Promocione sus productos o servicios con nosotros
Marzo de 2020

Camas para UCI y ventiladores, los más solicitados en Chile para pacientes graves por COVID-19

La Asociación de Dispositivos Médicos de Chile, destaca que además de las camas y los ventiladores mecánicos, es indispensable contar con los profesionales de salud calificados.

Con la pandemia del coronavirus avanzando en Chile, en Fase 4 y catalogada como Estado de Catástrofe, han cobrado especial relevancia las camas de Cuidados Intensivos (UCI), claves en la atención de pacientes graves por COVID-19.

En medio de la creciente demanda nacional y mundial por equipos de respiración asistida y que ha provocado escasez en algunos países, a través de la Subsecretaría de Salud Pública y vía un fondo extrapresupuestario de emergencia, el gobierno chileno ha ordenado la compra de 872 ventiladores mecánicos por un monto total de (CLP) $12.568 millones de pesos (USD 15,127).

Gabriela Garnham, gerente general de la Asociación de Dispositivos Médicos de Chile (ADIMECH), que agrupa a las empresas más innovadoras del sector, señala que las 'Camas UCI' se definen como un espacio que permiten un monitoreo estricto de la condición de una persona en estado crítico.

Por ejemplo, si llegan a fallar sus pulmones, no permitiendo la adecuada oxigenación, la cama UCI contempla desde monitores que evalúan el ritmo del corazón, la respiración, la presión sanguínea y la saturación de oxígeno a través de la piel, hasta los ventiladores, dispositivos mecánicos que facilitan la respiración usando presión para enviar aire, o una mezcla de gases, hacia los pulmones. Los ventiladores mecánicos son vitales en la atención de personas con insuficiencia pulmonar, que puede ser una de las complicaciones de los casos graves de COVID-19”, explica la gerente general de ADIMECH.

Asimismo, los ventiladores también se pueden configurar para exhalar aire, asumiendo efectivamente las funciones de inhalación y exhalación. Así, se programan para que "respiren" a un ritmo determinado de acuerdo con las necesidades del paciente. Los primeros respiradores datan de las décadas de 1920 y 1930 y se conocían como "pulmones de hierro". A menudo se usaban para ayudar en el tratamiento de pacientes con polio. En la actualidad, los ventiladores se usan principalmente en cuidados intensivos y en casos de emergencia.

Respecto de las camas UCI, Gabriela Garnham añade que junto con la implementación de dispositivos médicos son también necesarios profesionales de la salud capacitados para atender estos pacientes.

A su vez, la representante de ADIMECH recalca el llamado de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de hacer un uso racional de las mascarillas médicas para evitar el derroche y uso innecesario de recursos valiosos. “Las personas que no manifiestan síntomas respiratorios, tales como la tos, no necesitan usar mascarilla médica. Las mascarillas se recomiendan a quienes presentan síntomas del COVID-19 y sus cuidadores (sea en casa o en un establecimiento sanitario)”.

En este sentido, afirma la representante gremial, la tendencia es “ a que las nuevas tecnologías evolucionen rápidamente, siendo menos invasivas para el paciente y con altos estándares de calidad y seguridad”, finaliza.


Le puede interesar también:

Impacto económico del COVID-19 en la industria de dispositivos médicos


Palabras relacionadas:
Camas de cuidados intensivos, ventiladores para cuidados intensivos, cuidados intensivos por coronavirus, dispositivos médicos en Chile, coronavirus en pacientes críticos; dispositivos para casos de coronavirus en Chile, compra de ventiladores mecánicos en Chile, Camas UCI y ventiladores para casos de coronavirus, COVID-19 en Chile.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de COVID-19 en la Industria de Salud

Documentos relacionados