Promocione sus productos o servicios con nosotros
Agosto de 2019 Página 2 de 4

Cirugía mínimamente invasiva reafirma sus ventajas en el tratamiento de la endocarditis

Por Oscar Velásquez, MD*, Omar Ali Matar, MD**, Fabián Jaimes, MD***

Conozca la experiencia del Hospital Universitario San Vicente Fundación en el manejo quirúrgico de la endocarditis por técnica mínimamente invasiva (MICS).

 

  • Postoperatorias: estancia hospitalaria total (tiempo transcurrido entre el ingreso y el alta), estancia postoperatoria en unidad de cuidados intensivos y hospitalaria, utilización de hemoderivados, tiempo de ventilación mecánica (tiempo en horas de utilización de soporte ventilatorio).
  •  

  • Complicaciones: mortalidad temprana (ocurrida en los primeros 30 días postoperatorios), infección del sitio operatorio, reintervención por sangrado, accidente cerebrovascular, requerimiento de marcapasos y aparición de fibrilación auricular postquirúrgica.

  • El seguimiento se efectuó durante los 30 días siguientes a la cirugía. Se realizó control por consulta externa a los ocho días siguientes en los pacientes de medicina en casa y posterior evaluación telefónica hasta la revisión a los 30 días.

    Los investigadores consignaron la información mediante un formulario diseñado para este estudio. Las fuentes de información fueron la historia clínica electrónica del Hospital Universitario San Vicente Fundación y el registro telefónico. Los datos se almacenaron en una base de datos de Microsoft Excel 2011 y el análisis estadístico se hizo con el programa SPSS 22.

    Análisis estadístico y resultados

    El estudio incluyó una fase descriptiva en la que se presentaron las variables cualitativas con frecuencias y las variables cuantitativas a través de promedios, desviación estándar (DE), medianas y rangos según la distribución de cada variable. Fue aprobado por el comité de ética de la institución y se garantizó la confidencialidad de la información personal de cada paciente.

    En total se realizaron 16 procedimientos en 15 pacientes, cuyo seguimiento se llevó a cabo a 30 días. La edad promedio fue 46,2 años; el 93 % fueron de sexo masculino, con clase funcional (NYHA) igual o mayor a II en el 67 % de los casos (tabla 1). Dos pacientes presentaban evidencia tomográfica de embolización al sistema nervioso central en la evaluación inicial.

    En un paciente se decidió manejo híbrido con stent medicado al segundo día posoperatorio, debido a enfermedad en la arteria obtusa marginal. Los gérmenes aislados fueron Staphylococcus aureus meticilino sensible, Candida albicans, Streptococcus viridans y Enterococo. Los hemocultivos fueron negativos en 40 % de los casos (tabla 2); se describen a su vez las variables intra y postoperatorias (tabla 3).

    Tabla 1
    Tabla 2
    Tabla 3

     

    Se realizaron seis plastias valvulares, las cuales fueron tricúspides en el 50 % de los casos, un reparo de la válvula aórtica con pericardio por perforación de la valva no coronariana y dos plastias mitrales con resección posterior en un paciente y anterior con parche de pericardio más anillo semirrígido en otro; ocho reemplazos valvulares (40% mitrales), dos casos con válvula mecánica Regent (St Jude) y seis casos con Bioprótesis Mosaic (Medtronic) o Epic (St Jude); se retiraron dos catéteres infectados con vegetaciones (tabla 4).

    El tiempo de pinzamiento promedio fue de 81,7 minutos, mientras que el de circulación extracorpórea de 103 minutos, con soporte inotrópico a la salida de circulación extracorpórea en 60 % (nueve pacientes). El 86,6 % de los pacientes tenía comorbilidades: insuficiencia renal crónica en el 26,6 % y requerimiento de hemodiálisis en el 0,6 %, adenocarcinoma de recto en un caso y virus de inmunodeficiencia humana (VIH) en otro caso; solo en dos pacientes no se reportaron enfermedades asociadas (tabla 1).

    El promedio de las variables ecocardiográficas fue de 58,9 % en la fracción de eyección, 35,8cm de diámetro sistólico y 58,1 cm de diámetro diastólico. Se transfundieron en promedio por paciente 2,5 unidades de glóbulos rojos, 0,3 unidades de plasma y 1,7 unidades de plaquetas. No se reportó ninguna infección superficial ni profunda.

    Tabla 4

    La cirugía mínimamente invasiva ha demostrado beneficios en parámetros como estancia en unidad de cuidados intensivos y hospitalaria, menor probabilidad de requerimientos sanguíneos, disminución del riesgo de infección del sitio operatorio y reincorporación pronta a su actividad laboral [10].

    La intervención quirúrgica por esta técnica puede significar una disminución en los riesgos de infección del sitio operatorio, específicamente en pacientes con endocarditis de base; de igual forma, puede reducir las probabilidades de sangrado y transfusión, descritas con mayor frecuencia en estos pacientes.

    La incidencia de endocarditis infecciosa en Norteamérica aumentó de 11 a 15 por cada 100.000 habitantes [3]. Un estudio observacional basado en la población francesa, la reporta en 33,8 casos por millón/año; fue mayor en hombres de 75 a 79 años, la mayoría sin cardiopatía previa, pero asociada al cuidado de la salud en el 27 % [23]. No se tienen estadísticas claras de la incidencia en el medio, pero en el centro hospitalario sede del estudio, esta patología representa el 15 % de las cirugías valvulares que se realizan por cirugía cardíaca mínimamente invasiva (MICS, por sus siglas en inglés).

    Los gérmenes más aislados en endocarditis son en primer lugar el Staphylococcus aureus, seguido del Estreptococo; se encuentra a su vez diferencia en cuanto a las válvulas nativa o protésica y el tiempo de evolución.


    Palabras relacionadas:
    Válvula aórtica, Válvula mitral, Válvula tricúspide, Esternotomía, Procedimientos quirúrgicos mínimamente invasivos, Endocarditis, Cirugía mínimamente invasiva, Infecciones cardiovasculares

    Acerca del autor

    Por Oscar Velásquez, MD*, Omar Ali Matar, MD**, Fabián Jaimes, MD***

    *Médico del Departamento de Cirugía Cardiovascular, Hospital Universitario San Vicente Fundación, Medellín, Colombia. **Médico del Departamento de Medicina Interna, Universidad de Antioquia, Medellín. ***Médico de la Unidad de Investigaciones, Hospital Pablo Tobón Uribe, Medellín.
    x
    Notas complementarias
    • Referencias

    Sección patrocinada por

    Otras noticias de Medicina interna y subespecialidades