Promocione sus productos o servicios con nosotros
Julio de 2020

COVID-19 provoca innovaciones en áreas de radiología

Ultrasonido para la colocación de líneas intravenosas y radiografías a una distancia segura son algunos de los avances en las imágenes diagnósticas.

En el marco de la pandemia por COVID-19, varios sectores de la salud han tenido que renovarse y reinventarse para lograr atender a la gran masa de pacientes que se presentan cada día a causa del virus. Es por esto que distintos centros médicos y personal de la salud tuvieron que tomar decisiones innovadoras en medio de su labor para mejorar la atención a los pacientes e incrementar las posibilidades de atención.

El Dr. Sheynzon, radiólogo intervencionista del Centro Médico de la Universidad de Columbia y presbiteriano de Nueva York, llegó al Hospital Allen como parte de un Equipo de acceso a la fuerza de trabajo quirúrgica, o COVID SWAT, para abreviar. Él y su equipo de médicos residentes estaban allí para realizar el trabajo de colocar líneas en las venas y arterias de los pacientes para administrar líquidos y medicamentos. El trabajo era muy necesario, ya que los cirujanos del hospital estaban abarrotados de pacientes y la mayoría de los otros especialistas médicos que estaban ayudando tenían solo una experiencia limitada para colocar líneas.

De esta manera, utilizando ultrasonido como guía, los equipos de los Departamentos de Radiología y Cirugía trabajaron durante todo el día, colocando líneas en las arterias radiales muy pequeñas en la muñeca para algunos pacientes y colocando catéteres grandes en el cuello de otros que se sometían a diálisis.

Por otra parte, los pacientes de riesgo intermedio con síntomas de COVID-19 ingresaban para obtener radiografías de tórax para descartar otras afecciones, lo que podría exponer al personal y a otros pacientes al virus. Además, las habitaciones tenían que descontaminarse después de cada paciente, un proceso que requería mucho tiempo y que limitaba el número de pacientes examinados. 

Por esto, el personal de Penn StateHealth en Hershey, abrió un nuevo anexo de radiología justo cuando el número de casos de COVID-19 se acercaba a su punto máximo. Esto tuvo lugar en un área con una puerta que daba al exterior donde colocaron una lámina de plexiglás, creando una barrera segura entre la máquina y el exterior. Los pacientes que se hicieron una radiografía solo tuvieron que conducir, salir del auto y pararse frente al plexiglás.

A los pocos días de la apertura, la instalación estaba atendiendo hasta 15 casos al día, más del doble del volumen posible en una habitación bajo procedimientos de descontaminación en el aire.


Palabras relacionadas:
innovaciones en los departamentos de radiología, Ultrasonido para la colocación de líneas intravenosas, avances en las imágenes diagnósticas, Hospital Allen, Departamentos de Radiología y Cirugía, nueva área de radiología para atención de pacientes durante la pandemia, personal de Penn StateHealth en Hershey en nueva área de radiología.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Imágenes diagnósticas y Medicina nuclear

Documentos relacionados