Promocione sus productos o servicios con nosotros
Varsovia, Polonia - Julio de 2019

Biopsia podría detectar afecciones gástricas precancerosas en la endoscopia GI superior

Un estudio propone que la tasa a la que un operador toma biopsias podría servir como medida para la endoscopia gastrointestinal superior GI.

En la actualidad, la endoscopia gastrointestinal superior (GI, por su sigla en inglés) carece de marcadores de calidad validados, sin embargo, un nuevo estudio propone que la tasa de un operador que toma biopsias podría servir como un parámetro.

Cuanto mayor es la tasa de biopsias por endoscopia (EBR, por su sigla en inglés) realizadas por un médico —la proporción de procedimientos endoscópicos con al menos un examen realizado por el mismo profesional—, mayor es la posibilidad de identificar afecciones precancerosas y menor la probabilidad de que no se detecten cánceres gástricos. Así lo señala una nota del portal Gastroenterology & Endoscopy News.

“Se demostró que la EBR está estrictamente relacionada con la detección de afecciones premalignas y es una especie de relación lineal”, dijo Wladyslaw Januszewicz, investigador clínico del Centro Médico para Educación de Postgrado en Varsovia, Polonia, y autor principal de la publicación. Un mayor EBR en un entorno ambulatorio también se asoció con más biopsias negativas.

“Se demostró que la EBR está estrictamente relacionada con la detección de afecciones premalignas y es una especie de relación lineal”,

dijo Wladyslaw Januszewicz, investigador clínico del Centro Médico para Educación de Postgrado en Varsovia, Polonia, y autor principal de la publicación.

El estudio retrospectivo analizó 15.340 procedimientos en 12.433 pacientes y validó sus hallazgos con datos de una unidad diferente en otro centro médico en Polonia. “Es un excelente primer paso. Es prematuro decir que las biopsias conducen necesariamente a una endoscopia de mayor calidad, pero es importante porque es un intento temprano de evaluar una métrica de calidad potencial”, indicó Robert Huang, endoscopista terapéutico e instructor en la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford en California, Estados Unidos.

Aunque se esperan esas relaciones, la variabilidad de la EBR entre los operadores, incluso dentro de la misma unidad, sorprendió a los investigadores. Los hallazgos indicaron que la EBR oscilaba entre el 22,4 % y el 65,8 %, la media fue de 43,8 % entre los 16 endoscopistas del Centro de Cáncer en Memoria de Maria Sklodowska-Curie y del Instituto de Oncología de Varsovia.

Ambos expertos, Januszewicz y Huang, señalaron que a pesar de que la colonoscopia ha validado indicadores de calidad como la tasa de detección de adenoma y el tiempo de retiro, todavía no existe ninguno para la endoscopia GI superior. Los médicos que pasan más tiempo a la cabeza de un procedimiento parecen perder menos cánceres gástricos, que podrían estar relacionados con EBR, resalta la nota.

Januszewicz se refirió al análisis como un estudio exploratorio que necesita más ensayos prospectivos para determinar el umbral más efectivo de los parámetros. Señaló que los endoscopistas podrían jugar EBR, similar a cómo los colonoscopistas aumentan su tasa de detección de pólipos tomando biopsias o extracción de cualquier revestimiento mucoso elevado sin relevancia clínica. Por ahora manifestó que la EBR debe utilizarse para auditar una unidad de endoscopia en lugar de un operador individual.


Le puede interesar también:

Evaluación con ultrasonido podría aumentar la detección temprana de osteoporosis



Palabras relacionadas:
Lesiones gástricas, prevención y seguimiento de lesiones gástricas, lesiones cancerosas del tracto gastrointestinal superior, cáncer gástrico, vigilancia de enfermedades premalignas, diagnóstico de lesiones gástricas malignas, detección de afecciones gástricas precancerosas, endoscopia gastrointestinal superior, ventajas diagnósticas de la biopsia por endoscopia.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Imágenes diagnósticas y Medicina nuclear

Documentos relacionados