Promocione sus productos o servicios con nosotros
Febrero de 2019 Página 3 de 4

Adelantos en colonoscopia virtual y tratamiento del cáncer colorrectal

José A. Briceño Polacre, MD, MgSc, PhD, FSCCT

Conozca algunos logros en tomografía, nuevas tecnologías y utilidad del CAD en la colonoscopia por tomografía computarizada.

Dos grandes ensayos de> 600 pacientes han demostrado que una preparación catártica intensiva podría ser insuficiente para obtener buenos resultados de la detección de pólipos. Los ensayos de Cotton y Rockey obtuvieron resultados muy decepcionantes con una sensibilidad <60% para los adenomas ≥ 6 mm. De los muchos defectos que estos dos ensayos se han infligido, la falta de marcado fecal se consideró una deficiencia importante. Además, hasta la fecha, el estudio del Departamento de Defensa de EE. UU., obtuvo los mejores resultados de detección de pólipos en una gran población asintomática de 1.233 pacientes con riesgo promedio de cáncer colorrectal utilizando una preparación que combina una dieta baja en residuos y laxantes orales con marcado fecal. Desde la publicación de este estudio histórico, el marcado fecal se aceptó gradualmente como una parte indispensable de la preparación colónica para la CTC. Esta propensión al marcado fecal se confirmó en la declaración de consenso ESGAR-CTC publicada en 2007 y en el ensayo ACRIN 6664, el etiquetado fecal fue parte de la preparación.

Nuevas tecnologías

La CTC es un examen de diagnóstico del colon que se basa en una adquisición volumétrica de todo el abdomen y la pelvis dentro de una única retención (Ving et al., 1994). El uso de un escáner de fila multidetector (MDCT) es obligatorio, con cuatro filas para ser considerado como el requisito mínimo; la adquisición de datos con equipos de TC de espiral de una sola fila ya no se recomienda.

Los beneficios de la tecnología MDCT son la cobertura de volumen, el tiempo de escaneo y la resolución espacial longitudinal. La adquisición de un volumen que incluye todo el abdomen y la pelvis se puede obtener en alrededor de 20 s con una TCMD de 16 filas y en menos de 10 s con un escáner de 64 filas. El uso de la colimación submilimétrica (posible con MDCT de 16 filas y superior) permite la adquisición de vóxeles isotrópicos con una mayor calidad de reconstrucciones tridimensionales. Sin embargo, los beneficios en términos de calidad de imagen se contrarrestan con la radiación, que sigue siendo un problema importante, lo que hace necesaria la optimización de los protocolos de estudio dedicados, con respecto a la indicación clínica.

Los protocolos de escaneo están en continua evolución debido a la tecnología en desarrollo (recientemente se han introducido en el mercado 256 y 320 filas de escáneres). Los informes consistentes y de calidad de los resultados de la colonografía por tomografía computarizada (CTC) permiten una mejor evaluación del rendimiento tanto en la investigación como en la práctica clínica. Una descripción detallada de las metodologías y los resultados de la investigación permite la síntesis de datos para crear metanálisis. Los informes clínicos de calidad no solo brindan información útil para los médicos clínicos, sino que también permiten el análisis retrospectivo con fines de auditoría interna y control de calidad.

En un futuro cercano, los programas que realizan CTC pueden estar sujetos a evaluaciones basadas en el desempeño para propósitos de acreditación; informes clínicos estandarizados basados ​​en guías respaldadas por datos y de expertos probablemente facilitarán este proceso. Los médicos y los autores deben dar información sobre las siguientes categorías: cohorte de pacientes e historial relevante, preparación intestinal y realización del examen, interpretación del examen, características de la lesión (tamaño, ubicación, morfología, histología) y rendimiento diagnóstico.

En la actualidad la mayoría de los casos CTC se realizan sin i.v. contraste a una dosis de radiación reducida. Por lo tanto, además de las imágenes intraluminales del colon, se obtiene una TC sin contraste de todo el abdomen y la pelvis, y a menudo la parte inferior del tórax. Esto le permite a CTC obtener imágenes de muchos órganos además del colon durante un estudio de rutina, a diferencia de otros exámenes de detección de colon, como la endoscopia o el enema de bario.

Esta capacidad se puede ver como una espada de doble filo. De hecho, la posibilidad de evaluar las estructuras extracolónicas puede presentar un dilema clínico. Por un lado, el CTC puede demostrar de forma incidental enfermedades malignas asintomáticas u otras afecciones clínicamente importantes, lo que puede que disminuya la morbilidad o la mortalidad. Pero también hay consideraciones técnicas, es importante que el radiólogo interpretador siga siendo consciente de las limitaciones diagnósticas impuestas por la dosis reducida de rayos X y el uso infrecuente de material de contraste intravenoso que son típicos cuando se realiza el cribado de cáncer colorrectal a través de CTC.

Utilidad del CAD en la colonoscopia por TC

Durante la última década, el diagnóstico asistido por computadora (CAD) ha demostrado ser de beneficio clínico en campos como la detección de microcalcificaciones y la clasificación de masas en mamografías. El concepto de CAD no es exclusivo de estas áreas; de hecho, es más importante y beneficioso para exámenes en los que se necesita interpretar rápidamente una gran cantidad de imágenes para encontrar una lesión con baja incidencia, como la detección de pólipos en la CTC y de nódulos pulmonares en la TC de tórax.


Palabras relacionadas:
EH0219ICOLONTC, cifras del carcinoma colorrectal, impacto del cribado carcinoma colorrectal, pruebas para detectar carcinoma colorrectal, pruebas basadas en materia fecal para detección de carcinoma colorrectal, cápsula endoscópica para detectar cáncer colorrectal, tomografía computarizada en la detección del cáncer colorrectal, colonografía por TC, detección del cáncer colorrectal utilizando CTC.

Acerca del autor

 José A. Briceño Polacre, MD, MgSc, PhD, FSCCT

José A. Briceño Polacre, MD, MgSc, PhD, FSCCT

Médico cirujano, Especialista en Radiología y Diagnóstico por Imágenes, y Doctor en Ciencias Médicas, de la Universidad del Zulia, en Venezuela. Miembro de las sociedades RSNA, SILAN, SCCT y del Comité Ejecutivo de Latinsafe. En la actualidad es director del Postgrado de Radiología del Hospital Universitario de Valera, y presidente de la Sociedad Venezolana de Radiología y Diagnóstico por Imágenes (SOVERADI).
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Imágenes diagnósticas y Medicina nuclear

Documentos relacionados