Promocione sus productos o servicios con nosotros
Abril de 2020

Así trabajan las UCI durante la pandemia por COVID-19

Entre 10% y 15% de los pacientes que llegan con neumonía por el virus SARS-CoV-2, ingresan a la UCI y el 90% de estos requiere intubación y ventilación mecánica al menos dos o tres semanas.

La pandemia de COVID-19 y el incremento de pacientes infectados que llegan a estados críticos de la enfermedad, han llevado a las unidades de cuidados intensivos (UCI) y al personal que trabaja en ellas en el centro de la primera línea de acción para el tratamiento de esta crisis.

Entre los principales retos y dificultades que enfrenta el personal médico y de enfermería está identificar los casos más críticos de insuficiencia respiratoria, seguir protocolos de intubación y ventilación mecánica y evitar contagios entre los profesionales de la salud.

De acuerdo con reportes de la agencia científica Sinc, entre el 10% y el 15% de los pacientes ingresados en el hospital con neumonía causada por el virus SARS-CoV-2 ingresan a una UCI, y el 90% de estos requieren intubación y ventilación mecánica, generalmente durante al menos dos o tres semanas.

La mortalidad aún no está claramente establecida ya que todavía permanecen gran número de pacientes ingresados en las UCI. Con los dato s disponibles se estima una mortalidad de entre el 15% en pacientes jóvenes previamente sanos y el 50% en pacientes mayores de 70 años con enfermedades crónicas.

Ante esta emergencia sanitaria, el personal médico especialista en medicina intensiva y el de enfermería que trabaja en cuidados intensivos han abordado la gestión de la crisis desde diversos ángulos complementarios, uno de ellos es cómo solucionar el ingreso masivo de pacientes graves.

Este ingreso masivo de pacientes graves ha saturado rápidamente las UCI. La respuesta ha sido su extensión inmediata a otras áreas también dotadas de gases medicinales, monitorización y respiradores mecánicos, fundamentalmente unidades de cuidados intermedios, áreas de reanimación anestésica, quirófanos y otros espacios con posibilidades de acondicionamiento para tratamiento intensivo.

Por su parte, los intensivistas y profesionales de enfermería han doblado sus turnos y guardias, y han renunciado a gran parte de sus horas libres para satisfacer la gran demanda asistencial. De acuerdo con datos de Sinc, los especialistas en formación han visto incrementadas sus responsabilidades siempre bajo la supervisión de los médicos adjuntos. Además se ha contado con la ayuda de otros profesionales, fundamentalmente los anestesistas que comparten algunas competencias con el programa de formación.

En situaciones de saturación y colapso, los pacientes reciben oxígeno por métodos no invasivos (mascarillas, cánulas de alto de alto flujo o ventilación no invasiva) en espera de una cama en la UCI. La selección de pacientes para intubación se realiza siguiendo los principios éticos vigentes para proporcionar el mayor beneficio al mayor número de personas posible.

Las decisiones son consensuadas con otros profesionales responsables de la persona enferma y con los familiares. Es un proceso individualizado, informado y transparente en el que se evalúa el riesgo y las probabilidades de recuperación en cada caso. 


Le puede interesar también:

Especial coronavirus: La industria médica le hace frente a la pandemia


Palabras relacionadas:
UCI en medio de COVID-19; asistencia de casos por coronavirus en UCI; integración de personal médico en UCI para atender casos de coronavirus; respuesta oportuna en UCI para pacientes con COVID-19; prioridades en salas de UCI durante pandemia de coronavirus; protocolos de trabajo en UCI durante pandemia por COVID-19; activación de nuevas medidas en las UCI por COVID-19.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Salud pública

Documentos relacionados