Promocione sus productos o servicios con nosotros
Agosto de 2016 Página 1 de 2

Aplicaciones de la nueva técnica de ecocardiografía con transductor transesofágico (TTE) en 3D

Ing. Javier Camacho

Con la Eco 3D se obtienen visualizaciones únicas y una mejor comprensión de la relación entre las estructuras cardiacas, así como medidas exactas de válvulas.

La ecocardiografía ha evolucionado aceleradamente durante las últimas décadas, de la imagen unidimensional basada en una sola sonda con transductor en modo M de cristal único, a imágenes bidimensionales con transductores en fase (conocido en inglés como Phased-Array). Las primeras imágenes tridimensionales del corazón (Eco 3D) las obtuvo Dekkel en 1974 [1], desde entonces, con el desarrollo de transductores matriciales (Matrix Array), constituidos con más de 3 mil cristales, y la incorporación de nuevos procesadores en los ecocardiógrafos, se abrió paso a la obtención de imágenes en tiempo real, dejando atrás las reconstrucciones off-line, llevando a que en la actualidad la Eco 3D no se limite a la investigación sino que pueda formar parte de la práctica clínica diaria [2] [3].

La ecocardiografía transesofágica (ETE) es una técnica que proporciona a los médicos una calidad de imagen superior y alta resolución del corazón. Su característica principal radica en proximidad entre el transductor y las estructuras cardiacas posteriores, ofreciendo como ventajas significativas la ausencia de interferencias normalmente ocasionadas por el tejido del pulmón y los huesos de las costillas. Ahora con la Eco 3D, el médico obtiene visualizaciones únicas y una mejor comprensión de la relación entre las estructuras cardiacas, así como las medidas exactas de válvulas y las funciones ventriculares. A continuación se listan las nuevas técnicas de ecocardiografía con transductor transesofágico en 3D (TTE 3D):

  1. Evaluación clínica de las válvulas protésicas. Estudios han demostrado que el diagnóstico por imagen en 3D en tiempo real, ofrece excelente imagen y facilita la evaluación prequirúrgica más precisa de las válvulas protésicas [4]. Por lo tanto, permite visualizaciones clínicas de componentes tales como las valvas, anillos y ejes, así como del lado ventricular de las válvula prótesicas [5], el apéndice atrial izquierdo, el tabique interauticular y el endocardio del ventrículo izquierdo [3], siendo esto útil para la evaluación y el diagnóstico exacto de enfermedades relacionadas con las válvulas mitrales y aórticas [2] [5]. Para este tipo de evaluaciones, la ETE 3D ha demostrado una correlación muy precisa con la tomografía axial computarizada (TAC) cardiaca, considerada por muchos autores como la técnica de referencia para efectuar esta medida [6] .

  2. Apoyo durante el implante percutáneo de válvula aórtica. Las exploraciones de imagen multimodalidad desempeñan un papel importante en la planificación previa a un implante percutáneo de válvula aórtica. Con frecuencia se evalúa mediante la combinación de TAC y ETE. Se han reportado casos de éxito en los que los estudios de ETE 3D han permitido realizar mediciones exactas del anillo de la válvula aórtica en la planificación de este tipo de implantes y las comparaciones con imágenes de TAC cardiaco han generado como resultado mediciones similares [7]. Durante las complicaciones quirúrgicas, la ETE 3D es la mejor opción debido a la portabilidad, el bajo costo y la ausencia de emisión de radiaciones ionizantes [6].

  3. Diagnóstico de endocarditis infecciosa. Los signos ecocardiográficos son uno de los factores incluidos para el diagnóstico de la endocarditis infecciosa y se ha demostrado que la ETE 3D proporciona información clave para su evaluación. Debido a la adquisición de series de datos de todo el volumen y ángulo abierto, y con la posibilidad de manipular y optimizar las imágenes, el especialista puede observar claramente estructuras anatómicas profundas lo que le permite identificar la dehiscencia valvular discreta y los chorros de regurgitación asociados.

  4. Diagnóstico de la regurgitación paravalvular. La regurgitación paravalvular es una complicación grave asociada a la cirugía de reemplazo de válvula mitral con una mortalidad del 6% al 22% en pacientes de alto riesgo [8]. La incidencia de una regurgitación paravalvular significativa es una causante de insuficiencia cardiaca y anemia hemolítica [9]. La ETE 3D desempeña un papel importante en la evaluación de la regurgitación paravalvular (tamaño y ubicación), la guía en las intervenciones destinadas a tratar una regurgitación paravalvular significativa y la evaluación tras la intervención [2] [5] [8]. Asimismo, permite evaluar la presencia de una regurgitación residual después de que se haya realizado la desconexión del bypass cardiopulmonar y antes de cerrar el tórax, con lo que puede evitarse la necesidad de una reintervención [5].

Palabras relacionadas:
Imágenes diagnósticas, ecocardiografía, nuevas técnicas para imágenes diagnósticas, tecnología para imágenes diagnósticas en Colombia, imágenes en cardiología

Acerca del autor

Ing. Javier Camacho

Ing. Javier Camacho

Ingeniero biomédico y Magíster en Gestión de Innovación Tecnológica.
x
Piedad
18 de agosto de 2016 a las 11:05

Excelente artículo, muy instructivo y de fácil comprensión para los pacientes. Felicitaciones para el Ingeniero Javier Enrique Camacho por su completo trabajo investigativo

Notas complementarias

Sección patrocinada por

Otras noticias de Imágenes diagnósticas y Medicina nuclear