Promocione sus productos o servicios con nosotros
Diciembre de 2006 Página 1 de 2

Actualidad de cuidados críticos en América Latina

Manrique, Marcela

Unión gremial y apoyo de asociaciones de países desarrollados son algunos de los aspectos que caracterizan el panorama de los cuidados críticos en la región.

Los cuidados críticos en los países desarrollados son una especialidad médica fuerte, cuyos servicios se prestan en condiciones muy diferentes a las de los países en vías de desarrollo, aunque los avances científicos han llegado a todos los puntos del planeta. Las diferencias están en aspectos como el número de camas disponibles en las unidades de cuidados críticos, el presupuesto destinado a investigación y el número de publicaciones científicas, entre otros; a pesar de ello, en América Latina vienen dándose pasos que disminuirían la brecha existente entre unas naciones y otras.

Así lo muestra un artículo publicado en la más reciente edición de Critical Care Clinics, escrito por los doctores Celis-Rodríguez y Rubiano, en el cual se presenta un panorama de los cuidados críticos en América Latina, y cuenta cómo esta especialidad médica en la región enfrenta los mismos riesgos y retos que en el resto del mundo, en condiciones que divergen con otras partes del planeta. A continuación relatamos los puntos principales del artículo.

Evolución
En América Latina, las primeras unidades de cuidados críticos aparecieron a finales de los años sesenta y comienzos de los setenta del siglo pasado, aunque en Estados Unidos y Europa existían desde comienzos de los cincuenta. México, Colombia, Venezuela, Brasil, Argentina y Perú fueron los pioneros. Hoy estas unidades se han diseminado por toda la región, y las hay especializadas en pediatría, neonatología y adultos.

Debido al incremento en el número de pacientes y a las crecientes necesidades modernas en trasplantes de órganos, prolongación del tiempo de vida y tratamientos de cáncer, inmunosupresión y traumas, los cuidados críticos en países latinoamericanos se han desarrollado de manera paralela a la ciencia y la tecnología.

Los avances se reflejan en la consolidación del gremio a través de la Federación Panamericana e Ibérica de Sociedades de Medicina Crítica y Terapia Intensiva (FEPIMCTI), entidad que congrega a las asociaciones de varios países y lidera un consenso, para determinar un mínimo de camas que den respuesta a las necesidades de la región. Otros avances son los resultados de esfuerzos en países como Brasil, Bolivia, Venezuela y Chile, y las políticas para tener más capacidad instalada y usar óptimamente los recursos, iniciativas que han recibido el apoyo del gremio de cuidados críticos.

Estos esfuerzos encuentran origen en hechos como que en la región, por cada mil habitantes, el número de camas en las unidades de cuidado crítico es muy bajo, en comparación con países desarrollados, excepto en México y Argentina (ver Tabla 1) .

Recursos
La región se caracteriza porque en muchos países está reglamentado el mínimo de requerimientos para las unidades de cuidado crítico y porque ha habido preocupación al respecto, al punto que las asociaciones participan compilando información y poniéndola a disposición en sitios web. Es el caso de Argentina, México, Brasil y Colombia.

Por su parte, los países del Mercosur (Brasil, Uruguay, Paraguay y Argentina) adelantan una iniciativa que puede trascender a la región: el análisis para desarrollar una política conjunta, que favorezca el intercambio de recursos entre naciones.

Por las condiciones económicas, hay muchas unidades de cuidados críticos mixtas, pero hay que buscar la forma de tener unidades especializadas, donde se optimicen recursos y se obtengan mejores resultados. En la mayoría de países estos servicios se ofrecen en instituciones estatales, aunque en Colombia y Ecuador la labor se ha concentrado en instituciones privadas.

En cuanto a los recursos humanos, la región cuenta con especialistas certificados y médicos especializados, principalmente en cuidado crítico primario. Muchos países tienen programas de residencia en esta especialidad médica. La certificación se estableció primero en México, Venezuela, Uruguay, Brasil y Argentina, y ya se está desarrollando en Costa Rica, Colombia, Perú, Ecuador y Chile.

Calidad
Las asociaciones científicas latinoamericanas tienen la misión de desarrollar programas de gerencia en cuidados críticos, para implementar programas de calidad, ya que el costo del servicio es alto y debe retribuirse con buenos resultados.

x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Anestesia, urgencias y cuidado intensivo

Documentos relacionados