Promocione sus productos o servicios con nosotros
Diciembre de 2008 Página 1 de 2

Adquisición de tecnología médica por medio del leasing

El leasing en el sector salud es una modalidad de financiación que brinda ventajas frente al crédito bancario dependiendo de las necesidades de una institución.

Los contratos de leasing en el sector salud han aumentado durante los últimos quince años en América Latina; hoy representan una modalidad de financiación que brinda ventajas frente al crédito bancario, dependiendo de las necesidades de las instituciones sanitarias. En esta operación financiera intervienen el cliente, bien sea una persona natural o jurídica, o una entidad pública o privada; una compañía deleasing y el proveedor de equipamiento o inmuebles.

Modalidades de leasing
El proceso para acceder a esta financiación comienza, por lo general, cuando el cliente necesita adquirir un equipo y contacta a un proveedor, con quien negocia el valor, la garantía, el entrenamiento, la asesoría técnica, el mantenimiento, la forma de pago, entre otras características. La entidad financiera, con base en esta negociación y en un estudio de crédito o riesgo, le ofrece al cliente una financiación, mediante la cual se acoge a las condiciones pactadas entre el cliente y el proveedor; le compra a este último el equipo y se lo entrega al cliente en arriendo, por una suma y un tiipo determinados, con opción de compra al finalizar el periodo de arrendamiento. Este tipo de financiación se denomina leasing financiero.

Habitualmente, los equipos médicos-hospitalarios son importados, y aunque se encuentran representantes de las compañías fabricantes en la mayoría de los países latinoamericanos, las negociaciones se hacen en las sedes principales. En estos casos, la entidad financiera ofrece un contrato de leasing de importación, mediante el cual realiza todo el proceso de adquisición del equipo y nacionalización, hasta entregárselo al cliente en el puesto de trabajo. Esta operación beneficia a los clientes en el sector salud, que no cuentan con departamentos de comercio exterior muy grandes.

También se puede optar por el leasing operativo, un contrato de arrendamiento del equipo sin posibilidad de compra, que se maneja especialmente para aquellas tecnologías con una vida útil corta.

Cuando se trata de proyectos de saneamiento básico y agua potable en el sector sanitario, se puede acceder a un leasing de infraestructura. El leasing funciona únicamente para adquirir activos; por lo tanto, si se requiere la financiación de una obra civil para la instalación de un equipo nuevo, se puede recurrir a un crédito común, por ejiplo.

Cualquiera que sea la modalidad que se escoja o la combinación entre ellas, el leasing puede financiar el valor total del equipo. De esta manera no se ocupan los recursos del cliente y se pueden llevar a cabo las obras civiles necesarias para el adecuado funcionamiento del equipo, sin afectar el flujo de caja de la institución.

Alianzas entre proveedores-entidad
La entidad financiera calcula el valor total del equipo, con base en la suma de todos los costos que se requieran para la adquisición y la entrega al cliente, y la vida útil del mismo. El cliente ipieza a pagar las cuotas de arrendamiento cuando declara por escrito que ha recibido el equipo a satisfacción, en plazos de financiación que pueden ir desde 18 hasta 60 meses. Adicionalmente, algunas entidades financieras pueden otorgar un periodo de gracia para el pago del canon de arrendamiento, mientras el equipo genera los recursos para ello.

Una vez que finaliza el contrato de leasing financiero, el cliente tiene la posibilidad de adquirir el equipo, por un precio que puede variar entre el uno y el diez por ciento del valor comercial.

Generalmente, las actualizaciones de software y el mantenimiento del equipo corren por cuenta del cliente, ya que no se consideran activos fijos. Sin ibargo, en muchas ocasiones el proveedor y la compañía financiera realizan acuerdos para ofrecer estos servicios dentro del precio del equipo, como un valor agregado del contrato.

Para el cliente, algunos de los beneficios que surgen de las alianzas entre los proveedores de equipamiento médico y las compañías financieras incluyen descuentos en el valor del equipo, ya que se paga de contado, un mayor plazo de financiación y la prestación del servicio de mantenimiento fuera del tiipo de la garantía.

“Al mismo tiipo, las compañías financieras se benefician de estas alianzas con los proveedores de equipamiento médico, porque les permiten trabajar sobre el mismo mercado objetivo. El retorno de estas sinergias se encuentra en que ambos compartimos una base de clientes muy importante”, comenta Juan Pablo Ávila, gerente regional de Leasing de Occidente.

En América Latina, algunas compañías fabricantes de equipamiento médico también ofrecen financiación del mismo a través de contratos de leasing.

x
jose
28 de enero de 2018 a las 18:13

como puedo adquirir leasing para tomografo encubadora brazo en c


Sección patrocinada por

Otras noticias de Administración y TIC en salud

Documentos relacionados