Promocione sus productos o servicios con nosotros
San Francisco, Estados Unidos - Noviembre de 2017

Bloqueo del compartimento de la fascia iliaca en cirugía artroscópica no mejora el dolor

Un estudio con 80 pacientes sometidos a artroscopia de cadera reveló que el bloqueo no estimula mejoría en el dolor y sí provoca debilidad en la pierna.

Investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de California, en San Francisco, Estados Unidos, desarrollaron un estudio con 80 pacientes sometidos a artroscopia de cadera. La adición de un bloqueo en la fase preoperatoria a la inyección de anestésico local intraarticular no mostró mejoría en la analgesia postoperatoria y produjo debilidad en la pierna.

El número de cirugías artroscópicas de cadera para abordar las patologías en esta articulación aumentó de manera significativa, a pesar del enfoque mínimamente invasivo, a quienes se les practican estos procedimientos experimentan dolor significativo posoperatorio, señala Anestehesiology News.

Pensamos que el bloqueo de la fascia iliaca resolvería el problema del control del dolor después de la artroscopia y limitaría la debilidad de la pierna experimentada con el bloqueo del nervio femoral. Sin embargo, el bloqueo no mejoró el dolencia y redujo la fuerza del cuádriceps, lo que aumentó el riesgo de caídas”

Matthias Behrends, profesor asociado de anestesiología en la Facultad de Medicina de la Universidad de California, en San Francisco.

En un ensayo aleatorio, con 80 pacientes sometidos a una artroscopia de cadera para pinzamiento femoroacetabular, los investigadores compararon el bloqueo del compartimento de la fascia iliaca preoperatoria con 40 ml de ropivacaína al 0,2 % versus el bloqueo simulado con 40 ml de solución salina al 0,9 %. Además, todos recibieron una inyección intraarticular de 10 ml de ropivacaína al 0,25 % al final del procedimiento quirúrgico, indicaAnesthesiology News.

Se evaluaron las puntuaciones de dolor hasta 24 horas después de la cirugía y los requerimientos de opiáceos en varios puntos temporales a lo largo del período perioperatorio. La fuerza del cuádriceps se midió mediante contracciones isométricas voluntarias máximas con un dinamómetro estacionario en tres oportunidades, antes de que se realizara la fascia iliaca o el bloqueo simulado, cerca de 30 minutos después de completar el bloqueo y antes del alta del paciente. 78 pacientes completaron la parte de control del dolor del estudio el día de la cirugía.

En palabras de Behrends, las puntuaciones de dolor y los requerimientos de opiáceos fueron similares entre los grupos en la Post Unidad de Cuidado Anestésico (PACU, por sus siglas en inglés), al igual que el tiempo requerido para cumplir con los criterios de alta. Fuera de la institución médica, los pacientes de ambos grupos experimentaron un grado similar de dolencia y necesidad de analgesia con opioides en las primeras 24 horas después de la cirugía. La selección de pacientes puede haber influido en estos resultados inesperados.

“Algunos pacientes no sienten dolor o sienten muy poco después de la artroscopia, otros sienten mucho dolor, incluso después de un bloqueo. Cuando se realiza un bloqueo postoperatorio, se elige a los pacientes que tienen mucho dolor”, explicó el doctor Behrends. Además, el efecto placebo puede haber jugado un papel importante. “Insertar una aguja en la ingle impresiona a los pacientes. Tienden a mejorar una vez que se ha realizado un procedimiento invasivo”, agregó.

Un total de 40 pacientes completaron los tres conjuntos de mediciones de la fuerza del cuádriceps y surgió una clara diferencia entre los grupos. Los pacientes que recibieron el bloqueo simulado experimentaron una reducción del 40 % en la fuerza de la pierna desde el inicio, mientras que los que recibieron el bloqueo del compartimento de la fascia iliaca tuvieron una reducción del 90 % en la fuerza de la pierna desde el inicio. El rendimiento de los bloqueos con la sedación y la cirugía con benzodiazepinas tuvo poco efecto sobre la fuerza de la pierna no quirúrgica, anotaron los autores para Anesthesiology News

Después del alta, la fuerza promedio pasó de 170 N a 100 N en el grupo simulado, pero de 160 N a 18 N en el grupo fascia iliaca, una reducción profunda de la fuerza de la longitud. “No esperábamos esto, dada la menor concentración de anestésico local inyectado fuera de la vaina femoral. El estudio no tuvo el poder suficiente para detectar la importancia de este resultado, pero este bloqueo puede, en potencia, poner a los pacientes en riesgo de lesión”, aseguró el investigador.

“Al considerar su cuestionable eficacia en la reducción del dolor postoperatorio después de la artroscopia de cadera, no se recomienda el uso habitual del bloqueo de la fascia iliaca en esta población de pacientes”, puntualizó Behrends.


Palabras relacionadas:
Avances en cirugía artroscopia de cadera, pinzamiento en la cadera, bloqueo fascial en la pared abdominal, procedimientos mínimamente invasivos, Bloqueo del compartimento de la fascia iliaca, cirugía de cadera.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Anestesia, urgencias y cuidado intensivo

Documentos relacionados