Promocione sus productos o servicios con nosotros
Agosto de 2005 Página 3 de 3

Cirugía ambulatoria, una alternativa eficaz

Guido Idrovo Murillo, MD

El paciente es valorado por el médico anestesiólogo, quien además proporciona información sobre el tipo de anestesia, indicaciones preoperatorias, horarios y condiciones en las que debe asistir el día de la operación, y obtiene el consentimiento informado.

El día de la intervención el paciente es recibido por personal de enfermería y preparado para la operación.

Un aspecto de trascendental importancia para el desarrollo y éxito de la cirugía ambulatoria es la anestesia de alta calidad, que debe ser aceptable tanto para el paciente como para el cirujano. Aparte de escoger adecuadamente la técnica y los pacientes, prevalece el hecho de que se requiere de normas de seguridad técnica para que la atención sea de buena calidad.

El cumplimiento de recomendaciones y estándares sobre la práctica anestésica, dictado por organismos de control nacional e internacional, se refiere a:

  • Contar con profesionales en anestesia altamente capacitados y con acreditación.
  • Contar con personal de enfermería debidamente capacitado, con certificación.
  • Equipos para anestesia idóneos.
  • Equipos de monitoreo, que incluyen ECG, presión arterial, oximetría de pulso, frecuencia cardiaca.
  • Equipos para reanimación cardiopulmonar.
  • Documentación adecuada de todo el proceso.
  • Estrategias para el transporte de urgencia, en caso de que el paciente amerite atención medica más especializada.

Las especialidades que actualmente utilizan nuestra unidad de cirugía ambulatoria son: otorrinolaringología, ginecología, pediatría, urología, oftalmología, proctología, ortopedia y traumatología, odontología, cirugía general, vascular, plástica y oncológica menor; procedimientos por laparoscopia, endoscopia digestiva, artroscopia y clínica del dolor.

No se realiza una cirugía en forma ambulatoria en el centro en los siguientes casos:

  • Pacientes que sobrepasen el riesgo anestésico ASA II.
  • Cirugías con gran manipulación que comprometa la pronta recuperación.
  • Procedimientos neuroquirúrgicos intracraneales.
  • Procedimientos de grandes articulaciones o de columna vertebral.
  • Procedimientos intratorácicos abiertos.
  • Pacientes menores de seis meses y mayores de 80 años.
  • Partos y cesáreas (no contamos con unidad de neonatología).

Las ventajas de la cirugía ambulatoria incluyen:

  • Mejor recuperación del paciente en su hogar.
  • Participación activa de la familia en la recuperación, sin romper el núcleo familiar.
  • Reducción de costos.
  • Reducción de infecciones nosocomiales.
  • Rápido retorno del paciente a sus actividades.
  • Adecuado seguimiento a través de enfermería domiciliaria.
  • Poco proceso burocrático sin pérdida de tiempo.

Entre las desventajas y limitaciones podemos citar:

  • Posibilidad de complicaciones postoperatorias, sin control.
  • Pacientes sin familiares.
  • Pacientes con residencia fuera de la ciudad.
  • Paciente y familia con bajo nivel educativo.
  • Pacientes que no aceptan la técnica.

Tenemos nueve años de experiencia en la atención quirúrgica ambulatoria y hemos realizado alrededor de 600 procedimientos al año, con muy pocas internaciones no planeadas (cinco en total); no se han presentado fallecimientos hasta la fecha.

Creemos que la cirugía ambulatoria debe ser considerada como una solución a los problemas de atención médica de los pueblos, y como tal, incorporada en los programas de salud de los gobiernos.

Fin.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Cirugía

Documentos relacionados