Promocione sus productos o servicios con nosotros
Diciembre de 2011 Página 1 de 2

Aire acondicionado en instalaciones sanitarias busca ser reglamentado

Acaire avanza en el proyecto de normativas sobre diseño, operación y mantenimiento de los sistemas de aire acondicionado en entidades de salud en Colombia.

La calidad del aire en los hospitales es un asunto que cobra importancia cuando se trata del bienestar de los pacientes y profesionales que allí laboran, y la recuperación satisfactoria del paciente. Por eso, entidades del sector en Colombia trabajan desde ya en la creación de una normativa que estandarice los tipos de sistemas adecuados de aire acondicionado en entidades de salud, la cual incluya conceptos básicos para el diseño, construcción, remodelación, habilitación, operación y mantenimiento del sistema en los espacios críticos en estos lugares.

Los equipos que se instalan, por ejemplo, en los hospitales, por lo común son de marcas comerciales cuyas prestaciones van dirigidas exclusivamente al control de temperatura de forma general, pero no se adaptan a las condiciones de habitabilidad para cada tipo de ambiente, sostiene el ingeniero Gabriel Jiménez, miembro de la Asociación Colombiana del Acondicionamiento del Aire y de la Refrigeración (Acaire), agremiación que pretende formalizar la colocación de estas tecnologías en los centros de salud.

El aire acondicionado de un hospital, además de controlar la temperatura, debe caracterizarse, principalmente, por contar con niveles de filtración adecuados y direcciones correctas de flujo entre las áreas; es decir, que el aire de zonas que requieren un nivel de higiene alto fluya a las normales, y que el de las infectadas no se traslade a las limpias.

La reglamentación propuesta por el grupo de expertos en climatización en instituciones de salud de Acaire está basada en la normativa americana, principalmente de ASHRAE (American Society of Heating Refrigeration and Air Conditioning Engineers), que a su vez ha trabajado en conjunto con el AIA (American Institute of Architects) y la ASHE (American Society of Health Care Engineers), y propende por la instalación de sistemas óptimos de aire acondicionado para las áreas que requieren un nivel de higiene normal, como los departamentos de endoscopia, radiodiagnóstico y las salas de examen, y alto, como los quirófanos, las unidades de cuidado intensivo, de emergencia, cuartos de aislados y de protegidos, y más cuando estos dos últimos con frecuencia son usados de manera indiscriminada para ambos usos, aunque su función es totalmente opuesta.

El comité está conformado por cinco consultores de aire acondicionado en hospitales: Luis Tovar, diseñador del nuevo Hospital San Vicente de Paúl; Andrés Velásquez, especialista del sector; Diego Castro, ingeniero independiente, y Gabriel Jiménez, experto certificado. Su idea es crear un primer borrador para presentarlo al Ministerio de la Protección Social, y luego socializarlo con los actores del gremio, entre otros consultores, proveedores y contratistas.

Al respecto, el ingeniero Jiménez, consultor certificado en diseño de aire acondicionado para entidades de salud por la ASHRAE, respondió a algunas preguntas de El Hospital sobre el tema.

¿Por qué el aire acondicionado del área hospitalaria requiere de una atención especial?
El diseño de aire acondicionado para hospitales, a diferencia de aplicaciones comerciales, que buscan regular el aire a frío o caliente, debe contribuir a la efectiva y rápida curación del paciente. Si, por ejemplo, los flujos de aire van en sentidos contrarios, de áreas de baja higiene a más altas, los pacientes empeoran, en vez de mejorar.

Es la primera persona certificada en el tema en América Latina. ¿Cuál fue su experiencia en el proceso?
ASHRAE brinda una literatura específica y muy completa sobre el tema, la cual debe ser estudiada con mucho cuidado por el aspirante, y luego presentar unos exámenes para lograr la certificación. Esta es una entidad con más de cien años de creada y reconocimiento mundial, que mantiene contacto con asociaciones de Europa y Asia, lo cual es muy buen referente.

Entonces, ¿al parecer no hay ningún tipo de regulación en Colombia?
Existen algunos decretos, pero los que regulan aspectos del manejo del aire hospitalario aún son muy escuetos, dejan espacio a soluciones de todo tipo, y en estos temas hay que ser muy concretos.

¿Cómo están elaborando el proyecto?
Hemos identificado los principales temas que debe contemplar la norma, para darlos a conocer a los miembros de la asociación, contratistas y fabricantes, y pretendemos que sea un ejercicio de participación del gremio, que tomará al menos seis meses para terminarlo.

x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Administración y TIC en salud

Documentos relacionados