Promocione sus productos o servicios con nosotros
Septiembre de 2004 Página 1 de 2

Aplicaciones de la topografía corneal

La topografía corneal y su análisis computadorizado son un medio potente y sensible para evaluar con precisión las características de la superficie corneal.

A través de la valoración de los índices topográficos es posible establecer las diferencias corneales a lo largo de los años, las irregularidades corneales, las cicatrices, el queratocono, y hacer la evaluación prequirúrgica de la cirugía refractiva. Estos índices se definen como el poder dióptrico en el ápex del cono (Ka) y su eje, en el centro del ojo y en el ojo adelfo (Kc, Kcc); y la diferencia entre el poder dióptrico corneal promedio, tanto superior como inferior y el astigmatismo, obtenido mediante la diferencia entre los valores de los meridianos fuertes y débiles calculados por el topógrafo.

El doctor Topuz y su grupo (Ophthalmic Surg Lasers Imaging 2004; 35: 298-303) comparó las diferencias relacionada con la edad en la topografía corneal en una población normal, y encontró que los valores promedios corneales oscilaban entre 41.64 ± 0.85 dioptrías (D) y 43,53 ± 0,88 D en los grupos 1 a 6, respectivamente (P < 0,001) (Tabla 1). Las cifras promedios de astigmatismo fueron similares en todos los grupos de edad (P =0,225). Los sujetos jóvenes tenían astigmatismo lineal, mientras que el de los mayores era oblicuo o lineal. Los mapas promedios de los grupos1 a 3 mostraron un patrón vertical, el área central se extendió gradualmente de manera horizontal y se tornó redonda en la configuración de los grupos 4 a 6. La cantidad de astigmatismo corneal fisiológico no cambió con la edad.

La interfaz de aire / lágrimas contribuye con el 70% de la convergencia en el ojo, y debido a esto, incluso las variaciones de menor importancia en su forma pueden producir una deficiencia visual significativa. Los sistemas de topografía corneal de disco miden las características exactas de la superficie de la córnea, transforman las formas en mapas de dioptrías, con códigos de color e índices topográficos, relacionados con la calidad óptica y los patrones específicos asociados a patologías. Los métodos artificiales inteligentes se utilizan para clasificar la topografía de la córnea y como herramientas de investigación. La topografía corneal en conjunto con los aberrómetros mide las aberraciones internas del ojo y proporcionan la oportunidad de ampliar la corrección refractiva más allá de la esfera y del cilindro a las aberraciones de una orden más alta (Exp Eye Res. 2004; 78 (3): 417-25).

Queratocono
El queratocono es una enfermedad progresiva, bilateral y asimétrica, en la que la córnea adopta una forma cónica irregular. Hay adelgazamiento del estroma central o paracentral, protrusión apical y astigmatismo irregular. Se presenta con deterioro de la visión en un ojo causado por miopía y astigmatismo progresivos; mientras el otro ojo suele mantener una visión normal, aunque con un grado de astigmatismo mínimo. Su curso es variable; a medida que la lesión progresa el grado de astigmatismo también aumenta y se convierte irregular por adelgazamiento progresivo de la córnea central o paracentral. Su etiología es incierta y su trasmisión es autosómica dominante con penetrancia incompleta. Existen factores que predisponen al queratocono como son el uso de lentes de contacto y el frotamiento de los ojos.

Las primeras investigaciones sobre las características del relieve corneal en los pacientes con queratocono se basaron en los resultados obtenidos con el disco de plácido. En la actualidad, la topografía corneal y su análisis computadorizado representan un medio potente y sensible para evaluar con más precisión las características subclínicas y clínicas de la superficie de la córnea, para detectar formas incipientes de la enfermedad o incluso rasgos de ésta en familiares de afectados. Se han postulado diferentes índices que puedan ayudar al reconocimiento de esta identidad.

Hay tres tipos básicos de queratocono: central simétrico, cuando el ápex del cono está dentro de un círculo de radio de 3-4 mm del centro geométrico corneal (figura 1); central asimétrico, se presenta en forma de botón o en 8 (figura 2); y periférico, ápex desplazado hacia la periferia de la córnea (figura 3), cada uno de ellos con valores topográficos significativos.

La doctora Samara y su grupo de colaboradores midieron las características topográficas del queratocono en una población cubana (Rev Cubana Oftalmol 2003; 16 (2). Se determinó que es de gran importancia una buena imagen topográfica de la córnea central, amplia y libre de zonas oscuras, a la hora de hacer la topografía corneal.

x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Otras especialidades