Promocione sus productos o servicios con nosotros
Febrero de 2019 Página 1 de 4

Adelantos en colonoscopia virtual y tratamiento del cáncer colorrectal

José A. Briceño Polacre, MD, MgSc, PhD, FSCCT

Conozca algunos logros en tomografía, nuevas tecnologías y utilidad del CAD en la colonoscopia por tomografía computarizada.

En Europa Occidental y los Estados Unidos, el carcinoma colorrectal (CCR) sigue siendo la segunda causa principal de muerte relacionada con el cáncer. En Bélgica, cada año se diagnostican 7.700 nuevos cánceres colorrectales. En 2008, aproximadamente 432.414 ciudadanos europeos recibieron un nuevo diagnóstico de CCR.

La mayoría de los cánceres se desarrollan a partir de pólipos adenomatosos, precursores benignos con una fase premaligna relativamente larga. Los adenomas pueden variar en tamaño, pero aquellos ≥10 mm y / o con ≥25% de histología vellosa y/o displasia de alto grado tienen la asociación más fuerte con la malignidad y se denominan adenomas avanzados. Se estima que la transición de adenoma a carcinoma lleva al menos 10 años.

Varios estudios han demostrado que la eliminación de adenomas (por ejemplo, a través de un programa de cribado de CCR) da como resultado una menor incidencia de CCR y mortalidad relacionada con CCR posteriormente, por la interrupción de la vía adenoma-carcinoma. Los programas de detección también pueden reducir la mortalidad relacionada con el CCR (pero no tienen efecto sobre la incidencia) mediante la detección de cánceres asintomáticos, que tienden a estar en una etapa más temprana y, por lo tanto, se asocian con un pronóstico y una supervivencia mejorados. El impacto del cribado del CCR se maximiza en los programas basados ​​en la población, que es más eficiente y menos costoso que el cribado oportunista.

Las pruebas de detección de CCR potenciales se pueden dividir generalmente en dos categorías: directa e indirecta. Las pruebas basadas en materia fecal (prueba de sangre oculta en heces de guayaco, gFOBT, inmunoquímica fecal, FIT, de ADN fecal) indirectamente diagnostican cánceres y adenomas grandes al detectar sus subproductos (sangre, ADN) en las heces. Dichos exámenes no son invasivos, y en el caso de FBOT / FIT son simples de realizar y relativamente baratos. Sin embargo, debido a que los cánceres pueden no sangrar o solo sangrar intermitentemente, deben repetirse con frecuencia (por ejemplo, cada dos años). Además, aproximadamente el 50% puede ser falso positivo, lo que lleva a derivaciones innecesarias para una colonoscopia posterior. Quizás lo más importante es que las pruebas indirectas favorecen la detección del cáncer en lugar de los adenomas y, por lo tanto, ofrecen menos oportunidades de influir en la incidencia del cáncer.

Las pruebas directas, como la sigmoidoscopía flexible, la colonoscopia y la colonoscopia virtual o colonoscopia por tomografía (CTC), visualizan directamente la lesión objetivo, ya sean cánceres o adenomas. Tales pruebas pueden tener un impacto tanto en la mortalidad como en la incidencia del cáncer, por lo que deben repetirse solo una vez cada 5-10 años. En comparación con las pruebas indirectas, las directas son más invasivas y más costosas.

50 % de las pruebas de detección de CCR potenciales indirectas pueden ser falsos positivos

Es importante señalar que cualquier programa de detección debe identificar y redirigir a aquellos con síntomas significativos o aquellos con factores de riesgo incrementados hacia investigaciones más apropiadas.

Las pruebas de potencial más recientes incluyen la cápsula endoscópica, marcadores basados ​​en suero que incluyen proteómica sérica, proteínas de matriz nuclear y pruebas de ADN en suero. Ninguno de estos ha sido suficientemente probado en poblaciones representativas.

El cribado es un método de prevención secundaria mediante pruebas para detectar una enfermedad diana en individuos sin síntomas de esa enfermedad para identificar a aquellos con mayor riesgo y / o detectar la enfermedad o su precursor con el propósito de reducir el riesgo de morir a causa de la enfermedad. El objetivo del cribado poblacional es reducir la tasa de mortalidad de la enfermedad en la comunidad. La detección no es necesariamente equivalente al diagnóstico, pero identifica a aquellos con una mayor posibilidad de tener la enfermedad. En la mayoría de las situaciones, se requieren más pruebas de diagnóstico para las personas que dan positivo en el examen. Sin embargo, en el caso del cribado de neoplasia colorrectal (CRN), si el método elegido es la colonoscopia, el diagnóstico (mediante biopsia de cualquier anomalía) puede realizarse al mismo tiempo que el cribado.


Palabras relacionadas:
EH0219ICOLONTC, cifras del carcinoma colorrectal, impacto del cribado carcinoma colorrectal, pruebas para detectar carcinoma colorrectal, pruebas basadas en materia fecal para detección de carcinoma colorrectal, cápsula endoscópica para detectar cáncer colorrectal, tomografía computarizada en la detección del cáncer colorrectal, colonografía por TC, detección del cáncer colorrectal utilizando CTC.

Acerca del autor

 José A. Briceño Polacre, MD, MgSc, PhD, FSCCT

José A. Briceño Polacre, MD, MgSc, PhD, FSCCT

Médico cirujano, Especialista en Radiología y Diagnóstico por Imágenes, y Doctor en Ciencias Médicas, de la Universidad del Zulia, en Venezuela. Miembro de las sociedades RSNA, SILAN, SCCT y del Comité Ejecutivo de Latinsafe. En la actualidad es director del Postgrado de Radiología del Hospital Universitario de Valera, y presidente de la Sociedad Venezolana de Radiología y Diagnóstico por Imágenes (SOVERADI).
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Imágenes diagnósticas y Medicina nuclear

Documentos relacionados