Promocione sus productos o servicios con nosotros
Agosto de 2005 Página 2 de 3

Cirugía ambulatoria, una alternativa eficaz

Guido Idrovo Murillo, MD

La cirugía de consultorio es la modalidad más nueva de cirugía ambulatoria, así como la de más rápido crecimiento. Para el año 2000, esta práctica llegó hasta el 12% de atención; y actualmente reporta el 15%.

Nuestra experiencia
En 1996, se estableció en la ciudad de Quito, Ecuador, una unidad de cirugía ambulatoria autónoma e independiente, que cuenta con 52 médicos de todas las especializaciones, de los cuales 24 son cirujanos.

La propuesta de que el tratamiento debe ser integral y todo bajo un mismo techo nos animó a su creación. Iniciamos en un área de 110 metros cuadrados, con un quirófano bien equipado, zona de esterilización, área de lavado de manos, bodega de insumos y medicamentos y cuatro cubículos para recuperación. Actualmente contamos también con dos habitaciones para pacientes que requieren hospitalización por corto tiempo.

Problemas
Luchar contra las costumbres. Tradicionalmente, todo proceso quirúrgico debía ser realizado en un hospital, y aunque se hiciera por consulta externa, los cirujanos querían el "respaldo institucional". Iniciamos con procedimientos de corta duración y en pacientes sin mayor riesgo, hasta demostrar que los atendidos bajo esta modalidad tenían mejor recuperación. Entonces, se acuñó nuestro eslogan: "Su propio hogar es el mejor sitio para gozar de la recuperación de su salud".

Creemos que en el crecimiento y desarrollo de estas unidades quirúrgicas el cirujano tiene un papel protagónico, ya que es el principal cliente; la mayoría de los pacientes aceptan la decisión de su cirujano sobre el lugar en donde deben realizar el procedimiento, de tal manera que es él quien debe estar convencido de que la cirugía ambulatoria es una buena alternativa para sus pacientes.

Costos. Aparte de la predisposición de los cirujanos y el avance tecnológico, hacía falta el factor económico. Como las compañías aseguradoras únicamente cubrían los gastos de los pacientes si estos eran hospitalizados, pasó algún tiempo antes de demostrarles que era más conveniente apoyar a los pacientes a realizar sus cirugías de forma ambulatoria, con una cobertura económica adecuada.

Desarrollamos un sistema de "paquetes" para cada procedimiento, que incluye:

  • Gastos fijos: constan de sueldos del personal, costos administrativos y de servicios básicos (agua, luz, teléfono, etc.).

  • Insumos médicos: calculados para cada procedimiento, de manera previa, con base en las costumbres de los cirujanos.

  • Gastos variables: las medicinas empleadas, dependiendo del procedimiento y tipo de anestesia.

  • Honorarios médicos, que son establecidos previamente con el paciente o con las aseguradoras, de acuerdo con una tabla vigente.

Estos "paquetes" son revisados anualmente para su actualización y aprobación, conjuntamente con las aseguradoras interesadas.

Bajo estas circunstancias, las recomendaciones para mejorar los ingresos son incentivar el uso de la unidad ambulatoria entre los cirujanos para aumentar el número de pacientes atendidos y ser eficientes en la atención, con el fin de disminuir el tiempo de intercambio entre paciente y paciente y de esta manera reducir los costos de los servicios.

Control postoperatorio. Las estadísticas indican que la mayoría de complicaciones postoperatorias ocurren en las primeras horas. Nuestros pacientes permanecen en la sala de recuperación postanestésica un promedio de tres horas; sin embargo, si el caso lo amerita, pueden permanecer mayor tiempo; luego, con una adecuada puntuación en la escala de Aldrete, son dados de alta, y como requisito indispensable siempre estarán acompañados de una persona responsable.

Los parámetros más importantes, aparte de los establecidos internacionalmente, en los que nos apoyamos para el alta, son: estado de lucidez mental, control de sus esfínteres, alivio completo del dolor, capacidad para valerse por sí mismo, ausencia de náuseas o vómito y tolerancia oral probada para dieta líquida o blanda. Por la noche, el personal de enfermería domiciliaria visita la residencia del paciente, para valorar su recuperación e instruir a la familia sobre su cuidado, posteriormente informa al médico cirujano y realiza un reporte.

¿Qué hacemos?
El desarrollo de esta unidad de cirugía ambulatoria ha sido progresivo y en la actualidad realizamos procedimientos quirúrgicos de todas las especialidades.

El exhaustivo control de los pacientes es la clave, lo cual realiza el médico cirujano, quien programa el procedimiento. Como norma de la unidad, no se programan cirugías en pacientes que sobrepasan el riesgo anestésico ASA II.

La asistente de servicios informa sobre costos, convenios con aseguradoras, formas de pago, etc.

x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Cirugía

Documentos relacionados