Descargar Ebook
Promocione sus productos o servicios con nosotros
Houston, Estados Unidos - Octubre de 2017

Artrosis, entre las primeras causas de discapacidad en la población mundial

Para contrarrestarla, las células madre mesenquimales pueden interactuar con el sistema inmunológico y desempeñar un papel activo en la terapia.

El 12 de octubre se celebra el Día Mundial de la Artrosis y las Enfermedades Reumáticas. Las patologías comprendidas bajo la etiqueta de reumáticas son más de 100, muchas comparten síntomas como rigidez articular, deterioro de las articulaciones, dolor en las estructuras adyacentes e inflamación, en algunos casos este último también puede afectar la piel, músculos y órganos.

Este año, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades en Estados Unidos, anunciaron datos en los que se estima que de 54.4 millones de adultos, uno de cada cuatro padecen artritis, lo que equivale a cerca de un 25 % de la población del país. Casi 32 millones, alrededor del 60 % de aquellos que la sufren, están en edad de trabajar, es decir entre los 18 y 64 años. Para el 2040, se estima que 78 millones de adultos estadounidenses de 18 años o más, presentarán artritis.

Las cifran también indican que dos tercios de las personas con artritis serán mujeres. Se proyecta que de 34.6 millones de adultos en Estados Unidos, el 43.2 % de las personas con artritis reportarán limitaciones de la actividad atribuible a la enfermedad. Estas estimaciones pueden ser conservadoras ya que no tienen en cuenta un factor determinante, las actuales tendencias de obesidad, lo que podría contribuir a futuros casos de osteoartritis.

Entre las más de 100 enfermedades reumáticas se encuentran la artrosis, osteoporosis, artritis reumatoide, gota, fibromialgia, lupus eritematoso sistémico, espondilitis anquilosante y esclerodermia. Aunque los síntomas pueden variar, por lo general estas afecciones atacan al aparato locomotor.

En la actualidad, la artritis se mantiene en control por medio de medicamentos y terapias invasivas como la quimioterapia. A pesar de la mejora temporal, estos procesos poseen efectos adversos a largo plazo debido a la inhibición de la respuesta inmunológica. Este tipo de tratamientos no abordan el daño que ya ha ocurrido en las articulaciones o tejidos extra articulares, razón por la cual la comunidad biomédica orienta sus estudios y recursos hacia la investigación de otros aspectos biológicos de la enfermedad que incluyen los mecanismos que impulsan la remodelación y la reparación de tejidos.

Las células madre mesenquimales, además de regenerar las células dañadas, tienen la capacidad única de regular el sistema inmunológico con el fin de apagar las respuestas que genera la enfermedad. Este tipo de células se dirigen al tejido inflamado y empiezan a producir agentes antiinflamatorios. Esta cualidad hizo que la comunidad científica, en particular, en el ámbito de la reumatología prestara suma atención ya que podrían utilizarse en el tratamiento de enfermedades como la artritis reumatoide, el lupus, o la esclerodermia.

Las células madre mesenquimales pueden interactuar con el sistema inmunológico y desempeñar un papel activo en la terapia de la artritis y la progresión del daño articular. Las propiedades inmunosupresoras de estas, son en la actualidad explotadas para el tratamiento de la artritis reumatoide teniendo en cuenta que el mecanismo de acción de las células madre mesenquimales restablece el funcionamiento adecuado del sistema inmunológico.


Palabras relacionadas:
Día mundial de la artrosis y las enfermedades reumáticas 2017, cifras de pacientes con artrosis va en aumento, enfermedades reumáticas, aparato locomotor, células madre mesenquimales, sistema inmunológico, articulaciones.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Salud pública

Documentos relacionados