacionados con los cánceres de garganta, tienen una mejor supervivencia y menos recurrencia de los cánceres de garganta p16 negativos”, expresa el autor principal, Tamer Ghanem, director de la división de Oncología de cabeza y cuello y Cirugía reconstructiva, en el Hospital Henry Ford. “En nuestro estudio, los pacientes tratados con cirugía robótica tuvieron excelentes resultados y mayor supervivencia, independientemente de su estado de p16”, añadió el investigador.

La mayoría de los pacientes  pudieron recibir una dosis más baja de radiación después de TORS, lo cual reduce el riesgo de efectos secundarios. Por ahora, el doctor Ghanem reconoce que los resultados del estudio no son suficientes para cambiar la práctica clínica, pero este sí demuestra que la cirugía sola o en combinación con la radiación o la quimioterapia, es una alternativa de tratamiento en pacientes con cáncer de orofaringe independientemente del estado de p16.

Palabras relacionadas:
Tratamiento para el cáncer de orofaringe, avances en oncología, procedimientos mínimamente invasivos
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Cirugía

Documentos relacionados