Promocione sus productos o servicios con nosotros
Julio de 2020 Página 1 de 3

Capacidad de respuesta anticipada: el éxito de hospitales TecSalud

Por Alejandra Leguizamón, Editora de El Hospital

En situaciones de emergencia sanitaria, la capacidad de respuesta oportuna y organizada en los hospitales se pone a prueba para evaluar y garantizar la entrega de servicios, el adecuado manejo de recursos y la seguridad para el personal y los pacientes.

En México, el 27 de febrero se reportó el primer caso con COVID-19 y solo hasta el 30 de marzo, con un total de 1,094 casos confirmados, la Secretaría de Salud Nacional declaró estado de emergencia, suspendió por un mes las actividades catalogadas 'no esenciales' e invitó a la población a resguardarse en casa de manera voluntaria.

Por su parte y de manera anticipada a las medidas del gobierno mexicano, los hospitales privados adecuaban sus propios protocolos de atención. Así, para la primera semana de marzo, los hospitales San José y Zambrano Hellion de TecSalud, el Sistema de Salud del Tecnológico de Monterrey, tenían listo el Plan de contingencia COVID-19 para optimizar recursos, capacitar al personal, disminuir el contagio entre pacientes y médicos, y habilitar la infraestructura necesaria.

En diálogo con El Hospital, el Maestro Sven Boes, director general de hospitales TecSalud en Monterrey, habló sobre las prioridades de inversión, adecuación de espacios, servicios médicos y hasta trabajo coordinado con el gobierno local que tuvieron en cuenta, para desarrollar un plan estratégico con capacidad de respuesta suficiente ante las demandas de atención que exigiría la evolución de la pandemia, al menos, en la capital del estado de Nuevo León.

PRIORIDADES EXPANSIÓN  

EH: En medio de la incertidumbre mundial para atender la crisis ¿qué aspectos analizaron para desarrollar y poner en marcha su Plan de contingencia COVID-19, en tan corto tiempo?

Mtro. Sven Boes (SB): Efectivamente fue muy rápido, en 15 días logramos montar este plan con un comité estratégico conformado por la rectoría de TecSalud, vicepresidencia del Tec de Monterrey y los directores de operaciones, talento humano, finanzas, cadena de suministro, laboratorio, comunicación y enfermería. Debatimos en primer lugar, si era conveniente que los dos hospitales atendieran pacientes con COVID-19 y decidimos agrupar los protocolos de investigación, expertise y atención en uno solo para evitar contagios en ambas sedes.

El siguiente paso fue saber cuál de los dos hospitales y elegimos al San José, por ser más grande y porque podíamos seccionar muy bien los servicios médicos en cada torre para pacientes con y sin COVID-19. El tercer paso fue revisar nuestra capacidad para toma de muestras -que en promedio realizamos 120 al día- y al principio se hacían en las salas de urgencias de cada hospital, pero vimos que poníamos en riesgo a pacientes no infectados al compartir la misma área.

Ahí decidimos invertir en la instalación de módulos externos en los estacionamientos de los hospitales, y tendrían sala de espera con su respectivo distanciamiento de 1.5m entre sillas, área para toma de signos vitales, otra de toma de muestras y baños. Esto tomó 10 días y la estrategia fue muy atinada porque los pacientes circulaban muy rápido. Se les realizaba un cuestionario y un triage para determinar si eran candidatos a una toma de muestra para COVID-19 y si no era necesaria, se enviaban a casa, con el fin de no quedarnos sin pruebas y que se utilizaran en pacientes que realmente lo requirieran.

A mediados de mayo, ambos hospitales habían tomado más de 2,300 pruebas detectando 160 pacientes pos

A mediados de mayo, ambos hospitales habían tomado más de 2,300 pruebas detectando 160 pacientes positivos, de los cuales 40 fueron hospitalizados.

EH: ¿Qué cambios en infraestructura consideraron en las tres etapas del Plan de contingencia COVID-19?

SB: Cada etapa incluía la expansión de las instalaciones y cambios en los servicios que ofrecen los hospitales y se ejecutaría conforme aumenta el volumen de pacientes.

En la primera etapa construimos los módulos de diagnóstico y tomas de muestra en ambos hospitales. A su vez, al hospital Zambrano Hellion se trasladó toda la atención de obstetricia, neonatal y cunas. Por su parte, en el San José solo para atención de casos COVID-19, habilitamos un piso con 19 habitaciones para hospitalización y se dispone la unidad de cuidado intermedio también a pacientes positivos.

En la etapa dos, el quirófano adicional que adaptamos en el Zambrano Hellion se destina para cirugías ambulatorias y se habilita otro piso con 16 habitaciones para hospitalización de pacientes COVID-19. En la última etapa, que es en la que estamos ahorita, se concentran en el Hospital San José todos los casos COVID-19 que requieran hospitalización.

EH: ¿Cuántas camas y áreas para cuidados críticos adicionaron en sus hospitales?

SB: Nuestra meta era llegar a una capacidad para 160 pacientes hospitalizados y 50 pacientes críticos solo de COVID-19. Esta es una capacidad muy amplia considerando que aproximadamente el 20% de los casos confirmados necesita hospitalización.


Palabras relacionadas:
Hospitales TecSalud de Monterrey; Hospital San José de TecSalud; Hospital Zambrano Hellion de TecSalud; Plan de atención hospitalaria en medio de la pandemia por COVID-19; Módulos de atención en Hospitales TecSalud; Plan de contingencia COVID-19; Plan de contingencia COVID-19 en TecSalud; Expansión hospitalaria para atención de pacientes con COVID-19 en México; Hospitales en México durante la pandemia; Estrategias de atención en hospitales de México; Abastecimiento de productos para hospitales
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Anestesia, urgencias y cuidado intensivo

Documentos relacionados