Promocione sus productos o servicios con nosotros
Madrid, España - Marzo de 2017

Biosensor es capaz de detectar el VIH una semana después de la infección

El biosensor, que cabe en un chip, combina estructuras micromecánicas de silicio con nanopartículas de oro, que funcionan con anticuerpos específicos al p24.

Un equipo del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), en España, desarrolló un biosensor con capacidad para diagnosticar el virus del sida tipo 1 en la primera semana después de la infección.

La tecnología patentada detecta el antígeno p24, una proteína presente en el VIH-1, hasta en concentraciones 100 mil veces inferiores al de los sistemas actuales, que solo detectan el virus a las tres o cuatro semanas después del contagio.

Según Priscila Kosaka, una de las  impulsoras de la tecnología, la detección precoz es clave para prevenir la transmisión del virus, ya que el potencial de infección del VIH en la primera etapa del contagio es mucho mayor que en fases posteriores. También señala que cuanto antes se inicie la terapia antirretroviral, mayor será la mejoría en el control inmunológico y la preservación de la función cognitiva.

El biosensor, que cabe en un chip de medio milímetro, combina estructuras micromecánicas de silicio con nanopartículas de oro, que funcionan con anticuerpos específicos al p24. Así, el suero se incuba sobre el sensor durante una hora y, al final del ensayo, los antígenos de HIV-1, si los hay, quedan atrapados entre las partículas de oro y el silicio.

De momento, el sensor que toma un tiempo total de ensayo de cuatro horas y 45 minutos, está siendo aplicado para la detección de algunos tipos de cáncer, como el de próstata. Se utiliza el mismo chip y se incuban en él soluciones específicas para detectar los biomarcadores que indican la presencia de células cancerígenas.

Priscila Kosaka, quien ya había desarrollado un sensor similar en 2015 para detectar tumores y enfermedades, como la hepatitis, adelanta junto con el grupo de investigación trámites que incluyen tanto pruebas en la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios como en la Oficina para la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos, para que el chipllegue a hospitales y laboratorios de distintos países en los próximos tres o cuatro años.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Laboratorio, patología y banco de sangre

Documentos relacionados