Promocione sus productos o servicios con nosotros
Octubre de 2016 Página 1 de 3

Auditoría y mejoramiento de la calidad en salud en Colombia

Ing. Javier Camacho

Los dispositivos médicos y su evolución son parte del avance científico y tecnológico de la humanidad, situación que ha convertido a centros de salud en espacios tecnológicamente sofisticados.

La acelerada innovación tecnológica de los dispositivos médicos (DM) ha permitido ofrecer beneficios al sector salud y mejorar la calidad de vida de los pacientes, pero también ha puesto en evidencia múltiples riesgos que impactan la seguridad, la calidad y la eficiencia de las instituciones de salud (IS), lo que se ha convertido en un reto para aquellas que desean alcanzar estándares superiores de calidad como la acreditación en salud.

Los dispositivos médicos existen desde hace siglos y su evolución es parte del avance científico y tecnológico de la humanidad, situación que ha convertido a los centros de salud en espacios tecnológicamente sofisticados [1]. En consecuencia, los equipos biomédicos son una poderosa herramienta para resolver diversos problemas de la salud humana, mejorando las posibilidades de diagnosticar y tratar más enfermedades, hecho que ha permitido aumentar su utilización [2], y de igual forma los proveedores han incrementado sus portafolios con nuevos productos de forma exponencial [3] hasta el punto que existen más de 90 mil tipos de dispositivos médicos disponibles a nivel mundial [4].

En este sentido, el cuidado de la salud dependerá de la disponibilidad y el desarrollo de las nuevas tecnologías médicas, marcando una tendencia hacia la convergencia de diferentes disciplinas relacionadas con la atención sanitaria,  tal como la implementación de sistemas como HIS (Hospital Information System), RIS (Radiology Information System) y PACS (Picture Archiving and Communication System) los cuales se han propagado en las instituciones de salud [5]. No obstante, existe una preocupación global por los riesgos que generan los nuevos desarrollos médicos sobre los sistemas de salud al no ser controlados y gestionados adecuadamente. En este artículo se abordarán dos de estos: el primero es de tipo económico y se presenta debido a que los equipos médicos suelen ser costosos por lo cual su acceso es difícil tanto para países muy industrializados como para aquellos en desarrollo, y el segundo porque esta tecnología introduce diferentes riesgos para el paciente y el usuario, elevando los índices de eventos adversos [6].

El impacto económico
Si bien la tecnología médica ofrece beneficios para el ejercicio de la medicina, su incorporación incontrolada en los hospitales genera aumentos en los gastos y desajusta los presupuestos que destinan los países para el sector salud [7]. En los Estados Unidos el gasto en la atención en salud se ha incrementado 15% del Producto Interno Bruto (PIB) en la última década, siendo la adquisición de equipos médicos de alto costo una de las causas de mayor peso, razón por la cual este tema ha tomado importancia en la política pública de este país [8]. Preocupa aún más en el sector la presión comercial que ejerce el marketing de los fabricantes sobre los médicos, estimulando la compra aun cuando no se evidencia la efectividad real de ésta sobre los pacientes [9].

En la actualidad, la mayoría de los países tienen limitaciones de recursos para la salud, en efecto, la situación es más crítica en aquellos en desarrollo, partiendo del hecho que las nuevas tecnologías suelen aumentar los costos en lugar de disminuirlos [10].

En este sentido, Colombia ha gastado en promedio el 6.1% de su PIB en el área de la salud en los últimos cuatro años [11], y destina cada año más de 45 billones de pesos al sector salud, sin embargo desde el año 2009 ha venido atravesando una crisis financiera que ha puesto en riesgo su sostenibilidad [12]. Con la implementación del nuevo sistema de salud a través de la Ley 100 de 1993, Colombia logró mejorar la administración de la atención en salud para su población, aumentando la cobertura, eficiencia y equidad en la prestación de estos servicios, sin embargo este modelo posee problemas estructurales que han dificultado el flujo de recursos y la planeación, entre los más importantes se identifican la no actualización continua del Plan Obligatorio de Salud (POS) y la falta de control sobre la administración que realizan las Empresas Promotoras de Servicios (EPS), razones que convierten a este modelo de salud en insostenible al mediano plazo [12] [13]. Además de los factores anteriores, se afirma que la incorporación no controlada de tecnología médica a costos elevados genera impactos negativos en el sistema a causa de, entre otros, la subutilización tecnológica y la rápida obsolescencia de los dispositivos.


Palabras relacionadas:
Seguridad hospitalaria, sistemas de seguridad, control de calidad en hospitales, seguridad del paciente, protocolos de seguridad del paciente, tecnología médica

Acerca del autor

Ing. Javier Camacho

Ing. Javier Camacho

Ingeniero biomédico y Magíster en Gestión de Innovación Tecnológica.
x
Notas complementarias

Sección patrocinada por

Otras noticias de Administración y TIC en salud

Documentos relacionados