Promocione sus productos o servicios con nosotros
Enero de 2020

Adjudicación de contrato enfrenta a gerente hospitalario con gobernación del Atlántico

El polémico documento entrega a un consorcio privado la administración del Hospital Universitario Cari de Alta Complejidad de Barranquilla durante 15 años.

Un contrato adjudicado de manera directa el 27 de diciembre del 2019 tiene enfrentados a Dr. Ulahy Beltrán, gerente del Hospital Universitario Cari de Alta Complejidad de Barranquilla, con la gobernación del Atlántico. El documento le entrega a un privado la administración durante 15 años del centro hospitalario, por una cuantía de $12.076 millones por año.

El documento que fue suscrito por el gerente y el consorcio Gestor Hospitalario del Caribe, de forma directa y sin consultar con la junta directiva del hospital, dictamina que en dos años el nuevo operador debe tener en funcionamiento todos los servicios del centro asistencial, otrora uno de los mejores centros asistenciales de la ciudad y hoy en día sumido en una grave situación financiera.

El Cari adeuda a algunos trabajadores entre 11 y 36 salarios. Al no tener mantenimiento de muchos de sus equipos, ni operarios con capacidad de utilizarlos, la institución funciona a una capacidad reducida. Según el contrato, el nuevo consorcio deberá realizar inversiones en la infraestructura física, dotación tecnológica, biomédica e industrial, que garantice la apertura progresiva de servicios de alta complejidad y la reapertura de otros, asegurando la sostenibilidad financiera a partir de los ingresos por venta de servicios de salud.

La historia comenzó en enero del 2019, cuando Beltrán fue posesionado como director del hospital por el entonces gobernador Eduardo Verano. Al médico, especialista en gerencia de servicios de salud y seguridad social latinoamericana, además de asesor de la Contraloría General, y consejero nacional, departamental y distrital de seguridad social en salud, le dieron un plazo de un año y nueve meses para sacar a flote el Cari, que estaba al borde del cierre.

El hospital venía de tres años de administración de Rocío Gamarra, quien denunció persecución y falta de apoyo de la junta directiva para sacar adelante un plan de recuperación. En ese entonces la institución adeudaba 80 mil millones de pesos y tenía una cartera de 60 mil millones.

Sin embargo Beltrán insistió en la necesidad de entregar el funcionamiento a un privado, por lo que fue ampliamente criticado en la costa Caribe. El año pasado, y sin que los entes departamentales tuvieran conocimiento del hecho (según han informado los mismos), el médico decidió suscribir un contrato con un consorcio por el cual ahora la gobernación pide que se lo investigue y suspenda.

Beltrán sostiene que esa es la única solución para que el Hospital Universitario Cari, vuelva a ser una de las mejores instituciones especializadas del Caribe. “Por eso he tomado la decisión, soy consecuente con la acción desarrollada porque estoy convencido que es la solución. Para mí no existen dudas que esta es la posibilidad que tiene el Cari de recuperar su espacio en la prestación de servicios de alta complejidad, de recuperar su dignidad financiera pagándose los pasivos que en este momento adeuda y que no tiene cómo pagarlos y honrando las acreencias a quienes se les debe”, dijo el funcionario al periódico El Heraldo.

Por su parte, desde que supo la existencia del contrato a inicios de este año, el exgobernador Verano aseguró que desconocía que se había definido un operador privado. Mientras que la recién posesionada gobernadora del Atlántico, Elsa Noguera, dijo a inicios del año 2020 que no descartaba liquidar el hospital debido a su mala situación financiera.

Por el momento la junta directiva del hospital ha limitado las facultades de Beltrán, impidiéndole contratar y obligándolo a solicitar permiso a la Secretaria de Salud del Atlántico, Alma Solano, para hacer cualquier movimiento administrativo. Además, Solano ha asegurado que están estudiando todas las opciones jurídicas que existen para dar por terminado el contrato y que el Cari continúe siendo administrado con fondos públicos.

Además la recién posicionada gobernadora Noguera, pidió que Beltrán fuese suspendido e investigado por la Contraloría y la Procuraduría. La mandataria sostuvo una reunión el 24 de enero con el procurador delegado para la Salud, la Protección Social y el Trabajo Decente, Gelman Rodríguez y aseguró que las deudas que acumula en Cari ya ascienden a 100 mil millones de pesos.

“Hay atrasos en el pago de nómina, contratistas y proveedores, pero además, la prestación del servicio del centro asistencial no es oportuna, ni de calidad”, dijo Noguera y añadió que la dirección de Ulahy Beltrán como gerente del Cari “no nos da tranquilidad, ni confianza”.

Por ahora la gobernación estudia la posibilidad de liquidar el contrato, que si no se realiza bajo las causales correctas (caducidad o terminación unilateral) y según lo dispuesto en el mismo, podría causar que el contratista reclame (con derecho) una indemnización que podría ser igual a las utilidades esperadas o el valor total del contrato por $180 mil millones. Mientras tanto Beltrán estará al mando del Cari hasta marzo que es cuando termina su periodo administrativo.


Palabras relacionadas:
Situación del Cari de Barranquilla, cari barranquilla, hospital universitario (cari) ese barranquilla, atlántico, últimas noticias del hospital universitario ese cari, proceso contra gerente del Cari, qué pasa con el Cari, contrato del Cari, operación del Cari, porqué el Cari no está funcionando, situación económica del Cari, deudas del Cari.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Salud pública

Documentos relacionados