Promocione sus productos o servicios con nosotros
Noviembre de 2004 Página 1 de 2

Cirugía para la epilepsia: tarifas en América Latina y Estados Unidos

Campos M., MD

Las diferencias en tarifas de cirugía para epilepsia en Latinoamérica se deben a los sueldos de los profesionales y escasa infraestructura e inversión en salud.

Introducción
A pesar de que a nivel mundial el factor económico desempeña un papel preponderante en el manejo de la salud, existen pocos análisis donde las tarifas de la prestación de servicios en Latinoamerica se comparen con aquellas de los países desarrollados.

Es necesario diferenciar los costos, de las tarifas y los precios: costo es el valor real de una prestación de salud; las tarifas o precios incluyen el costo más la ganancia, la cual puede ser invertida para pagar la renovación de equipos, salarios, investigación, o simplemente puede ser un valor económico directo para los inversores en salud.

Análisis macroeconómico
En América Latina, una persona se considera pobre cuando recibe menos de US$ 2 para vivir por día, o sea, US$ 730 anuales, mientras que en Estados Unidos una persona pobre gana aproximadamente US$ 17.000 por año [1].

Como el costo de vida entre los diferentes países es distinto, se utiliza el dólar internacional (DI) para expresar el mismo poder adquisitivo. En Chile, por ejemplo, el ingreso anual real es de US$ 6400, que equivale a 9623 DI, según la Organización Mundial de la Salud (gráfica 1) [2].

El gasto en salud de las diferentes naciones también varía. En salud, EE. UU. invierte un 13% del producto geográfico bruto (PGB) -mide el valor de la producción de bienes y servicios finales a precios de mercado, atribuible a factores de producción físicamente ubicados en el país-, mientras que México gasta tan sólo el 5,4% (gráfica 2).

La inversión gubernamental en salud por persona es de US$ 4500 en EE. UU., y de tan solo 154 DI en Bolivia (gráfica 3), lo cual es aún menor cuando se expresa en dólares reales del año 2004. En promedio, el 17% de las personas no cuentan con un seguro de salud de ningún tipo en EE. UU.

Tarifas
Una cirugía para epilepsia temporal no invasiva (paciente no privado) cuesta entre US$ 5 a 6 mil en Chile [3] o Brasil [4], mientras que la misma es diez veces más costosa en EE. UU. y ocho veces en Alemania [5].

Cabe hacerse la pregunta: ¿por qué son tan diferentes los valores? Para responderla, analizaremos diferentes variables.

Precio de los equipos: los equipos utilizados para el diagnóstico de la epilepsia -resonancia magnética, TAC, escáner, etc.- tienen el mismo valor en su lugar de origen, antes de los impuestos, y una variación mínima en el país de destino, por transporte, seguros o impuestos nacionales. Sin embargo, el precio de un examen es muy diferente según el país. Por ejemplo, una resonancia magnética realizada en Chile cuesta US$ 350, mientras que el mismo examen en el Baptist Hospital de Miami tiene un valor de US$ 3438, es decir, diez veces más. Podría explicarse porque el equipo de Miami realiza pocos exámenes y debe pagar altos costos en sueldos, investigación, mantenimiento o renovación, o porque el inversor busca obtener una alta rentabilidad.

Precio de los medicamentos: los fármacos utilizados para el tratamiento de la epilepsia (FAE) son variados, y su valor depende de si son productos originales o genéricos. Al comparar el costo anual de un tratamiento con FAE originales en Alemania y Chile, se encuentra que todos los FAE cuestan el doble en Alemania, a excepción del ácido valproico, un medicamento de primera línea, que es mucho más costoso en Chile (gráfica 4).

Alta tecnología: el patrón de oro en EE. UU. y Europa es la alta tecnología, a diferencia con los países latinos; la excepción son los centros latinos donde se practican procedimientos quirúrgicos para la epilepsia.

Sueldos del personal médico: los salarios de los médicos en Latinoamérica son bajos en las universidades y los hospitales gubernamentales, a diferencia de sus pares norteamericanos (tabla 1) [6]. Por esta razón, la mayoría de los médicos tienen trabajos extras con pacientes privados. En la actualidad, tan solo el 10% a 30% de la población tiene seguros privados de salud (Chile, 18%). Como las empresas aseguradoras latinoamericanas han copiado el sistema de administración norteamericano (HMO), la reducción de los gastos se hace con los honorarios profesionales; es decir, el seguro se entiende directamente con un prestador de salud preferencial, donde el neurocirujano es un recurso humano más. En Chile, en el 65% de los procedimientos privados, el neurocirujano recibe como pago máximo por la cirugía más costosa (extirpación de un tumor cerebral) alrededor de US$ 500. Por la misma cirugía en EE. UU., el Medicare (que tiene los honorarios más bajos) paga al neurocirujano un mínimo de US$ 1947.

Acerca del autor

Campos M., MD

Campos M., MD

El doctor Manuel Campos es Profesor Auxiliar del Departamento de Neurocirugía de la Pontifica Universidad Católica de Chile.
x
Marcelo
15 de enero de 2017 a las 10:13

En conclusión donde conviene operarse en una buena clínica de latinoamerica o en Estados unidos. Y cuales son las clinicas con más experiencia en este tipo de cirugia

Yeison
04 de noviembre de 2019 a las 14:28

Hola padezco de epilepsia refractaria convulsiones tónico clonicas hace 20 años mi familia y yo ya estamos con el alma en un hilo, necesito saber el valor de la cirugía tiene que ser si o si ya no doy más con estas convulsiones

Notas complementarias

Sección patrocinada por

Otras noticias de Cirugía

Documentos relacionados