Promocione sus productos o servicios con nosotros
Abril de 2019 Página 4 de 5

Artroplastía de rodilla primaria con estabilidad aumentada en Argentina

Santiago Vedoya, MD, Germán Garabano, MD, Hernán del Sel, MD

Conozca los resultados funcionales e indicaciones para la artroplastía de rodilla primaria con prótesis de estabilización superior al estabilizado posterior.

El examen físico preoperatorio adquiere un valor crucial en la selección del implante, y debe evaluarse el estado de los ligamentos colaterales, estableciendo claramente su suficiencia, atenuación o incompetencia, y documentando la evaluación con las respectivas radiografías con estrés. Repetimos el examen físico, durante el control preoperatorio inmediato, para confirmar el grado de suficiencia ligamentaria colateral, ya que en dos casos fue necesario cambiar la indicación del implante de uno constreñido a una bisagra rotatoria, debido a que los pacientes desarrollaron una lesión completa del ligamento colateral medial durante el mes preoperatorio. 

Ambos pacientes presentaban un genu valgo mayor a 20° y se decidieron por el tratamiento quirúrgico ante la completa imposibilidad de caminar, por dolor repentinamente agudizado, lo que fue interpretado posteriormente como la evolución final de la lesión ligamentaria colateral medial. 

Lachiewicz et al., (13) refieren una sobrevida protésica del 96 % a diez años en 54 pacientes operados con un implante constreñido TC3. Los pacientes presentaban un genu valgo de 20° promedio, asociado con insuficiencia del LCM o un desbalance intra-operatorio en las brechas de flexión y extensión. Entre sus complicaciones reportan una luxación posterior, dos aflojamientos mecánicos y una infección tardía. 

Maynard et al. (28) analizaron 127 casos, con un seguimiento mínimo de 7 años. En todos los casos, la decisión de utilizar implantes constreñidos fue intra-operatoria, debido a la presencia de insuficiencia ligamentaria, medial o lateral, mayor a 5 mm. La incidencia de complicaciones es significativa (19,7 %), siendo las más frecuentes el resalto patelar (4,7 %) y la fractura periprotésica (3,2 %). Reportan un índice de reoperación del 10,2 %, con una sobrevida protésica del 97 % a diez años. En esta serie se utilizaron implantes constreñidos en pacientes con desalineación de 23° (17° - 37°) y rodillas inestables sólo en el plano coronal. No registramos complicaciones con la utilización de este modelo protésico. Petrou et al. (27) mostraron una sobrevida del 96,1 % a quince años, en su serie de 100 ATR primarios (Endo-Modell), informando dos infecciones, una luxación protésica y una fractura periprotésica. 

Sin embargo, no especifican los diagnósticos preoperatorios por lo cual se indicó este nivel de constreñimiento. También utilizando prótesis Endo-Modell en cirugías primarias, Kowalczewski et al. (25) enseñaron 12 casos, con un seguimiento mínimo de 10 años, en pacientes con desalineaciones graves, inestabilidad no definida del ligamento colateral medial y contractura en flexión. En otros 50 casos, Yang et al. (24), con un seguimiento de 15 años en rodillas inestables y pacientes con artritis reumatoide, laxitud ligamentaria y déficit de capital óseo, destacaron la necesidad de algún tipo de asistencia para la deambulación posoperatoria y una incidencia de infección del 14 %. Hernández Vaquero et al. (23) publicaron 26 casos tratados con bisagra rotatoria en pacientes con insuficiencia de los ligamentos colaterales. 

De estos, sólo cinco fueron ATR primarias, con desalineaciones en valgo entre 20° y 30°, combinados con insuficiencia del ligamento colateral medial y defectos óseos. Si bien, no discriminan los resultados entre las cirugías primarias y de revisión y su seguimiento es sólo de 24 meses, reportan tres revisiones, dos por infección y una por fractura periprotésica. Entre las indicaciones en ATR primaria incluyen desalineación grave, sin cuantificarla, inestabilidad por pérdida de stock óseo, fracturas conminutas o pseudoartrosis de fémur distal en ancianos, déficit muscular, resecciones tumorales, luxación congénita de rodilla y anquilosis con grave inestabilidad posoperatoria. 

Gehrke et al. (26) describen las indicaciones de la bisagra rotatoria, recomendando su utilización sólo en pacientes seleccionados, de edad avanzada, con insuficiencia ligamentaria, desalineaciones superiores a 20° (varo o valgo), defectos óseos que requieren la reinserción de los ligamentos colaterales, desbalances importantes en el rango de flexo-extensión, anquilosis o hiperlaxitud. En nuestra serie, en coincidencia con los autores citados, se utilizaron las bisagras rotatorias en pacientes con desalineaciones de 10° a 55°, insuficiencia ligamentaria, inestabilidad multidireccional, defectos óseos, desequilibrios neuromusculares o artritis reumatoide. En los casos de genu varo artrósico, el grado de constreñimiento aumentó en relación a causas de inestabilidad articular no ligamentarias (ACV, ataxia, defecto óseo). En los casos de genu valgo artrósico, en cambio, las razones de un aumento de constreñimiento protésico fue generalmente algún grado de insuficiencia del ligamento colateral medial o recurvatum. Fue común denominador que el grado de constreñimiento disminuyera con la experiencia del cirujano, e incluso en cada cirujano particular al aumentar su experiencia quirúrgica. 


Palabras relacionadas:
EH0419ARTRO, estudio sobre artroplastía de rodilla, tratamiento para la insuficiencia ligamentaria en rodilla, complicaciones asociadas a genu valgo severo, cirugía para tratar la gonartrosis, cirugía para tratar la artrosis de rodilla, cirugía de implante con estabilización aumentada en rodillas, prótesis constreñida para tratar artrosis de rodilla, investigaciones del Servicio de Ortopedia y Traumatología del Hospital Británico de Buenos Aires.

Acerca del autor

Santiago Vedoya, MD, Germán Garabano, MD, Hernán del Sel, MD

Médicos cirujanos adscritos al Servicio de Ortopedia y Traumatología del Hospital Británico de Buenos Aires, Argentina. Autor para correspondencia: Dr. Santiago Pablo Vedoya. Perdriel 74, 1280, CABA, Buenos Aires, Argentina. E-mail: spvedoya@gmail.com Tel: 15-4400-6470
x
Notas complementarias

Sección patrocinada por

Otras noticias de Imágenes diagnósticas y Medicina nuclear

Documentos relacionados