Promocione sus productos o servicios con nosotros
Mayo de 2020

Aumenta el pico en el delirio de las UCI

Debido a que los pacientes con COVID-19 con ventilación mecánica se mantienen bajo sedación profunda y prolongada, la tasa de delirio está aumentando en UCI hospitalarias

Ante el comportamiento de los pacientes críticos por COVID-19, el Dr. Wesley Ely, profesor de medicina y cuidados críticos del Centro Médico en de la Universidad de Vanderbilt en Nashville, Tennessee, explicó que durante 20 años han trabajado para lograr reducir el delirio del 70% en pacientes ventilados a alrededor del 40%, pero COVID-19 lo ha recuperado hasta un 80%. "Entonces, en tres meses, hemos borrado 20 años de progreso".

La tasa de delirio está aumentando bruscamente en muchas UCI hospitalarias, ya que los pacientes con COVID-19 con ventilación mecánica se mantienen bajo sedación profunda y prolongada, a menudo sin las intervenciones basadas en evidencia que podrían disminuir su confusión y agitación y acortar el tiempo de ventilación.

Un factor importante en el resurgimiento es la creciente escasez de medicamentos de primera línea para controlar el dolor, la agitación y la confusión que suelen experimentar los pacientes con respiradores, y el uso cada vez mayor de benzodiacepinas para la sedación, según un reporte en Anestesiology News.

"Va a ser difícil debido a la naturaleza prolongada de COVID-19 y porque hay escasez de medicamentos, pero cuando sea posible necesitamos alejarnos de las benzodiacepinas", dijo el Dr. Ely quien también es codirector del Centro de Enfermedades Críticas, Disfunción Cerebral y Supervivencia (CIBS) de Vanderbilt y defensor de un protocolo conocido como Paquete A2F que se enfoca específicamente en la prevención y tratamiento del delirio.

"Este es un enfoque de seis pasos para atender a los pacientes en la UCI, donde modificamos la sedación, tratamos de evitar las benzodiacepinas e intentamos despertar a las personas y sacarlas de la cama", dijo el Dr. Ely.

El creciente número de pacientes con COVID-19 con síndrome de dificultad respiratoria aguda ha aumentado la capacidad de algunos hospitales para mantenerse al día con la escasez de medicamentos, equipo de protección personal (EPP) y médicos y enfermeras de cuidados críticos necesarios para tratarlos. A algunos hospitales les resulta más fácil mantener a los pacientes profundamente sedados en lugar de implementar el paquete A2F.

Hasta ahora, el Centro Médico Vanderbilt ha evitado el aumento de pacientes críticos con COVID-19 que ha afectado a otros sistemas de salud. Por su parte, la Dra. Joanna L. Stollings,  especialista en farmacia de cuidados críticos de la UCI médica en el Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt, ha desarrollado un algoritmo escalonado para el uso de medicamentos de ventilación "a medida que recibimos más de estos pacientes y experimentamos más escasez".

El algoritmo, dijo, se ha enviado para su publicación y, con suerte, pronto estará disponible para que otros lo usen para guiar el tratamiento alternativo del dolor y la agitación. Sugiere diferentes opciones a considerar, por ejemplo, cuando los medicamentos de sedación de primera línea e incluso los agentes de segunda línea menos óptimos, como las benzodiacepinas, no están disponibles. "Cuando profundiza en el algoritmo", dijo el Dr. Stollings, "está pensando en cosas como los antipsicóticos", como el haloperidol o medicamentos como la ketamina, "que tienen datos limitados en pacientes médicos y en estado crítico".


Palabras relacionadas:
Sedación a pacientes con ventilación mecánica; Delirio en pacientes con ventilación mecánica; Pacientes críticos de COVID-19; Delirio y COVID-19; Aumento de delirio en pacientes críticos por COVID-19; Atención en cuidados intensivos a pacientes hospitalizados por coronavirus; Manejo de sedación y efectos secundarios en pacientes con ventilación mecánica.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Anestesia, urgencias y cuidado intensivo

Documentos relacionados