Page 26

EH-75-3-JUN-JUL

EL HOSPITAL ECRI INSTITUTE | SEGURIDAD DEL PACIENTE 26 EL HOSPITAL I JUNIO / JULIO 2019 www.elhospital.com INFECCIONES DE LÍNEAS IV INSERTADAS PERIFÉRICAMENTE Los catéteres intravenosos perifé-ricos (PIV, por su sigla en inglés) son elementos que se utilizan común-mente en la atención de la salud. A menudo, los PIV se insertan en el mo-mento 9 del ingreso como una cuestión rutinaria, en caso de que el paciente necesite terapia IV en un momento posterior. Sin embargo, los PIV pueden exponer a los pacientes a un riesgo significativo de infección, que es sub-reportado, poco reconocido, y a menudo ignorado. “Cada vez que usted rompe la piel, está rompien-do la primera línea de defensa del cuerpo contra la infección” afirma James Davis, del ECRI Institute. “Es posible que los pacientes no necesiten una lí-nea periférica, pero su personal puede instalar una solo porque el paciente es admitido y puede nece-sitarla en algún momento. El personal puede decir, ‘Bueno, solo va a estar ahí durante una o dos horas’, sin darse cuenta de que es un tiempo suficiente para que se desarrolle una infección”. La sepsis puede ser difícil de de-tectar, pero el reconocimiento tem-prano es vital porque la sepsis puede volverse mortal rápidamente. “El tiempo apremia”, dice James Davis, MSN, RN, CCRN-K, HEM, CIC, FAPIC, analista y consultor sénior de prevención de infecciones y seguridad del paciente del ECRI Insti-tute. El desafío es “¿Podemos intervenir más rápi-do para lograr que los pacientes reciban la atención que requieren para prevenir el shock y la muerte?”, agrega Davis. En los últimos años, la sepsis ha ganado atención en el cuidado agudo. Pero a medida que la prestación de atención de la salud cambia, “estamos pasando ese reconocimiento temprano de la sepsis fuera del hospital” en la medida de lo posible, afirma Davis. La detección y el reconocimiento oportunos de la sepsis también son un desafío para otros entornos, incluyendo los servicios para la tercera edad y los consultorios médicos. “Las organizaciones de atención de la salud como las conocíamos, están convirtiéndose ahora en ‘me-gasistemas’ a nivel nacional” afirma Sheila Rossi, MHA, gerente de ECRI Institute PSO. A medida que se produ-ce esta evolución, “¿cómo mantiene usted la seguridad del paciente a la vanguardia?” pre-gunta. “¿Cómo se estructuran internamente las organizaciones para atender las necesidades de seguridad del paciente?” Rossi señala procesos tales como la priori-zación de iniciativas de calidad y el reporte que requieren atención cuidadosa: “Usted les está agregando capas a estos procesos”, y estas capas pueden obstaculizar los esfuerzos de seguridad si no se implementan cuidadosamente. 8 10. RECONOCIMIENTO TEMPRANO DE LA SEPSIS A TRAVÉS DE LA CONTINUIDAD ESTANDARIZACIÓN DE SEGURIDAD A TRAVÉS DE GRANDES SISTEMAS DE SALUD 7 DESARROLLO Y MANTENIMIENTO DE HABILIDADES Se puede ocasionar daño al paciente si el personal no se siente cómodo al utili-zar un equipo médico o realizar un pro-cedimiento, o no está acostumbrado a los procesos de una organización o un área de atención. ECRI Institute ha recibido informes de eventos adversos que ocurrieron porque un profesional de la salud no estaba familiarizado con los equipos, ta-les como bombas de infusión y sistemas de cirugía asistida por robot, o carecía de competencia para los procedimientos y procesos, desde la inserción de un catéter de Foley hasta el manejo de una paciente con hemorragia postparto. Adaptado de: Las 10 Mayores Preocupaciones sobre Seguridad del Paciente para las Organizaciones de Atención Sanitaria, 2019. © ECRI Institute | www.ecri.org. Lea una versión ampliada y opine en: www.elhospital.com Busque por: EH0619ECRITOPSP mas dentro de una unidad de atención y durante las transiciones de atención dentro de una institución y de una institución a otra. Las organizaciones deben contar con suficiente personal bien entrenado. La capacitación abarca la evaluación del paciente y habilidades de comuni-cación. Muchas instituciones de atención sanitaria también incentivan a los proveedores para que de-sarrollen habilidades de creación de equipos multi-disciplinarios para romper los silos que pueden im-pedir una buena comunicación. Adicionalmente, los equipos pueden utilizar oportunidades estructura-das, tales como reuniones cortas sobre seguridad del paciente y rondas al lado de la cama del paciente, para promover el intercambio de información.


EH-75-3-JUN-JUL
To see the actual publication please follow the link above