Promocione sus productos o servicios con nosotros
Noviembre de 2018 Página 1 de 2

Atención segura de una población subvalorada, la razón de ser de un servicio de Orto-geriatría

Mauricio Zuluaga Botero, MD* con la colaboración de Juan David Urrea Llano, MD**

El Centro Médico Imbanaco, en Colombia, destaca un programa de atención de fracturas en adultos mayores como una solución integral que ya cumple dos años.

Según los análisis estadísticos, la Organización Mundial de la Salud (OMS) predice que entre el 2000 y el 2050 la población mundial de personas mayores de 60 años se duplicará, pasando de 11 % a 22 %, lo que se traduce en cifras de números absolutos de 605 millones de personas en la actualidad, se incrementará a 2.000 millones. [1] Debido al crecimiento demográfico reportado, la transición será mucho más rápida en países de ingresos bajos.

En Colombia las cifras proporcionadas por el Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas (DANE) para el 2018, muestran una discordancia en el pronóstico local en adultos jóvenes de 22 a 31 años con respecto a lo presupuestado en el censo del 2005, al evidenciar un incremento muy superior al predicho, pero ratificando las proyecciones de la OMS para países de ingresos bajos [1].

Este aumento en la edad de la población mostrará una transición más acelerada que la registrada previamente para los países de ingresos altos, como en Francia donde se requirió un período de 100 años para duplicar la cantidad de habitantes mayores de 65 años de 7 % a 14 %. Contrario a esto el tiempo esperado para que esta duplicación suceda en países como Brasil o China es de 25 años. [2]

Gracias al incremento de la cobertura en atención básica en salud comandado por los programas de salud pública, se ha favorecido un incremento marcado en la población adulta sana. De igual manera, el aumento en la expectativa de vida ocasionado entre otras cosas por un mayor acceso al sistema de salud, ayudan a explicar el crecimiento de la población adulta mayor, mostrando el cambio de proporción de población adulta / adulta mayor, en el que se acuña el término ‘inversión de la pirámide poblacional’.

El envejecimiento como proceso natural de la condición del ser humano no es sinónimo de enfermedad, naturalmente la capacidad funcional de una persona muestra un crecimiento exponencial en los primeros años de vida, llegando a una meseta en la edad adulta y presenta un descenso paulatino. Este descenso o envejecimiento puede dar como resultado un adulto mayor funcional e independiente o no, de acuerdo con muchos factores tanto físicos como mentales ligados al estilo de vida de esa persona durante la infancia y edad adulta, y a su pool genético. [3]

Desde la perspectiva osteomuscular, el ser humano al envejecer entra en un proceso de osteopenia (disminución de la masa y calidad ósea) y sarcopenia (disminución de la masa y la calidad de las fibras musculares), los cuales se producen de manera simultánea y, en los casos en los que se continua con actividad física controlada y alimentación adecuada, disminuye el riesgo de presentar enfermedades osteomusculares. Esta baja no significa abolición, al presentar una masa ósea y muscular menor el riesgo de fracturas por trauma menor se incrementa, a lo que se le denomina ‘fracturas por fragilidad’. (4)

En la mayoría de los casos, los adultos mayores presentan comorbilidades adicionales que pueden incrementar el riesgo de lesión osteomuscular y, una vez presentada esta lesión, afectar el transcurso natural de la misma y comprometer su funcionalidad e independencia o incrementar la mortalidad. Este proceso genera una nueva meta en salud pública para atender de manera adecuada, oportuna y segura al paciente adulto mayor fracturado o en riesgo de fracturarse.

Como respuesta para alcanzar esta meta a nivel mundial, desde hace 10 años se comenzó a mostrar un mayor interés en este grupo poblacional con el desarrollo de un modelo de atención específico que se denominó Orto-geriatría.

La importancia de la Orto-geriatría

La Orto-geriatría pretende brindar una atención integral del paciente adulto mayor fracturado o en riesgo de fracturarse para conservar su estado funcional previo a la fractura y disminuir la mortalidad secundario a la misma.

40 % puede llegar a ser la mortalidad en pacientes geriátricos con fractura de cadera

Las principales fracturas que se presentan por fragilidad son en la columna vertebral, el radio distal, la cadera y el húmero, respectivamente, donde la columna vertebral al ser autolimitada puede pasar desapercibida mostrando el primer signo de alarma de un paciente con fragilidad ósea. El radio distal y el húmero pueden ser tratados de manera individual y escaparse de nuevo la señal de alarma de un paciente con fragilidad ósea.

En la peor circunstancia se puede presentar una fractura de cadera, la cual aporta el mayor detrimento en el estado funcional y presenta la más alta mortalidad para este grupo poblacional, que puede alcanzar valores hasta del 40 % en los siguientes seis meses como consecuencia de inmovilización prolongada que puede dar como resultado tromboembolismo pulmonar, úlceras por presión, delirio, neumonías, depresión, entre otras. [5]

Debido a la complejidad de estos casos, las múltiples comorbilidades que deben ser controladas, la estancia hospitalaria o las secuelas que pueden acarrear, la carga económica para el tratamiento de estos pacientes es alta y su mortalidad en caso de no contar con la infraestructura, el personal y los procesos idóneos es elevada.

Como respuesta a esta problemática mundial y específicamente para atender esta necesidad en la población nacional y regional, nació el programa de Orto-geriatría del Centro Médico Imbanaco (CMI) en la ciudad de Cali, en Colombia.


Palabras relacionadas:
EH1018FRAGER, consecuencias del aumento en la edad de la población, proceso de osteopenia en el ser humano, qué es la la Orto-geriatría, importancia de la la Orto-geriatría, fracturas en pacientes de la tercera edad, Orto-geriatría en el Centro Médico Imbanaco, atención integral del paciente mayor.

Acerca del autor

Mauricio Zuluaga Botero, MD* con la colaboración de Juan David Urrea Llano, MD**

Mauricio Zuluaga Botero, MD* con la colaboración de Juan David Urrea Llano, MD**

*Especialista en Ortopedia y Traumatología. Fellow en reconstrucción articular ortopédica y trauma. Experto en fracturas complicadas, alargamientos e infecciones óseas y salvamento de extremidades, en el Centro Médico Imbanaco. (foto) **Especialista en Ortopedia y Traumatología, en el Centro Médico Imbanaco.
x
Notas complementarias

Sección patrocinada por

Otras noticias de Salud pública

Documentos relacionados