Promocione sus productos o servicios con nosotros
Febrero de 2009 Página 1 de 2

Auge de fertilización asistida en Perú

En el Perú se realizan cerca de 2000 a 2500 fertilizaciones asistidas anualmente, cifra considerable frente a una población total de 28 millones de habitantes.

Los casos de fertilización in vitro en Perú han aumentado constantemente en los últimos diez años. Actualmente se realizan cerca de 2000 a 2500 procedimientos anualmente, una cifra considerable, teniendo en cuenta que la población de este país es de 28 millones de habitantes.

El doctor Augusto Ascenzo Aparicio es el director clínico del Instituto de Ginecología y Fertilidad de la Clínica Miraflores, donde el 35 y el 40% de los resultados a las pacientes tratadas son positivos. Además, cerca del 20% de las consultas provienen de mujeres que residen en el extranjero, especialmente en Estados Unidos, asegura el doctor Ascenzo quien respondió algunas inquietudes de El Hospital.

¿Hace cuánto empezó a realizar fertilización?
Empezamos a realizar fertilización en 1989. Las primeras máquinas las instalamos en 1987 y en 1990 nació la primera bebé probeta en Lima. El Instituto tiene quince años, inicialmente teníamos pocos casos de fertilización y ahora contamos con 600 a 700 casos al año de alta complejidad, sin incluir inseminación artificial e intrauterina.

¿Cuál ha sido la aceptación social y la regulación estatal de este procedimiento?
Como en todos los países hay cierta oposición, pero la ley permite hacerlo. No está permitido en Perú el útero subrogado, en el que una mujer que cuenta con ovarios pero no tiene útero recurre a otra persona para que lleve su embarazo. También hay cierta polémica con la congelación de embriones, por lo que aunque está permitida, preferimos congelar óvulos.

¿Qué hacen con los óvulos congelados?
Así como el esperma congelado, el óvulo le pertenece a la paciente. Si no queda embarazada en el primer ciclo de tratamiento los óvulos pueden ser usados para un segundo intento. También tenemos casos de pacientes que han quedado embarazadas con el primer intento y luego de dos años, con los óvulos que fueron congelados, tienen otro embarazo. Es más, se está promoviendo en Lima la vitrificación de óvulos que es un tipo de congelación muy rápida para las pacientes que están llegando a los 35 años y no tienen ninguna predisposición inmediata o en futuro cercano de tener un hijo.

¿Cuál ha sido la evolución y desarrollo de los procedimientos y la tecnología?
Durante los últimos treinta años ha sido abismal el cambio. Antes solo se realizaba la fertilización in Vitro, pero desde hace diez años ha evolucionado con la llegada de la micro-inyección de los espermatozoides dentro del óvulo. Esta técnica permite inyectar espermatozoides de muy pobre calidad. Los medios de cultivo cada año mejoran, lo que ha optimizado las tasas de embarazo. También con la micro-manipulación se puede hacer el estudio del embrión, pues hay casos en los que se transmiten enfermedades de los padres a los embriones. El diagnóstico pre-gestacional es otro gran avance de los últimos siete años.

¿Cuál es el equipamiento adecuado para la microinyección?
En primer lugar, se debe contar con un buen microscopio invertido y unos micromanipuladores, para inyectar el espermatozoide al óvulo. Anteriormente, la lupa o la lente contaba con un óptica de 400 aumentos, pero ahora se puede llegar hasta los ocho mil aumentos, de esta manera se puede estudiar la cabeza del espermatozoide, detectar los defectos en ella para escoger el mas sano, elevar aún más la tasa de embarazos y el éxito de la inyección de los espermatozoides intracitoplasmática (ICSI).

¿Cuáles son los estudios que se les realiza a las mujeres antes de la fertilización?
Se deben hacer cuatro estudios básicos: la histerosalpingografia, es decir, la radiografía de útero y trompas terminando la menstruación; la ecografía transvaginal, una prueba para examinar los órganos reproductores de la mujer después de haber tenido relaciones sexuales; la biopsia de endometrio, y una batería de exámenes el día 21 ó 22 del ciclo, si lleva más de un año buscando bebé y no lo consigue. Además, se le debe realizar el espermiograma computarizado al varón.

x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Ginecoobstetricia y pediatría

Documentos relacionados