Promocione sus productos o servicios con nosotros
Octubre de 2008 Página 1 de 2

Cardiología nuclear y tomografía cardiaca en cardiopatía isquémica y enfermedad arterial coronaria

Enrique Vallejo, MD, F.A.S.N.C.*

Gammagrafía y angiotomografía coronaria en la identificación temprana de individuos en riesgo de cardiopatía isquémica y enfermedad arterial coronaria.

La cardiopatía isquémica es la causa más frecuente de morbilidad y mortalidad a nivel mundial. El incremento en la esperanza de vida en países desarrollados, así como en vías de desarrollo, tiene como consecuencia que las enfermedades crónico-degenerativas incrementen su prevalencia. Por lo tanto, es de esperarse que el número de pacientes con enfermedad arterial coronaria y cardiopatía isquémica se incremente en los próximos años [1].

La enfermedad arterial coronaria es un concepto anatómico que describe la presencia de placas ateromatosas, las cuales pueden obstruir la luz vascular y disminuir el flujo sanguíneo que irriga al miocardio [2]. Por otro lado, la cardiopatía isquémica es un concepto funcional que implica la disminución del aporte de oxígeno a la célula miocárdica cuando esta incrementa su demanda [3]. Aunque en la mayoría de los casos la cardiopatía isquémica se asocia a enfermedad arterial coronaria y placas ateromatosas, en aproximadamente el 10% de los pacientes con cardiopatía isquémica las arterias coronarias son anatómicamente normales (i.e., síndrome X).

La gammagrafía y la angiotomografía coronaria son las dos estrategias diagnósticas no invasivas más eficaces y reproducibles en la evaluación de pacientes con sospecha y/o presencia de cardiopatía isquémica o enfermedad arterial coronaria. La gammagrafía cardiaca es un estudio funcional que evalúa la presencia de isquemia miocárdica (figura 1). La angiotomografía coronaria es un examen anatómico que evalúa la presencia de enfermedad arterial coronaria (figuras 2 y 3) [4].

La gammagrafía cardiaca tiene más de treinta años de experiencia clínica, y ha demostrado ser un auxiliar diagnóstico con una sensibilidad superior al 90% y una especificidad mayor del 80% para la determinación de cardiopatía isquémica. Además, tiene un elevado valor pronóstico, que permite estratificar el riesgo del paciente con cardiopatía isquémica para presentar infarto y/o muerte; la evaluación de la perfusión miocárdica con gammagrafía cardiaca es útil para seleccionar la terapéutica médica que modifica la historia natural de la enfermedad (tratamiento farmacológico y/o de revascularización coronaria). Finalmente, y en forma simultánea con el estudio de la perfusión miocárdica, la gammagrafía cardiaca puede evaluar la función ventricular izquierda, con lo cual es posible estratificar con mayor precisión el riesgo de eventos cardiovasculares, independientemente de la gravedad de la isquemia [5].

Los beneficios de la gammagrafía cardiaca se han demostrado en diversos escenarios clínicos; por ejemplo, en el paciente ambulatorio con una situación clínica estable, quien acude al servicio de urgencias con dolor precordial agudo [6], y en aquel que ha sufrido un evento coronario agudo y requiere de evaluaciones secuenciales [7].

Las nuevas técnicas nucleares, aplicadas al estudio del paciente con cardiopatía, han logrado caracterizar no solo la circulación coronaria y las alteraciones funcionales del miocardio [8], bien sea con la tomografía computarizada y emisión de fotón único (SPECT) o con emisión de positrones (PET), sino que también han conseguido caracterizar el metabolismo cardiaco [9] y las alteraciones en la inervación cardiaca [10]. Es posible afirmar que las técnicas nucleares, con el uso de diversos radionúclidos, permiten evaluar en todos los niveles al paciente con cardiopatía isquémica, es decir, a nivel funcional, metabólico y molecular [11].

Acerca del autor

Enrique Vallejo, MD, F.A.S.N.C.*

Enrique Vallejo, MD, F.A.S.N.C.*

*Medicina Interna, Cardiología, Cardiología Nuclear y Tomografía Cardiaca. Postgraduado de la Universidad Nacional Autónoma de México, de la Universidad de Yale y Diplomado en la Cleveland Clinic. Cardiólogo adscrito al Servicio de Cardiología Nuclear y Tomografía Cardiaca del Instituto Nacional de Cardiología Ignacio Chávez, México. Investigador Nacional, S.N.I.
x
Notas complementarias
  • Referencias

Sección patrocinada por

Otras noticias de Medicina interna y subespecialidades

Documentos relacionados